×
×
Red Internacional

Crisis social.Ecuador: Guillermo Lasso anuncia recorte de combustible de 10 centavos y continúan las protestas

Tiempo estimado 6:50 min


Al mismo tiempo anunció el levantamiento del estado de excepción, llamando al diálogo pero continuando la represión a quienes luchen. Para los indígenas, estudiantes y agricultores que han denunciado el aumento del costo de vida, el recorte no está a la altura de sus demandas.

Lunes 27 de junio | 10:43

Créditos: Rodrigo Buendia (AFP). Fuente: elpais.com

El presidente de Ecuador anunció un recorte en los precios de la gasolina en medio de dos semanas de protestas contra el gobierno contra el aumento del costo de vida en el país.

La reducción anunciada el domingo reduce el precio de la gasolina en 10 centavos por galón, por debajo de la demanda de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) de reducir el precio en dóalres de $2,55 a $2,10 el galón y el diésel de $1,90 a $1,50.

La CONAIE había convocado las manifestaciones, que comenzaron el 13 de junio. Hasta la fecha, al menos seis personas han resultado muertas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y decenas más han sido detenidas.

El presidente Guillermo Lasso lo anunció un día después de levantar el estado de emergencia que se había impuesto en seis provincias. Los funcionarios del gobierno también comenzaron recientemente conversaciones con los líderes de las protestas.

“Los ecuatorianos que busquen el diálogo encontrarán un gobierno con la mano tendida, los que busquen el caos, la violencia y el terrorismo enfrentarán toda la fuerza de la ley”, dijo Lasso en el discurso televisado, diciendo que el país debe volver a la normalidad. Una estrategia discursiva de “zanahoria y garrote” típica para dividir a las movilizaciones entre la vanguardia combativa que intenta profundizar las protestas y quienes buscan al menos una mejora mínima tras un ataque a las condiciones de vida.

La Conaie, la dirección indígena, sacó un comunicado diciendo que si bien pelean por los 10 puntos originales de su programa inicial, ya consiguieron algún tipo de acuerdo en 5 de ellos. Que si bien los 10 centavos son insuficientes, demuestra que la movilización sirvió. Llamarán a "consultar a las bases" para ver qué responderle al Gobierno, pero considerando el accionar histórico de la dirección de la Confederación es probable que se esté preparando una nueva ronda de negociaciones. Mientras tanto también llaman a mantener acciones solidarias y “en paz” acorde al pedido de Lasso.

Los líderes indígenas también han exigido controles de precios en los productos agrícolas y un mayor presupuesto para la educación.

Durante dos semanas las protestas han paralizado el transporte en Ecuador, con bloqueos de carreteras establecidos en 19 de las 24 provincias del país rico en petróleo.

Más temprano el domingo, el Ministerio de Energía del país advirtió que la producción de petróleo había alcanzado un nivel "crítico" y podría detenerse por completo dentro de las 48 horas si continuaban las protestas y los bloqueos de rutas.

“Hoy, las cifras muestran una disminución de más del 50 por ciento” en la producción, que era de aproximadamente 520.000 barriles por día antes de las protestas dijo el Ministerio de Energía enun comunicado. Lo que demuestra que la movilización ha dado golpes a un sector estratégico de la economía y que puede profundizarse con fuerza.

El sábado, la Asamblea Nacional (parlamento) inició el debate para destituir a Guillermo Lasso a pedido de Unes, el partido liderado por el expresidente Rafael Correa (2007-2017). El domingo el parlamento suspendió por siete horas de debate sobre si acusar a Lasso, y los procedimientos se reanudarían el martes. Al menos 20 miembros del parlamento aún deben hablar. El juicio político al presidente requeriría 92 de los 137 votos posibles en la Asamblea Nacional, donde la oposición tiene una mayoría fragmentada, y ya se anuncia que será muy difícil conseguir esa cantidad. Los diputados tendrán un máximo de 72 horas para votar después del final del debate.

Te puede interesar Lasso vuelve a reprimir las protestas que crecen en Ecuador

Los indígenas representan alrededor de un millón de los 17,7 millones de habitantes de Ecuador y se ven afectados de manera desproporcionada por el aumento de la inflación, el desempleo y la pobreza que se han visto exacerbados por la pandemia del coronavirus.

Por eso, el pliego de diez demandas no solo incluye la exigencia de la baja del precio de los combustibles, moratoria para las deudas de los pequeños agricultores y la garantía de precios mínimos para sus productos. La Conaie también tuvo que recoger demandas sentidas por la sociedad que incluyen poner fin a la flexibilización laboral y garantizar mayor presupuesto para la educación y la salud, que se encuentran en una crisis grave.

El Gobierno de Lasso, que sigue los dictados de un acuerdo con el FMI, no está dispuesto a ceder sobre estas últimas demandas que considera estructurales, y como está demostrando el comunicado de hoy, está dispuesto a negociar algunas de las tres primeras demandas hechas por la Conaie.

En 2019, la rebelión que comenzó por el pedido de las organizaciones indígenas contra la eliminación del subsidio a los combustibles que había decretado Lénin Moreno, se extendió en los principales centros urbanos y las distintas regiones, a la que se plegaron miles de jóvenes de las barriadas populares de Quito que levantando barricadas y enfrentando a la Policía pusieron en jaque a su Gobierno. En ese momento la OEA y la cúpula eclesiastica jugaron el mismo rol que ahora, criminalizando a los manifestantes y exigiendo un diálogo, que si bien terminó con la derogación del decreto que ponía fin a los subsidios al combustible, le dió la espalda al resto de las demandas que se habían sumado durante la rebelión. En ese momento las direcciones indígenas cerraron el acuerdo con Moreno, que estaba en la cuerda floja, dando fin a las movilizaciones y dejando sin respuesta el resto de las demandas.

Las actuales movilizaciones muestran que la crisis sigue en pie y que las reivindicaciones profundas de sectores enteros de la sociedad están más vigentes que nunca. Según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos se han registrado, hasta la tarde de este viernes, 64 vulneraciones a los derechos humanos, cinco fallecidos, 166 personas heridas, 108 detenciones y cinco desaparecidos. El Gobierno de Lasso, al igual que en su momento el de Moreno, intentará llegar a un acuerdo parcial dejando la mayoría de las demandas irresueltas. La movilización popular, a la que se deberían plegar con un paro por tiempo indeterminado también las organizaciones de los trabajadores y trabajadoras, es clave para evitar que sus reivindicaciones vuelvan a ser frustradas.





Temas relacionados

Guillermo Lasso   /    CONAIE   /    Ecuador   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias