×
×
Red Internacional

Telma Gareca era tarijeña y trabajaba como mesera en El Alto para poder mantener a sus 4 hijxs. La abusaron y mataron saliendo de su trabajo el pasado fin de semana. La violencia machista y la precaridad económica se llevan la vida de una mujer más este año. El feminicidio de Telma no puede quedar en la impunidad. Por ello este viernes 19 de noviembre nos sumamos a la convocatoria a la marcha que se realizará en la ciudad de Tarija a las 9:00 a.m. para acompañar a la familia de Telma en su búsqueda de justicia. #JusticiaParaTelma #BastaDeFeminicidios

Dalila FabregerMilitante de Pan y Rosas

Jueves 18 de noviembre de 2021 | 20:38 | Edición del día

Telma Gareca tenía 33 años. Oriunda de Tarija, emigró a El Alto en busca de nuevas oportunidades laborales para poder mantener a sus 4 hijxs en Tarija. Trabajaba como mesera en un restaurante y tenía el plan de irse a Chile a trabajar en algo que le permitiera generar más ingresos. Salió a las 9 de la noche del sábado de su trabajo rumbo a su domicilio, pero en el camino fue interceptada, abusada y asesinada. Su cuerpo fue encontrado la madrugada del domingo por vecinos del barrio San Martín en El Alto.

Con Telma ya sumamos 98 casos de feminicidio este año. Telma fue una víctima más de la violencia machista en su más cruda expresión, pero también fue víctima de la precariedad laboral y económica a la que miles de mujeres se enfrentan al no tener más alternativas para generar ingresos. Las mujeres deben llevar la parte más dura de las cargas familiares cuando sus parejas desaparecen o no cumplen con sus obligaciones financieras, empujadas a dejar a sus hijos al cuidado de terceros, muchas veces sus propios padres, para irse lejos a buscar algo que les permita suplir las necesidades familiares. Muchas veces se encuentran solas, desprotegidas y desarraigadas en grandes urbes donde caen en empleos precarios, mal pagados e inseguros. Este fue el caso de Telma y de muchas más como ella.

¿Hasta cuándo las mujeres tendremos que seguir arriesgando nuestras vidas por pretender una vida digna para nosotras y nuestrxs hijxs?

Hoy nos sumamos a la familia de Telma en un pedido clamoroso de justicia. Justicia para esclarecer este crimen sí, pero también justicia social y económica para las mujeres. Es este sistema el que nos condena a ser víctimas de las peores violencias por falta de oportunidades, que deja a cientos de niñxs privados de estar con sus madres y padres y que también los pone en situaciones de violencia y vulnerabilidad, como fue el caso de la niña embarazada en Yapacaní que fue abusada por su abuelastro mientras su madre estaba trabajando en otra ciudad.

Te puede interesar: #NiñasNoMadres: ¡Basta de privilegios e injerencia clerical!

Los casos de Telma, de la niña de Yapacaní y de muchas más ponen de manifiesto que mientras persistan las profundas desigualdades económicas, étnicas y de género, cuya fuente es la explotación de las grandes mayorías trabajadoras por parte de un puñado de parásitos capitalistas, no hay posibilidades de que podamos terminar con todas las formas de violencia machista y sexista. Necesitamos unir las luchas ante cada violencia particular a una gran lucha colectiva. Para ello tenemos que convertir toda la rabia por nuestras muertas en lucha y organización y unirnos con todos aquellos y aquellas que enfrentamos la violencia y las humillaciones de este sistema.

Llamamos a que se brinde el apoyo necesario a la familia de Telma que, además de la tristeza y la rabia por este feminicidio, tendrán que empezar con el tortuoso camino burocrático para lograr dar con los responsables del crimen que se cometió en otra ciudad, lo que los obligará a movilizarse a El Alto con los pocos recursos que tienen. El Estado es responsable de esta revictimización a la que se verá sometida la familia de Telma.

Te puede interesar: Este #25N en Tarija por Zulmah y Carla: ¡verdad y justicia!

Por todo ello, es urgente redoblar la solidaridad y la movilización para que la muerte de Telma no quede en la impunidad. Es por eso que nos sumamos y convocamos a la marcha que se realizará este viernes 19 de noviembre, a las 9:00 a.m., en la ciudad de Tarija para acompañar a la familia de Telma en su búsqueda de justicia.

Telma es una compañera más por quién este 25 de noviembre, nuevamente saldremos a la calle bajo la consigna de ¡Ni Una Menos!. Telma estará en nuestra cabeza, nuestro corazón y nuestro grito: ¡Por Telma y por todas nuestras muertas ¡Ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias