Política Bolivia

PRONUNCIAMIENTO DE PAN Y ROSAS

Repudio a la violencia y revictimización contra posible víctima de estupro de Morales, de parte de la policía, medios y autoridades

A la cabeza de Entrambasaguas, la prensa golpista como Cabildeo, Página Siete, entre otros, difundió el supuesto caso de pedofilia perpetrado por el ex presidente Evo Morales. El caso se conoce luego de que la policía violara derechos constitucionales de la supuesta víctima al intervenir su teléfono y entregar la información a la prensa. Esto se ventila a menos de dos meses de las elecciones, lo que supone una operación política en marcha. Repudiamos el tratamiento machista, violento y revictimizador de la policía, la prensa y el gobierno golpista.

Jueves 27 de agosto | 13:57

Foto: redes sociales

No dudamos de que Evo Morales y prominentes miembros del MAS puedan cometer aberrantes actos de machismo. Hechos que demuestran el carácter patriarcal e irreversiblemente descompuesto del MAS, como lo hemos denunciado de manera pública durante todos sus años de gobierno y como lo hacemos también hoy frente a los múltiples atropellos del ilegítimo gobierno de Áñez, que ha tomado el poder mediante un golpe de Estado y masacrando al pueblo, así como de todo el bloque golpista (desde “Juntos”, “Creemos”, Comunidad Ciudadana entre otros) repleto de machistas, racistas y oligarcas. Y es bajo esa misma coherencia que luchamos hoy sin ninguna vacilación, y por demás indignadas por la revictimización a esta joven mujer, contra la instrumentalización electoral de la violencia hacia las mujeres, al servicio de los intereses y disputas de y entre los partidos patronales de este régimen.

Es por eso que junto al repudio absoluto del proceder del ex presidente de cuyo machismo somos testigos y considerando que la joven sobre-expuesta públicamente es una posible víctima de estupro y doblemente víctima del bloque golpista por usarla como botín contra el MAS, nos pronunciamos:

1. Denunciamos el tratamiento criminal que se ha hecho de la figura de esta joven mujer, cuya identidad y vida fueron utilizadas sin escrúpulos para una guerra política.

2. Repudiamos el actuar de la policía que, violando derechos fundamentales y sin que medie una orden judicial, ha secuestrado el teléfono móvil y difundido fotografías e información personal de la víctima.

3. Denunciamos al periodista español Entrambasaguas, el cual sabemos que responde a intereses de grupos de extrema derecha como Vox (partido que se estrella directamente contra los derechos de las mujeres y la comunidad LGTBIQ+), y que defiende a la Iglesia Católica y todos los casos de pedofilia en su interior. Evidenció su nula ética periodística al exponer las fotos y la vida íntima de una mujer, como todos los medios de comunicación que se han sumado a una campaña mediática amarillista que supone la lapidación social, vendiendo sus datos personales como espectáculo.

4. Exigimos que se lleve a cabo un proceso a los responsables de haber hecho públicos los datos personales de la joven en cuestión, perjudicándola en extremo: desde el accionar de los policías, cuya institución ya tiene antecedentes de violación de leyes elementales, como fue el caso de Patricia Hermosa a la que tomaron fotos sin su consentimiento, hasta el periodista español Entrambasaguas, individuo absolutamente carente de ética periodística del que no tenemos claridad de qué manera pudo conseguir esta información confidencial, tomándose inescrupulosamente el derecho de difundirla junto a la identidad de la joven.

5. Manifestamos que este hecho nos retrotrae al 2016 cuando se conoció el denominado “caso Zapata” también en un contexto electoral, que juntó el escándalo por un millonario tráfico de influencias con otro delicado caso de estupro, que lejos de abordarse con objetividad y separando ambos hechos en busca de justicia para la víctima, se centró nuevamente en el amarillismo machista que no tuvo como foco a Evo Morales sino a ella, denigrándola en diversos espacios con un sinfín de adjetivos que salen del marco del hecho de corrupción.

Al igual que en ese momento, hoy aparecen denuncias de los abogados Paola Barriga y Eduardo León, que afirman que existirían 9 madres dispuestas a denunciar abusos contra niñas por parte de Evo Morales en las reuniones del MAS. Sin embargo, hasta el momento estas denuncias no se efectivizan y llama la atención que mientras denunciaban estos casos, circulaban en las redes sociales certificados de nacimiento de los supuestos hijes de Evo Morales con menores. El periodista Jhon Arandia, a quién no se le puede "acusar" de masista,denunció la falsedad de estos documentos al comprobar que el código digital en dichos certificados era el mismo para todos. Todo esto hace pensar que estamos en presencia de una gran operación política que no duda en atropellar los derechos de las mujeres pisoteando su dignidad.

Es importante recalcar que bajo ningún punto de vista caemos en el engaño de creer que hay una preocupación genuina por los casos de machismo, estupro, abuso de poder entre otros protagonizados por Evo Morales todos estos años.No nos sumamos a esta ola de indignación convenenciera e hipócrita de parte del bloque golpista, así como rechazamos las posiciones negacioncitas de estos hechos que sostienen varios y varias militantes del MAS.

6. Denunciamos que en nuestro país, la violencia contra las mujeres es una constante; cada año se rompen récords en denuncias y al momento ya se cometieron 83 feminicidios este año. La violencia sexual hacia las niñas y niños también es una constante y no es un problema individual, es un problema estructural, como ya lo hemos denunciado también muchas veces. El Estado es responsable de las precarias condiciones de vida a la que cientos de niñes se ven orillados junto a sus familias.

En las periferias, en el área rural y en los sectores más precarizados son recurrentes los casos de violencia, porque son esos sectores los más abandonados en educación y en salud, y que no tienen acceso a una justicia mercantil reservada para quiénes puedan comprarla.

Leé también La pandemia dentro de la pandemia: violencia machista, precariedad e impunidad

La pedofilia, por otro lado, es algo con lo que se lidia constantemente en este país. Hasta mitad de año se registraban 352 casos de niñas, niños y adolescentes agredidos sexualmente según datos de la FELCV , y entre los meses de marzo y mayo de este año, en un lapso de 70 días se registraron 102 denuncias por estupro según la directora nacional de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Sexual y en Razón de Género, Pilar Díaz, aunque la cifra podría ser incluso mayor, ya que muchos de estos delitos se han invisibilizado en la cuarentena.

Frente a esta grave situación mientras Áñez decretó demagógicamente al 2020 como “año contra la violencia a la mujer”, las reparticiones estatales a su cargo son las que llevan nuevos hechos de violencia como pone en evidencia el caso de esta joven mujer o como vimos en noviembre y hace unas semanas con la brutal violencia desplegada por la agrupación paramilitar, Resistencia Juvenil Cochala (RJK), contra mujeres de pollera y que Áñez apaña de la mano de la policía.

Les niñes y adolescentes son revictimizados e instrumentalizados por el mismo gobierno y la complicidad de los medios de comunicación afines al régimen, completamente vendidos al poder de turno y que se ocupan de dirigir la opinión pública hacia donde les ordenen. Porque no nos engañemos, sabemos que el único fin de estas denuncias en épocas electorales, es manipular el voto de la gente hacia un lado u otro y bajo ningún punto de vista es luchar efectivamente contra la violencia y el machismo.

7. Manifestamos que cuando salimos a las calles varias veces por año a denunciar la violencia patriarcal y el rol cómplice del Estado, la justicia, la policía, etc., esos sectores hipócritas de la sociedad que no por casualidad son los que enarbolan más la biblia y principios religiosos, nos atacan y nos tratan de locas, radicales, extremistas, vandálicas, “feminazis” y un largo etc., pero ahora que sale un caso de violencia que les conviene, nos increpan para que tomemos una posición, que solo aceptarán si se condice con sus intereses políticos oportunistas. Nosotras no aceptamos ese chantaje, al contrario, volvemos a resaltar nuestra independencia política, a la cual nunca renunciamos, y desde ahí nunca abandonamos nuestra trinchera contra la violencia hacia las mujeres en este país, durante el gobierno del MAS y ante este gobierno de facto también.

8. Reafirmamos que nunca hemos vendido nuestros principios ni hemos cedido a la presión de la lucha interburguesa, como algunos pseudoizquierdistas, que terminaron abriéndole camino a la ola ultraderechista y reaccionaria que ha tomado nuestro país. Es por eso que hemos sido atacadas por ambos bandos, por el MAS y por sus oponentes, y en ese sentido también nos solidarizamos con María Galindo, pues a pesar de las diferencias ideológicas y políticas que tenemos, denunciamos que se le está imponiendo un cerco mediático mientras se la ataca por todos los flancos, descontextualizando sus declaraciones mientras los medios le niegan el derecho a réplica. Creemos que hay una clara campaña mediática, como ella misma lo ha denunciado, alentada por el autonombrado gobierno, que busca deslegitimarla y atacarla.

9. Desde Pan y Rosas seguiremos luchando bajo las consignas revolucionarias que nunca hemos ocultado, porque estamos conscientes que la única manera de que exista verdadera justicia para las niñas, adolescentes y mujeres en este país y en el mundo, es cambiando este sistema de raíz, y mientras trabajamos por ello, seguiremos denunciando y exigiendo que nuestros cuerpos no sean instrumentalizados para pugnas de poder. Por eso nos ponemos siempre del lado de la víctima y, en caso de que ella decida seguir un proceso ante esta situación, proponemos:

  •  Que se conforme una comisión independiente de mujeres idóneas, pertenecientes a organizaciones de mujeres y feministas con trayectoria transparente en DD.HH, que hagan el seguimiento integral correspondiente a este caso y busquen justicia. No depositamos un mínimo de confianza en las instituciones del Estado como el aparato judicial vendido al mejor postor y la reaccionaria institución policial. No podemos dejar una investigación así a la misma policía cómplice de la impunidad, de la revictimización, protagonista de la represión e inundada de casos de violaciones y feminicidios.
  •  Que el caso sea llevado en total reserva y que se siga por los medios regulares como corresponde, procesando a todo aquel que develó el material que expuso la identidad de la víctima.

    Finalmente, llamamos a mujeres y hombres, a todos quienes estén asqueados del machismo imperante en todos estos años dentro del Movimiento Al Socialismo, que están hartos de la misoginia de su líder junto a las cúpulas y burocracias que han desplegado su machismo de manera impune, a romper de una vez con el MAS para construir una nueva fuerza política verdaderamente socialista y revolucionaria en el país, que luche contra la explotación capitalista que hacen doblemente víctimas a las mujeres trabajadoras y que también tome en sus manos la lucha contra toda opresión racista y patriarcal, empezando por enfrentar al golpismo.






    Temas relacionados

    Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia   /   Elecciones 2020 Bolivia   /   Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   María Galindo   /   Mujeres Creando   /   Política Bolivia   /   Misoginia   /   Bolivia   /   Violencia machista   /   Pedofilia   /   Violencia policial   /   Evo Morales

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO