Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA MACHISTA Y PATRIARCAL

Tarija: salen a la luz más casos de acoso en la Universidad Católica Boliviana

Luego de que salieran a la luz denuncias de violación en la Universidad Católica Boliviana (UCB) de La Paz contra un grupo de ex estudiantes (“los amantes”) de esta institución, se suman ahora 3 denuncias en Tarija contra un sacerdote que dictó la materia de “Cristianismo a través del Cine” y que actualmente desempeña funciones en la pastoral nacional de esta universidad.

Dalila Fabreger

Militante de Pan y Rosas

Miércoles 10 de marzo | 18:38

Foto: Mochas Copleras

Al escándalo suscitado en la UCB, regional La Paz, se suman denuncias que involucran a esta misma universidad pero ahora en Tarija como ya se dio a conocer por diversos medios de prensa. Las decenas de denuncias de acoso sexual y violación perpetradas por un grupo de ex estudiantes que se hicieron conocer como “los amantes” en La Paz provocó una ola de repudio y que culminó este #8M en las puertas de la universidad.

En Tarija, a través del confesionario de la UCB, en pasados días se empezaron a conocer testimonios de víctimas de “el padre Coco”, un ex profesor de colegio y actual docente de la Universidad Católica en Tarija. Una de las víctimas relata que ella habría denunciado ya a este sacerdote cuando tenía 12 años y el intentó abusarla siendo su profesor en el colegio. Luego de esta denuncia el sacerdote habría sido removido de esa institución para años después encontrarse ejerciendo la docencia en la UCB con total impunidad.

Aquí puedes ver una de las denuncias: El Confesionario UCB. Confesión #136

A esto se suman dos testimonios de chicas que denuncian haber sido acosadas sexualmente por este cura mientras tomaban su clase de “cristianismo a través del cine” en la universidad. Cabe recalcar que, en la UCB, las materias de cristianismo son obligatorias para todas las carreras.

Según testimonios de algunas compañeras de la católica que prefieren mantener su nombre en el anonimato, muchas más chicas habrían sufrido acoso de su parte y refieren que ninguna quería quedarse a solas con él porque conocían sus formas de actuar. También comentan que si estas denuncias no se hicieron antes, es porque el sacerdote tiene mucho peso en la institución y aún ahora no creen que se tomen medidas reales para proteger a las víctimas y procesarlo.

Desde la UCB, se lanzó un comunicado en el que ofrecen “apoyo legal, psicológico y espiritual” a las víctimas y ponen a disposición su equipo colaborativo para ayudar con las acciones judiciales. Lo hacen empujados porque estas denuncias salieron a la luz y después de años de que fue un secreto a voces las acciones de este cura en la institución. Además de haber tenido en su plantel docente a una persona con denuncias por intento de violación en el pasado.

Por eso, debemos exigir una comisión absolutamente independiente que lleve adelante la investigación de los hechos. No podemos confiar en el “compromiso” tardío de la universidad que no nos garantiza que se haga realmente justicia, por el contrario, la investigación debe extenderse también a las autoridades de esta Universidad en Bolivia que permitieron que sucedan estos hechos de violencia en contra de estudiantes de su institución y que ahora pretenden lavarse las manos.

Esta comisión independiente debe estar compuesta por las víctimas, por representantes de organismos de derechos humanos y por organizaciones feministas para que se pueda llevar adelante una investigación imparcial e independiente de los hechos. Formulamos esta propuesta toda vez que hemos visto como la Policía y las iglesias han trabajado juntos durante el golpe de Estado, siendo estas dos instituciones la expresión concentrada del machismo y la violencia patriarcal.

No olvidemos tampoco que la Universidad Católica Boliviana es también una institución antiderechos, que ha llamado a marchar en anteriores ocasiones por causas como “salvemos las dos vidas” en Tarija, por lo que con mayor razón no depositamos ninguna confianza en que vayan a tomar acciones efectivas a favor de las mujeres.

Exigimos también que se otorguen medidas preventivas contra este sujeto, conocido como “el padre Coco”, porque sabemos que es un personaje de influencia dentro de la iglesia y sabemos también que esta institución es experta en tapar estos casos y arreglar las cosas reubicando a los curas pedófilos y violadores en otras ciudades, donde puedan cometer más abusos.

Por otro lado, es importante remarcar que, más allá de estas denuncias por redes, es fundamental la organización independiente desde las calles, porque solo desde ahí podremos lograr que estas denuncias individuales escalen hacia una verdadera exigencia de justicia que denuncie las bases mismas de este sistema que es el garante y cómplice de la violencia machista.

Así mismo, es importante pelear por comités de mujeres en todos los centros de estudiantes en las carreras, desde donde se pueda exigir protocolos reales para casos de abusos y acoso sexual en las universidades. Es importante que desde las escuelas y colegios se garantice una educación sexual laica, para que las y los jóvenes ingresen a la universidad con conocimientos científicos y pensamiento crítico para no ser víctimas de adoctrinamientos por parte de las iglesias y curas.

¡Denunciamos la complicidad de la Iglesia y de las instituciones con las víctimas de la violencia machista! ¡Exigimos una comisión independiente que lleve a cabo la investigación de estos hechos! ¡Basta de impunidad para los curas pedófilos! ¡Basta de encubrimiento del machismo y la violencia patriarcal en las universidades e instituciones!

Leé también #8M: ¡Contra toda violencia capitalista y patriarcal!






Temas relacionados

El Confesionario UCB   /   Universidad Católica Boliviana (UCB)   /   acoso sexual   /   Tarija   /   Bolivia   /   Violencia machista   /   Iglesia Católica   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO