×
×
Red Internacional

Quienes fueron a disfrutar de una fiesta deportiva, terminaron gaseados y golpeados por la Policía Bonaerense, que desató un brutal operativo . Compartimos algunos testimonios de los protagonistas.

Viernes 7 de octubre | Edición del día
Foto: José Brusco | Reuters

Las imágenes hablan por sí solas. Cientos de hinchas de Gimnasia intentando salir del estadio, metiéndose en la cancha o en los baños para poder respirar. Afuera, tiros y corridas de aquellas personas que estaban siendo reprimidas por la Bonaerense, luego de que se diera la orden de cerrar las puertas con la excusa de la cancha llena. Locura total en el bosque platense.

A minutos de haber comenzado el partido entre Gimnasia y Boca, el aire se volvió irrespirable y nadie sabía qué estaba pasando. “Mis hijos estaban en el codo donde empezó a entrar el humo y desde ahí vieron como afuera la cana estaba reprimiendo”, relató Noel a La izquierda Diario. “Empezaron a bajar para querer salir de la cancha, pero no los dejaban. Entonces se mandaron a la cancha cuando los jugadores ya no estaban para poder respirar un poco”, agregó, aún conmocionada.

Foto: Julián Álvarez. Télam
Foto: Julián Álvarez. Télam

Edgardo también relató lo vivido por sus hijos: “La cancha estaba como siempre, una fiesta total. Y de repente todo fue un caos. No se podía salir por ningún lado. Y encima afuera la policía como loca disparaba. Mis pibes se morfaron los gases, uno pudo salir rápido y el otro terminó en el campo de juego”.

Pablo, integrante de una de las agrupaciones gimnasistas, afirmó: “Nunca pasó algo así, ni cuando íbamos de visitante hace quince años, más o menos. Ni cuando vino Maradona o cuando nos fuimos al descenso. Había mucha gente, pero no tiene nada que ver con la venta de entradas, fue algo armado. Y eso que a mí no me gusta esta comisión directiva”. Sostuvo que “habían cerrado las puertas” cuando había gente por entrar que empezó a quejarse.

“Adentro estaba todo tranquilo, la barra ya estaba adentro, no tuvo nada que ver con lo que pasó. Y afuera había como 200 personas como hay siempre, no diez mil como decían”, agregó el hincha, quien pudo llegar al baño junto a otros amigos, saltando un alambrado porque no los dejaban pasar. “Era irrespirable y encima tiraron gases desde afuera, desde abajo de los portones, en la popular. Vos no podías salir y tiran gases para adentro. Una locura, había gente desmayada, los bomberos llevaban gente por la avenida 60. Un amigo con sus nenes corriendo por el bosque, todo oscuro, el municipio no pone luces, todo inaccesible. Todo esto fue muy raro, no fue una simple negligencia del operativo”, dijo Pablo.

Te puede interesar: Familia del hincha de Gimnasia muerto: “Era un tipo sano, lo mató la Policía Bonaerense”

Lorena, quien asiduamente concurre a la cancha manifestó: “Ayer era todo alegría en el bosque, a pesar de la situación de crisis social por la que estamos pasando y de las preocupaciones y dolores que cada uno tiene. En minutos pasamos a las lágrimas por el gas, a tratar de tranquilizar gente a pesar de cierto temor porque no había salida, no solo por las puertas cerradas sino porque pasaban los minutos y la yuta seguía reprimiendo”.

Foto: AFP
Foto: AFP

Estos testimonios (y decenas más que fueron recopilando en las últimas horas muchos otros medios) demuestran que la versión sostenida por el ministro Berni y los suyos respecto a que el origen de todo habría sido una sobreocupación del estadio de Gimnasia y a "incidentes" en las afueras originados por hinchas, es totalmente falsa.

Lo que no se sabe aún es si la decisión de reprimir fue del propio Gobierno o producto de una "interna" policial. Por lo que sí está más que claro es que la Policía actuó de forma planificada para provocar lo que podría haber sido una tragedia humanitaria de proporciones; otro “Cromañón”, como se escuchó en los testimonios. Y sobre eso ni Berni ni Kicillof parecen estar dispuestos a hacerse cargo. Como siempre.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias