8 DE MARZO

Pan y Rosas Tarija: 8 de marzo combativo

Pan y Rosas Tarija, junto a otros colectivos independientes, realizamos una marcha y un mitin por el Día Internacional de la Mujer, bajo las consignas: ¡Alto a los feminicidios, justicia por nuestras muertas! ¡Por nuestro derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito! ¡Por la lucha de las mujeres frente al extractivismo y en defensa de los territorios! ¡Contra la violencia militar! ¡Contra toda forma de violencia machista y capitalista! ¡SENKATA Y SACABA NO SE OLVIDAN!

Dalila Fabreger

Militante de Pan y Rosas

Martes 10 de marzo de 2020

Foto: Fabio Cruz

Este #8M diversos colectivos y feministas independientes, nos reunimos para levantar la voz un año más en denuncia de la violencia machista. Pan y Rosas Tarija, Colectivo TLGB+, Campaña 28 de septiembre, Mochas Copleras y feministas independientes, nos hicimos presentes también para repudiar la violencia militar y el golpe de Estado al grito ¡El golpe fue contra el pueblo!

El mitin contó con la participación de más de un centenar de personas en total, y comenzó con una marcha rumbo al parque Bolívar, que era el lugar de la concentración. Las consignas que más se escucharon fueron: ¡La policía no me cuida, me cuidan mis amigas!, ¡Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo! ¡Alerta al que camina, la lucha feminista por las calles de Tarija!, entre otros.

En el acto central, también pudimos leer los nombres de las compañeras victimas de feminicidio en Tarija el año pasado y este, y levantar la voz por las 27 mujeres asesinadas en nuestro país en lo que va del año. A lo largo del mitin también leímos nuestro pronunciamiento:

Nos movilizamos en contra de la violencia machista y patriarcal que se manifiesta cotidianamente de las formas más brutales y que sostiene, junto al capital y el sometimiento colonial, una alianza criminal, explotando y oprimiendo con mayor crueldad a las mujeres. Nos auto-convocamos y organizamos independientes de quienes sostienen y refuerzan nuestra opresión y explotación con sus leyes y su práctica política, y denunciamos que, tanto el gobierno actual, como todas las variantes opositoras, toman las banderas de la lucha de las mujeres de manera oportunista, cuando en realidad demuestran que poco les importan nuestros derechos, nuestras necesidades y nuestras vidas.

1. Las mujeres trabajadoras en Bolivia somos las más explotadas entre los explotados. El 88% de las trabajadoras asalariada nos encontramos en condiciones de precariedad y desprotección social, sin derecho a sindicalización, ni a vacaciones, indemnización, seguro de salud, pensiones, etc. El caso de la compañera Florencia Quispe, que murió luchando por sus derechos laborales el pasado jueves es una muestra clara de este hecho.

¡LUCHAMOS CONTRA LA EXPLOTACIÓN CAPITALISTA QUE RECAE CON MAYOR DUREZA SOBRE NOSOTRAS; ¡EXIGIMOS IGUAL SALARIO POR IGUAL TRABAJO, PLENOS DERECHOS LABORALES PARA TODAS LAS MUJERES TRABAJADORAS, RECONOCIMIENTO DEL TRABAJO DOMÉSTICO Y DE CUIDADOS, ¡Y POLÍTICAS EFECTIVAS PARA ERRADICAR DEL TERRITORIO NACIONAL LA SEMIESCLAVITUD LABORAL! ¡LEVANTAMOS LA VOZ POR FLORENCIA Y EXIGIMOS QUE SU MUERTE NO QUEDE IMPUNE!

Leé también Tarija: Florencia Quispe murió peleando por sus derechos laborales

2. La violencia feminicida cobra en nuestro país la vida de al menos una mujer cada tres días, habiendo cerrado el 2019 con 116 mujeres asesinadas, a cuyas familias, el Estado y su “justicia” mercantilizada, condenan a la revictimización ante a la impunidad de los feminicidas.

Repudiamos la ausencia de políticas que realmente protejan a las mujeres de las distintas expresiones de violencia machista y denunciamos que el Estado es responsable y cómplice de sellar la impunidad de agresores y feminicidas.

¡POR NUESTRAS MUERTAS, NI UN MINUTO DE SILENCIO, TODA UNA VIDA DE LUCHA!

3. La penalización del aborto es otra forma de violencia, naturalizada y defendida tanto por el gobierno actual como por todos los candidatos a ocupar el siguiente, en complicidad con las iglesias, que criminalizan el elemental derecho de todas las mujeres a decidir sobre nuestros cuerpos y cobra la vida de aproximadamente 480 mujeres que recurren a abortos inseguros cada año y que no pueden pagar los precios del millonario negocio médico.

Se debe garantizar el derecho a decidir de las mujeres sobre nuestros cuerpos como parte del ejercicio pleno de derechos.

¡EXIGIMOS EL ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO, LIBRE DE CUALQUIER RESTRICCIÓN!

4. Las mujeres necesitamos con urgencia la separación de la iglesia y el Estado. No queremos ni servir, ni sostener un credo que reprime nuestra autonomía. En nuestro cuerpo y en nuestras creencias decidimos nosotras.

EXIGIMOS QUE SE RESPETE EL ESTADO LAICO, BASTA DE IMPONERNOS CREENCIAS MACHISTAS Y SU MORAL RETRÓGRADA. IGLESIA Y ESTADO, ASUNTOS SEPARADOS.

5. La persistencia del capitalismo extractivista y el fomento a transnacionales por parte del anterior gobierno y el actual, afecta a los sistemas de vida, la biodiversidad y los ecosistemas, vulnerando los derechos humanos y los derechos de los pueblos indígenas, principalmente el derecho a la consulta previa, libre e informada.
Alzamos la voz porque fuimos y somos parte de la lucha de las comunidades campesinas y pueblos indígenas en defensa del TIPNIS, Tariquía, Rositas, Madidi, Pilón Lajas, El Bala, Chepete y de todos los parques y territorios hoy en peligro de ser devastados por la minería, la exploración y explotación de hidrocarburos, las hidroeléctricas, las megaconstrucciones, la expansión de la frontera agrícola, el monocultivo, la deforestación, los transgénicos y el uso descontrolado de glifosato y pesticidas. Todo ello afecta con mayor dureza a las mujeres de cada territorio pues se incrementan las cargas de trabajo, de cuidado familiar, de afectación a la salud y la economía de los hogares por los impactos socioambientales diferenciados, exponiéndolas a mayores niveles de contaminación y a la vulnerabilidad frente a la trata y tráfico, la prostitución, la mendicidad y otras consecuencias derivadas de la violenta imposición de estos mega proyectos pro-transnacionales. Sin contar con el incendio que devastó el año pasado gran parte de la Chiquitanía y el Chaco bolivianos, poniendo en amenaza vital nuestra biodiversidad y nuestra diversidad cultural.

¡EXIGIMOS QUE DETENGAN ESTOS MEGAPROYECTOS! ¡EXIGIMOS LA ABROGACIÓN DE LOS DECRETOS ECOCIDAS 2366 O EL 3973!

6. Exhortamos a la población a defender los derechos de la población LGTBI+ en Bolivia ante los crímenes de odio y discriminación alentados por sectores conservadores, como las iglesias, contra quienes rompen con la heteronormatividad patriarcal.

¡EXIGIMOS PLENOS DERECHOS PARA TODA LA POBLACIÓN TRANSEXUAL, TRAVESTI, LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES Y TRANSGÉNERO!

7. Denunciamos la cadena de violencia en contra de las trabajadoras sexuales, víctimas constantes del abuso policial, la criminalización, la persecución, los insultos, los golpes y las violaciones, actos ejercidos en contra de las mujeres más desposeídas y desprotegidas y no en contra de las redes de proxenetas que gozan de protección estatal

¡ALTO A LA VIOLENCIA EN CONTRA DE LAS TRABAJADORAS SEXUALES!

8. Cada día desaparecen niñas, jóvenes y adultas, para formar parte de la extensa lista de personas arrebatadas por las redes de trata y tráfico de personas con fines de explotación sexual y laboral, redes criminales que encuentran sus primeros aliados en la policía. La Ley Integral contra la Trata y Tráfico de personas es, en estas condiciones, nada más que un papel mojado ante esta realidad.

¡EXIGIMOS POLÍTICAS REALES QUE COMBATAN LA TRATA DE PERSONAS EN EL PAÍS!

9. La descomposición económica, social, política, cultural y poblacional, derivada del capitalismo, deteriora las bases materiales, generando que muchas personas migren en busca de empleo, salud y educación.

La criminalización de la libre movilidad no hace más que poner en peligros a las migrantes por causas laborales o medioambientales, y a las refugiadas, tanto extranjeras en Bolivia, como bolivianas en otros países.

FRENTE A LA MILITARIZACIÓN PATRIARCAL DE LAS FRONTERAS, QUE TIENE ESPECIALMENTE TERRIBLES CONSECUENCIAS PARA LAS MUJERES, NIÑOS Y NIÑAS ¡EXIGIMOS LIBERTAD DE MOVIMIENTOS DE LAS PERSONAS!

10. A raíz de la ola de violencia y censura que vive el país luego del golpe cívico-clerical - policial-militar contra el pueblo el pasado noviembre, denunciamos también la violencia militar y policial que ha cobrado la vida de más de 30 personas en las masacres de Sacaba, Senkata y Ovejuyo. Repudiamos la brutalidad con que este gobierno de facto ha entrado al poder, censurando la voz de las y los más humildes, cerrando más de 50 radios comunitarias y atentando contra la libertad de expresión.

Sabemos bien que la violencia militar es uno más de los legados de la sociedad machista y patriarcal en la que vivimos, por lo que, como feministas, rechazamos rotundamente que se ejerza la violencia estatal para acallar el derecho legítimo a la protesta.

Denunciamos las masacres de Sacaba, Senkata y Ovejuyo, así como los atentados contra la libertad de expresión y la criminalización de la protesta social que ha llevado a la detención de más de 100 personas de bajos recursos que denuncian haber sufrido torturas y abusos por parte del Estado. Denunciamos también que se pretende acallar las voces de reclamo ante la CIDH por medio de promesas y amenazas. Queremos vivir en democracia, no consentimos la violación fundamental de los derechos humanos. ¡El golpe no fue contra Evo Morales, el golpe fue contra el pueblo!

Este 8M que se escuche en todo el país y el mundo:
Mujeres trabajadores doblemente explotadas ¡y doblemente organizadas!
¡Alto a los feminicidios, justicia por nuestras muertas!
¡Por nuestro derecho al aborto libre, seguro y gratuito!
¡Por la lucha de las mujeres frente al extractivismo y en defensa de los territorios!
¡Contra la violencia militar!
¡Contra toda forma de violencia machista y capitalista!






Temas relacionados

#8M2020   /   #Bolivia   /   #ParoInternacionalDeMujeres   /   Tarija   /   Bolivia   /   8 de Marzo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO