×
×
Red Internacional

Conferencia de prensa. "Podemos derrotar a la bestia": hablan los trabajadores del nuevo sindicato de Amazon en EE. UU.

Más de 20 trabajadores de Amazon y una multitud de periodistas y activistas se reunieron el viernes pasado frente al almacén de Staten Island, Nueva York, para una conferencia de prensa encabezada por el Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU por su siglas en inglés). Los trabajadores saben que unidos pueden vencer a Amazon.

Miércoles 13 de abril | Edición del día
Foto: Luigi Morris / Left Voice

El viernes, el flamante sindicato Amazon Labor Union (ALU) realizó una conferencia de prensa en Staten Island, Nueva York, encabezada por el presidente del sindicato, Chris Smalls. Más de 20 trabajadores se dirigieron a una multitud de periodistas y activistas de izquierda en el césped junto al almacén de Amazon LDJ5, que comenzará su voto de sindicalización el 25 de abril. Al otro lado de la calle estaba el almacén JFK8, que hizo historia al votar a favor de la sindicalización la semana anterior, convirtiéndose en el primer almacén de Amazon en hacerlo en Estados Unidos.

Los almacenes son enormes edificios sin ventanas rodeados de grandes estacionamientos. Viendo esas estructuras desde afuera uno puede imaginar cómo caminar por el almacén día tras día te puede romper el cuerpo.

Mos, que ha trabajado en Amazon durante cuatro meses, nos dice en una entrevista: “Tienes que echarle un vistazo. Subimos una escalera para recoger mercadería que pueden estar en cualquier lugar desde 2 onzas hasta 50 libras, para bajar una escalera con eso en la mano. No hay seguridad en ese proceso. No hay cinturón que te sujete a esa escalera. Es peligroso."

En la conferencia de prensa, algunos trabajadores compararon este sistema con la esclavitud moderna. Otros explicaron que son tratados como máquinas, pero en Amazon, las máquinas son tratadas mejor que las personas.

Cuando comenzó la conferencia de prensa, Chris Smalls llamó a todos los trabajadores de Amazon al frente. “Esto se trata de todos nosotros”, explicó. Casi dos docenas de trabajadores, en su mayoría con camisas de ALU, se pararon con orgullo al frente, algunos con una pancarta que decía “Amazon Labor Union, ¡Ganamos!”

La conferencia de prensa duró casi dos horas, con más de una docena de trabajadores tomando el micrófono y hablando sobre sus experiencias y análisis. El compañerismo, la alegría y el aprecio mutuo entre los trabajadores era palpable. Como decían una y otra vez, no podrían haberlo hecho el uno sin el otro.

Michelle, una joven trabajadora latina que llevaba puesta una remera de ALU, se acercó al micrófono y leyó: "Una carta a mis compañeros de trabajo: quiero agradecerles a mis compañeros de trabajo que creen merecemos algo mejor y por creer en nosotros. Hicimos de Amazon la empresa multimillonaria que es hoy”.

Los trabajadores son muy conscientes de las enormes ganancias que obtiene Amazon a costa suya. Como dijo Brima Sylla inmigrante africano y trabajador del almacén sindicalizado: “Sin los trabajadores no habría Amazon. Con todas las ganancias que tienen nosotros no vemos ningún aumento. Y esto es malo. Necesitamos poner a las personas delante de las ganancias de la empresa, porque ¿quién crea esas ganancias? Nosotros, los trabajadores".
Brima habla siete idiomas y participó en actividades de divulgación para los trabajadores africanos.

También quedó claro para los trabajadores cuánto invirtió Amazon para asegurarse de que no se sindicalizaran. En total, la compañía gastó al menos $ 4.3 millones este año para llevar adelante políticas antisindicales. Uno de los trabajadores explicó: “Estos muchachos [Amazon] gastaron millones para decirnos que votemos NO. Pararon la producción de este edificio al menos siete veces... [para hacer reuniones antisindicales] Cada vez que el piso se cierra [en la sección en la que trabajo], nos maldicen porque dicen que pierden $200,000 cada vez que el piso se cierra durante 10 minutos. Ahora cerraron todo el edificio y básicamente nos dijeron un montón de mentiras [para que votemos contra el sindicato]. Nos mandaron correos electrónicos, mensajes de texto, de todo”.

Los trabajadores son conscientes del carácter histórico de su victoria. El cofundador de ALU, Derrick Palmer, dijo: “Despertamos al mundo y sacudimos al movimiento laboral. Esto es historia en proceso. Esto no es solo un momento. Estamos haciendo historia ahora mismo”.

Algunos trabajadores hablaron sobre el hecho de que ALU es un sindicato independiente, no afiliado a los sindicatos empresariales que se organizan de arriba hacia abajo y que hasta ahora no han logrado sindicalizar a Amazon.

Un trabajador señaló, "¿Quién dijo que tenemos que seguir las reglas y regulaciones de los sindicatos para poder fundar uno nuevo? Olvidémonos de todo eso. Este es algo nuevo, y con los nuevos tiempos llegan nuevas desafíos, tal como los hicieron los que comenzaron los primeros sindicatos en aquel entonces. La razón por la que hoy tenemos todos estos problemas [para formar un nuevo sindicato], es que las corporaciones se aprovecharon de todas esas reglas y regulaciones preexistentes y las reformaron y utilizaron a su favor".

Fue la unidad de los trabajadores y la organización de base lo que produjo esta victoria. Y es esa unidad la que usarán los trabajadores para luchar por un nuevo contrato.

Angie, una de las organizadoras sindicales, dijo: “Quiero agradecer a todos los trabajadores que votaron SÍ. E incluso aquellos que están mal informados, estamos aquí para informarles. Esto no es una guerra entre nosotros. Unámonos y luchemos por el contrato de nuestros sueños. Si luchamos juntos, podemos derrotar a la bestia”.

Los trabajadores exigen un salario de 30 dólares la hora, así como el fin de las horas extraordinarias obligatorias, entre otras demandas.

Los trabajadores se están preparando para la votación de sindicalización en el almacén de enfrente. Maddie, una trabajadora de ese almacén (LDJ5), explicó el ambiente de represión: "Amazon está haciendo todo lo que puede para tratar de asegurarse de que los trabajadores voten NO, utilizando comentarios racistas y sexistas para que la gente vote contra el sindicato".

Pero los trabajadores no tienen miedo. Derrick Palmer dijo: “LDJ5, estamos llegando. Tenemos 2 semanas hasta esta elección y le vamos a patear el trasero a Amazon”.

La ALU es parte de una ola de sindicalización más amplia en la clase trabajadora posterior a la pandemia. The Washington Post apodó a los jóvenes “Generación-U” por union (sindicato); 200 tiendas Starbucks han pedido votar por un sindicato, al igual que los trabajadores de Condé Nast, los trabajadores estudiantes de Fordham, en las tiendas de Verizon y otros. Un nuevo esfuerzo de sindicalización parece surgir todos los días. Desde la histórica victoria de hace dos semanas, los trabajadores de más de 100 almacenes de Amazon ya se han acercado a la ALU, al igual que los trabajadores de Walmart y otras tiendas.

Te puede interesar: Ola de sindicalización en Estados Unidos: ¿qué se trae la generación "U"?

Un trabajador explicó: “¿Cómo lo hicimos? No salimos y buscamos expertos, expertos, expertos. Encontramos a un montón de locos como nosotros que no tienen miedo de nada. Hay mucha gente aquí que está cansada de ser intimidada. Entonces, a veces te cansas de ser acosado y sales y golpeas al acosador”.

Después de haber sido objeto de abusos por parte de sus jefes, que obtienen enormes ganancias de la hiperexplotación, los trabajadores de Amazon están listos para contraatacar.

Te puede interesar: Amazon refleja un cambio en la juventud precarizada




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias