Precarización laboral

Paro de 48 horas en los centros de salud en Villa Gobernador Gálvez

Los profesionales nucleados en Siprus llevan adelante una medida de fuerza lunes y martes por incumplimiento del Ejecutivo Municipal de pasar a planta a los trabajadores.

Romina Alarcon

Redacción LID Rosario

Martes 13 de abril | 15:57

Los trabajadores responsabilizan al municipio: “Da la impresión de que la intendencia pretende dejar de brindar atención sanitaria", indicaron desde el gremio SiPrus. De seguir así esta situación anuncian que se va a profundizar y no van a encontrar a un profesional de la salud para venir a atender.

El paro se lleva adelante en los efectores de salud municipales, 9 centros de salud y adhieren los trabajadores de la Secretaría de Salud de la ciudad. Ariel, médico de un centro de salud contaba los motivos del paro: “por un lado es la cuestión salarial, a nosotros nos ofrecen un 35 % de aumento, sin contemplar que tenemos otras cargas impositivas que pasan por la condición de monotributistas y afrontar gasto del arte de curar y de la seguridad laboral que tenemos los trabajadores municipales.”

“El segundo punto”, continuó, “es por el compromiso que las autoridades municipales tomaron en diciembre pasado por el pase a planta a partir de marzo de este año y ahora nos comunican que va a ser después del acto electoral que no tiene fecha definida, eso no nos da seguridad de cuantos compañeros ni cuando va a ser esto. Nos parece preocupante en relación al esfuerzo que hicimos todos y todas las profesionales para sostener la salud durante la pandemia, la atención desde los centros de salud se ve reflejadas en números.”

En el último mes han renunciado 4 profesionales muy valiosos porque les ofrecieron cargos en otras ciudades vecinas, lo que muestra que no hay una planificación en relación a la salud pública y la falta de respuesta de la Intendencia de Alberto Ricci, del Frente Progresista.

Te puede interesar: Villa Gobernador Galvez: Un solo hospital colapsado para más de cien mil habitantes

Ahora que estamos con la segunda ola de covid-19 en desarrollo, en municipios como Villa Gobernador Gálvez queda en evidencia que las medidas tomadas por los gobiernos fueron completamente insuficientes. Las prioridades fueron destinar millones de dólares a los especuladores y al FMI. Un trabajador de un centro de salud relataba que si no está contemplada la posición de los trabajadores y vecinos es un paliativo más de la situaciones, “hay barrios como Ribera, Costa Esperanza, Resistencia, Chiglione no hay forma de planificar una segunda ola si no se modifica las condiciones materiales de las personas en esos lugares, organizando una asistencia sobre las condiciones alimentarias y el acceso al agua en la ciudad, cuestiones básicas que la vemos reflejada en la atención pediátrica y de los adultos con problemas nutricionales complejos.”

Mientras en la provincia Perotti durante el 2020 le dió un 60% de aumento a las fuerzas represivas, al personal de la salud que se expone en la primera línea se le mantienen contratos precarios con salarios muy por debajo de la canasta familiar y sin plenos derechos laborales como licencias pagas en caso de contraer cualquier enfermedad. Esto afecta a los propios pacientes que deben ser atendidos por un personal exhausto con múltiples trabajos, realizando horas extra para poder pagar un alquiler o mantener a su familia e incluso muchas veces sin cobrar su salario durante meses.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO