Política Bolivia

OPINIÓN: CRISIS POLÍTICA EN BOLIVIA

Los militares en la historia: militando sus intereses

Algunos medios de prensa enfocaron sus noticias en una de las muchas consignas lanzadas en la marcha de ayer de vecinos y sectores populares de El Alto a la ciudad de La Paz, donde algunos gritaban “Kaliman Presidente”. Sin embargo, los peligros de la asunción de los militares al poder los hemos visto a lo largo de la historia del siglo XX en Bolivia. La coronación del golpe con la autoproclamación de Añez y el peso creciente de los militares como sotén del mismo plantean un peligro a las y los trabajadores y el pueblo pobre sobre el retorno de los golpes de los 70 y 80.

Danica Chungara

Militante de Pan y Rosas y de la LOR-CI

Martes 12 de noviembre

Foto: La Razón

A lo largo de la historia del siglo XX hemos visto como diversos militares han asumido el poder y lo que han hecho con el mismo. Algunos como el general René Barrientos incluso lo asumieron de forma “constitucional”, sin embargo fueron los artífices de masacres como la masacre de San Juan contra las poblaciones mineras. Otros gobiernos como el del coronel Hugo Banzer (que en su mandato constitucional su vicepresidente fue Tuto Quiroga, actual aliado de Jeanine Añez) entraron al poder mediante masacres como la realizada en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz. En estos diversos periodos, entre los cuales se encuentra el del general Luis García Meza y otros, habilitaron centros de detención y tortura clandestinos, mantuvieron a los militares en las calles con posibilidad de disparar a los transeúntes, las personas fueron desaparecidas por tener diferencias políticas, violaron a las mujeres principalmente por la impunidad que les otorgaba estar en el poder.

Además, debemos considerar el rol que tienen los militares y los policías dentro de la sociedad que ha sido y es el de reprimir a la gente, impedir las movilizaciones y como hemos visto en los acontecimientos recientes, servir al poder político que convenga a estas fuerzas. Estos sectores a nivel mundial han sido creados y son mantenidos para sostener un sistema de injusticias, donde los ricos son los que gobiernan y que ganan a costa de una mayoría del pueblo que se mantiene en pobreza pero son los que trabajan. Estas fuerzas represivas sirven para que los ricos mantengan sus ganancias a costa del resto de la gente que se queda pobre, a costa de los pueblos indígenas y otros sectores de la sociedad.

En ese sentido, el pueblo pobre, los trabajadores junto con los pueblos indígenas y demás sectores oprimidos y explotados de la sociedad deben ser quienes mediante la organización y lucha planteen una alternativa, no nos dejemos engañar, los militares son los que mantienen el orden social y otra vez más han demostrado a quien sirven.

Es por eso que desde la LOR-CI hemos planteado que una salida a esta profunda crisis que atraviesa el país, donde se instaló una profunda polarización política, debe ser independiente e impulsada desde la auto-organización y bregando por la disolución de los organismos represivos. Creemos que es urgente impulsar desde abajo una Asamblea Constituyente Libre y Soberana. Esta profunda crisis pone en evidencia que el pacto constitucional del 2008 negociado entre el MAS y la oposición que hoy le consuma un golpe de Estado no ha resuelto los problemas ni las necesidades estructurales de las amplias mayorías trabajadoras y marginadas del país. La constituyente que forjó y terminó de consolidar el autodenominado proceso de cambio del MAS no ha sido ni libre ni soberana, porque el pacto de su gobierno con la oposición ha sido sobre la base de lavar como 100 artículos en beneficio de los sectores agroindustriales, empresariales que le permitieron una gobernabilidad durante estos últimos casi 14 años pero que hoy se agotó. Necesitamos discutir qué país queremos porque durante todo lo que fue el proceso electoral –pre, durante y post elecciones- nadie discutió que tipo de democracia es por la que dicen pelear porque sabemos que en última instancia se trata de disputar el poder del Estado para administrarlo bajo sus métodos y para sus propios intereses. Impulsemos una asamblea constituyente libre y soberana para que a diferencia del 2008 esta vez sí represente a la gran mayoría del pueblo pobre.

Leé también Bolivia: ¡Abajo el golpe cívico militar religioso!






Temas relacionados

Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Crisis política   /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   Militares   /   Evo Morales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO