Internacional

CORONAVIRUS Y AJUSTE

Protestas en Ecuador contra el recorte presupuestario a la universidad pública

En medio de la pandemia, el Gobierno de Lenín Moreno, anunció la reducción del presupuesto nacional destinado a educación. Cientos de estudiantes y docentes se movilizaron este martes para rechazar el ataque.

Miércoles 6 de mayo | 10:56

El Gobierno de Lenín Moreno anunció un recorte presupuestario de 98 millones de dólares para 32 universidades públicas y escuelas polítécnicas, lo que implica una reducción, en casos como el de la Universidad de Guayaquil, - ciudad donde se produjo el epicentro de crisis sanitaria- , o de la Universidad Central de Quito, de más del 10% del presupuesto universitario anual.

La medida afectará incluso a facultades de ciencias de la salud, donde actualmente se forman los estudiantes y trabajadores que están en la primera línea de lucha contra la pandemia. Ecuador, es uno de los países latinoamericanos más golpeados por la debacle del sistema sanitario, con una cifra de casi 7000 muertes en 15 días, sólo en la provincia del Guayas y un sistema de salud totalmente colapsado.

Recortan a los trabajadores, pero cumplen con el Fondo

Sin embargo la línea del Gobierno Nacional que cuenta con la simpatía de amplios sectores de la derecha ecuatoriana, sigue siendo imponer mayores sacrificios a las mayorías populares, para sostener la ganancia privada, nacional y extranjera. El presidente Lenín Moreno, es un fiel cumplidor de los acuerdos con el FMI y la banca internacional, garantizando el pago puntual a los bonos de deuda de los especuladores.

Los mismos sectores políticos que aseguran a los saqueadores históricos del país, el cuidado de sus arcas, le piden a los trabajadores “aportes solidarios” de sus ingresos para sostener la economía nacional. Despidos en fábricas, en aeronáuticos, recortes salariales, suspensiones, falta de insumos en los hospitales y el desconocimiento del COVID19 como enfermedad laboral con el propósito de garantizar “legalmente” despidos en caso de contagio, son parte de un plan de ajuste nacional, que se profundiza ahora con un segundo recorte agresivo de los fondos de la educación pública.

Los estudiantes que acuden a la Universidad Pública ya han sido golpeados por la crisis, porque deben sostenerse sobre la base de un sistema laboral precario e informal, en medio de una economía dolarizada. Este recorte educativo se traducirá también en decenas de despidos de docentes e investigadores, además de la reducción de la oferta académica, es decir el gobierno se propone avanzar en una política expulsiva y restrictiva de la educación pública.

Frente a esta situación, cientos de estudiantes y docentes realizaron un plantón en la Universidad Central de Quito, rechazando el ajuste presupuestario y exigiendo la defensa del acceso a la educación. También viralizaron su protesta en las redes sociales con el #NOalRecorte.

Es parte de la misma juventud y de los trabajadores de la educación que enfrentaron en octubre de 2019, las políticas de ajuste del Gobierno de Moreno, quienes vuelven hoy a las calles en defensa de sus derechos. Los Estados capitalistas intentarán descargar esta nueva crisis degradando aún más las condiciones de vida y los derechos sociales de las mayorías populares, por eso hay que exigir un plan de emergencia sanitaria que incluya, lo que no se hace en Ecuador, afectar la ganancia de la banca y de los grandes empresarios para financiar de forma urgente el sistema de salud. Hay que rechazar todo recorte que intente hacerse sobre las necesidades y derechos de los trabajadores y en este contexto, es criminal seguir pagando la deuda al FMI, mientras siguen muriendo miles de personas, de los sectores más empobrecidos, en los hospitales y en sus casas.






Temas relacionados

Coronavirus   /   Lenín Moreno   /   Educación pública   /   recorte presupuestario   /   Ecuador   /   FMI   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO