×
×
Red Internacional

El día martes, 25 de octubre, salió a la luz otro caso de transfeminicidio. La víctima fue Luciana Desiré Vaca, a continuación compartimos el pronunciamiento de solidaridad y denuncia de los transfeminicidios de Pan y Rosas. #ElEstadoEsResponsable #BastaDeCrímenesDeOdio #JusticiaParaLuciana

Sábado 29 de octubre | 12:32 | Edición del día

El día martes, 25 de octubre, salió a la luz otro caso de transfeminicidio. La víctima fue Luciana Desire Vaca Juárez, oriunda de Paraguay y residente en la ciudad de La Paz. Fue una compañera de lucha dentro del movimiento trans, que siempre luchaba por sus derechos, por mejores condiciones de vida para ella y para sus hermanas. Ella mantuvo sus ganas de vivir y sus ganas de luchar hasta el último aliento de su vida.

Luciana desde hace tiempo sufría violencia machista por parte de su entonces pareja, Dan Aguilar Rodríguez, quien le intentó arrebatar la vida hace dos meses, exactamente en agosto de este año, con ocho puñaladas. Luego de estos sucesos, ella sobrevivió, pero con fuertes lesiones en su columna, quedando parapléjica, a causa de esto, recientemente murió. Ella había denunciado estos hechos de tentativa de feminicidio y logró conseguir una orden de aprehensión. Sin embargo, el TRANSFEMINICIDA, escapó hacia Argentina y desde hace dos meses, es prófugo de la justicia.

Lo que le ocurrió a Luciana no es un caso más, ni aislado, sino parte de una cotidianeidad de violencia cisheteropatriarcal y capitalista, por eso, es víctima también del Estado, el sistema de justicia y la policía, cómplices de la impunidad de estos crímenes de odio y además en el caso de la policía, directos culpables de violencia contra personas trans. También es víctima del avance de los sectores conservadores que promueven la transfobia y van contra los más básicos derechos de las mujeres y las diversidades y disidencias sexuales y de género. ¡Si hay impunidad, hay complicidad!

Recalcar que lejos de lo que dicen los transfóbicos y las mal llamadas “feministas” transexcluyentes (TERFS), las mujeres trans no son un borrado de mujeres u hombres con faldas que mantienen sus privilegios, sino que son doblemente víctimas de la violencia machista y del sistema capitalista y patriarcal que cae sobre ellas con brutalidad, pues decidieron abdicar de sus "privilegios" para vivir como lo que siempre quisieron. Quedando expuestas a la marginalidad, a la violencia y a la muerte. Por eso desde Pan y Rosas creemos que hay que combatir al “feminismo” TERF.

Desde Pan y Rosas, lamentamos el fallecimiento de la compañera Luciana Desiré Vaca Juárez y nos solidarizamos. DENUNCIAMOS la impunidad y la falta de celeridad con la que se manejan los casos de transfeminicidio, siendo menos del 10% de los casos que cuentan con sentencia judicial.

EXIGIMOS que se conforme una comisión de investigación independiente con pleno acceso a los documentos y financiamiento necesario, que sea interdisciplinar con expertxs en género, donde participen representantes de derechos humanos, familiares de víctimas y organizaciones feministas y de la comunidad sexo-diversa para manejar casos de denuncia por violencia machista y patriarcal, hacia mujeres cis y trans.

Denunciamos la constante revictimización que se sufre en las instituciones policiales como la FELCV y de este podrido y mercantil sistema judicial, pues más allá de los "talleres de despatriarcalización", el problema se encuentra en la esencia de clase de estas instituciones represivas pues están al servicio de mantener el "orden" y los privilegios, de las clases dominantes, que sostienen este sistema, es por eso que sin depositar ninguna confianza en estas instituciones exigimos su desfinanciamiento.

Gritamos ¡Basta de transfobia!¡Denunciamos la complicidad del Estado que deja en impunidad los crímenes de odio!¡Exigimos el reconocimiento explícito del feminicidio de mujeres trans dentro de la Ley 348!¡Justicia para Luciana y todas las víctimas de transfeminicidio!¡El Estado es responsable!


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias