×
×
Red Internacional

Sesión.El “factor Massa” llegó al Senado: agenda pro empresarial, alerta de gobernadores y la interna de JxC

Tiempo estimado 7:26 min


La sesión de este miércoles de la Cámara que preside Cristina Fernández, tuvo la impronta de la llegada del superministro Sergio Massa al gabinete nacional. La agenda para beneficiar a grandes empresarios se activó y convirtió en ley la prórroga de los beneficios impositivos a la construcción. El “Consenso Fiscal” que llevaron los gobernadores ante el temor de recortes presupuestarios en sus provincias. Las tensiones de Juntos por el Cambio tras las declaraciones de Lilita Carrió.

Jesica Calcagno

@Jesi_mc

Miércoles 10 de agosto | 20:07

Foto: Pepe Mateos l Telam

La sesión especial del Senado comenzó este miércoles a las 14 hs, presidida por Cristina Fernández. La vicepresidenta estuvo presente en la apertura, pero se ausentó durante el debate y las votaciones.

En un temario amplio, las leyes que se llevaron la mayor atención fueron dos: los beneficios al negocio de la construcción y el Consenso Fiscal. Dos caras del impacto del desembarco de Sergio Massa como superministro. De un lado, la agenda que Sergio Massa pidió públicamente al Congreso que se apruebe. El denominador común de esas iniciativas es claro: darle beneficios impositivos a grandes empresarios. Desde reducirles impuestos en iva, ganancias, bienes personales, hasta directamente eximirlos. Del otro, la preocupación de los gobernadores de que Massa les recorte las transferencias nacionales a sus provincias. Con el “Consenso Fiscal”, que se aprobó este miércoles (con 45 afirmativos, 17 negativos y 1 abstención), quedan habilitados a subir impuestos (como Ingresos Brutos, Sellos y otros), y así poder compensar pérdidas de recursos aumentando impuestos locales.

La sesión también expresó las tensiones en Juntos por el Cambio, tras las declaraciones de Elisa Carrió señalando los acuerdos de dirigentes del PRO con Sergio Massa. La acusación de la referente de la Coalición Cívica recibió un catarata de respuestas de dirigentes del espacio opositor, pero en el Senado el hecho novedoso fue que el PRO cambió su voto en uno de los temas de la sesión. Justamente en el proyecto de beneficios a la construcción, elaborado en común por el propio Cristian Ritondo del PRO - Juntos por el Cambio, con Sergio Massa. En Diputados, el PRO había votado a favor de esta ley, la Coalición Cívica en contra, y los radicales abstención. Lo nuevo en el Senado, fue que definieron un rechazo conjunto de Juntos por el Cambio, incluido el PRO, aunque habilitando el quórum y facilitando la aprobación con algunos senadores ausentes al momento de su votación. La ley salió a favor, con un resultado ajustado: 35 afirmativos y 26 en contra. A favor contaron no sólo las y los senadores del Frente de Todos: se les sumaron los de Alejandra Vigo (Córdoba Federal, de Schiaretti), Magdalena Solari Quintana (Misiones), Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Clara Vega (Hay Futuro Argentina).

Agenda pro empresarial

La prórroga de los beneficios a la construcción se convirtió en ley este miércoles con su aprobación en Senado. La particularidad de esta iniciativa es que ofrece a los empresarios un blanqueo de capitales. A quienes tenían dólares en el exterior se les permite declararlos con el “incentivo” de pagar menos impuestos si están destinados a la construcción. Además extiende el plazo para ingresar al blanqueo, y se les otorga exención del impuesto a los Bienes Personales, y otras reducciones en IVA y Ganancias.

Cuando fue tratado en la Cámara de Diputados, en mayo de este año, el Frente de Izquierda votó en contra. “Rechazamos esta ley de blanqueo que premia a los evasores y fugadores" dijo Nicolás del Caño y explicó que beneficia a las constructoras mientras no hay respuesta para inquilinos e inquilinas, hipotecados UVA, y a las familias sin techo como en Guernica las reprimen.

La iniciativa no busca darle ninguna respuesta a los graves problemas habitacionales, sino que tiene que ver con la urgencia del gobierno del Frente de Todos de hacerse de dólares, cediendo a los poderes económicos más concentrados.

Otra de las iniciativas que está avanzando en la cámara que preside Cristina Fernández, es la ley que otorga beneficios impositivos a las automotrices y cuenta con media sanción de Diputados. Otro tratamiento express que se firmó en comisiones del Senado este martes y se espera que llegue al recinto próximamente. Es una ley que le regala retenciones o% (derechos de exportación) hasta 2031 a multinacionales como Toyota, Ford, Fiat, entre otros beneficios impositivos. Impulsada por el Frente de Todos, también la apoyaron en Diputados desde Juntos por el Cambio, Interbloque Federal y Provincias Unidas.

Te puede interesar: Alerta fake news: ¿quién vota con la derecha?

Consenso Fiscal

Firmado por 21 de los 24 gobernadores el 27 de diciembre del 2021, el Consenso Fiscal llegó finalmente al Senado luego de cajonearse por varios meses. Se activó de manera express comisiones de la Cámara Alta, justo el mismo día y casi a la misma hora en que asumía Sergio Massa como superministro el miércoles pasado.

El Consenso Fiscal tuvo la firma de los gobernadores radicales de Jujuy (Morales), Mendoza (Suárez) y Corrientes (Valdés) en diciembre pasado. Las únicas 3 provincias que no adhirieron en su momento fueron: CABA (Rordríguez Larreta), San Luis (Rodríguez Saá) y La Pampa (Ziliotto). En el caso del jefe de gobierno porteño, continúa una disputa judicial con Nación por la coparticipación. Los senadores de San Luis, aunque no adhirieron con la firma al Consenso Fiscal, sí votaron a favor en el Senado.

La llegada de este debate a la sesión es una muestra de que los gobernadores están alerta con la llegada de Sergio Massa y le desconfían: temen a los tijeretazos en los recursos que reciben las provincias de Nación por el ajuste fiscal anunciado para cumplir con el FMI.

Con la norma votada, los gobernadores podrán compensar los recortes de nación, con aumentos de impuestos en las provincias.

En este punto, se expresaron otra vez las divisiones en Juntos por el Cambio con tres posiciones: hubo votos a favor (expresada por el radical norteño Naidenoff), en contra (el PRO y el porteño Martín Lousteau de Evolución Radical) y una abstención (del radical mendocino Cornejo). A diferencia del debate sobre los beneficios a la construcción donde se impuso la disciplina del rechazo en el interbloque opositor, en este punto hubo libertad en la votación.

Lo que sí fue transversal en Juntos por el Cambio fue un discurso contra las cargas impositivas que existen en la Argentina. Pero la queja no apunta a los impuestos regresivos como el IVA que pagan por igual las familias que no llegan a fin de mes y los dueños de grandes tierras y fortunas. Solo apuntan contra los impuestos que están dirigidos a los poderes económicos: el campo, la gran industria, bancos, laboratorios, la minería por mencionar algunos. Para ello sí promueven todo tipo de baja de impuestos. Incluso, donde gobiernan, impulsan un modelo de negocios como en la Ciudad de Buenos Aires: peajes, estacionamiento, acarreo de vehículos, y hasta el servicio de EcoBicis vienen subiendo sus tarifas al servicio de concesiones privadas.

El Consenso Fiscal todavía deberá pasar por la votación en Diputados, y luego validado en las legislaturas provinciales.





Temas relacionados

Juntos por el Cambio   /    Ajuste fiscal   /    Construcción   /    Senado   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias