×
×
Red Internacional

Apoyo a la marea blanca. Estudiantes de la Universidad de Hurlingham se solidarizan con la lucha de salud

Cientos de firmas de apoyo a les trabajadores de la salud en lucha contra la precarización laboral y por la salud pública, una campaña impulsada por En Clave Roja. Decenas de estudiantes que quieren ser parte activa de la solidaridad con los trabajadores.Exigen espacios de debate al CeUnahur, quien aún no se pronunció en apoyo a la marea blanca. La unidad obrero-estudiantil como una apuesta estratégica en el país del FMI.

Lunes 28 de noviembre de 2022 | Edición del día

La lucha de las y los residentes de Capital, Provincia y Nación entró a las aulas de la Universidad Nacional de Hurlingham las últimas semanas del cuatrimestre. En la corrida por la entrega de los últimos parciales y algunas definiciones académicas, cientos de estudiantes quisieron enterarse de los pasos que iba dando la marea blanca en su pelea contra la precarización y el vaciamiento de la salud pública que viene de años, y también expresaron su apoyo en firmas, varios quisieron ser parte de seguir la movida de apoyo a les laburantes de hospitales como el Posadas de El Palomar, el Güemes de Haedo, decenas de Centros de Atención Primaria de Hurlingham y localidades de toda la Provincia. La marea blanca en Capital viene de conquistas con las y los residentes a la cabeza de esa pelea, que en unidad con trabajadores de la salud de provincia y nación, salieron a pelear en conjunto. Vienen marcando un gran ejemplo, uniendo sus peleas y denunciando tanto al gobierno de Capital de Juntos por el Cambio, como en Provincia, de Kicillof y el gobierno nacional de Alberto Fernández, Cristina y el superministro, manos de tijera, Massa.

Firmá el petitorio de apoyo a les trabajadores de la salud

El apoyo de cientos de estudiantes a los esenciales en lucha es enorme, y no sorprende.Por un lado, miles de estudiantes de esta universidad son futuros profesionales de la salud. Hoy ven cómo años de enormes esfuerzos para la formación médica, horas y horas sin dormir, ni hablar de sostener un trabajo y una carrera universitaria, lejos de la promesa de ascenso social con la que muchos crecimos, es una mecha más que enciende la bronca de una nueva generación de profesionales que no se resigna a pagar con sus cuerpos y los de sus pacientes la desinversión en salud pública, en un nuevo ciclo de ajuste para rendir honores al FMI.

Para atacar a las y los laburantes no hay grieta. Mientras les trabajadores de la salud pelean por recomposición salarial y mayor presupuesto, en el Congreso, diputados de oficialistas y de la oposición vienen de autoasignarse un aumento de su dieta de casi medio millón de pesos. El “anticasta” Milei se quedó callado frente al dietazo, de nuevo demuestra que de anticasta y antisistema no tiene nada.

Te puede interesar: Del Caño: "Un trabajador de la salud cobra $ 140.000, ¿por qué un diputado tiene que cobrar más?"

Desde En Clave Roja PTS/FIT-U impulsamos una campaña de apoyo a su lucha tanto de estudiantes como trabajadores de la educación, no sólo porque nos atendemos en esos hospitales, sino porque vemos que el vaciamiento y recorte presupuestario es el mismo que en Educación: el Frente de Todos y Juntos por el Cambio ya votaron para 2023 un recorte de 18% en universidades. Que las prioridades de los gobiernos sean las ganancias de los grandes empresarios lo vivimos con nuestros propios cuerpos rotos por años de trabajos informales, en negro, de miles de horas por dos pesos, o por la desocupación. El gobierno vende nuestro futuro para cumplir con el plan del FMI. La deuda externa yla transferencia de ingresos de los trabajadores a los grandes empresarios tuvo un nuevo salto en el gobierno de Macri, que atacó duramente a la salud pública, y se profundizó con el gobierno del Frente de Todos, que lejos de llenar la heladera como prometió, hoy impulsa el ajuste en un país donde casi la mitad de la población está bajo la línea de pobreza. Nosotras y nosotros venimos acompañando también las distintas jornadas de lucha a la que convocan las y los trabajadores de la salud, y seguiremos profundizando todo nuestro apoyo para que triunfen.

¡El Centro de Estudiantes no sacó siquiera una declaración de apoyo a les trabajadores en lucha! Por eso cientos de estudiantes que se sumaron a esta campaña son parte de exigirle a la conducción del Centro que abra espacios donde discutamos esta pelea y cómo sumarnos con nuestras demandas.

Este jueves 1/12 residentes y médicos autoconvocadxs del Hospital Posadas nuevamente van a salir a las calles para romper el cerco mediático. Se suman los residentes que dependen de Provincia porque entienden que la unidad es la clave. ¡Ese día los estudiantes tenemos que ser parte de la jornada de lucha! Estos días son clave para sumar a más compañeros al apoyo a la marea blanca: ¡si ganan les trabajadores de la salud, ganamos todos!

Militancias y militancias

Hace unos días, Cristina Fernández hizo un acto en La Plata con mucho olor a campaña electoral de las que ya conocemos: muchas promesas sin medidas concretas para cumplirlas. Excepto una: hay que aceptar los condicionamientos que impone el FMI. No es casual su llamado a llenar de gendarmes las calles del Conurbano. Son parte de su espacio político los abanderados del “no da la relación de fuerzas” para lo que sea: desde romper con una deuda ilegal y odiosa con el Fondo, para enfrentar a los empresarios un aumento salarial igual a la canasta básica, hospitales y escuelas en condiciones, trabajo digno. Ese mismo día la marea blanca volvía a ganar las calles, mientras decenas de dirigentes sindicales, lejos de fortalecer su pelea, aplaudían a Cristina mientras volvía a decirnos que nos conformemos con “estar vivos”.

Te puede interesar: Sergio Berni: “Lo que escuché ayer de Cristina sobre seguridad es música para mis oídos”

Además de buscar un consenso con la derecha, Cristina Kirchner le habló a su militancia, que también se encuentra en nuestra universidad. Les dijo que hoy les toca “explicarle” a la gente que el ajuste en curso es un mal necesario, es lo único posible, y que no queda otra que resignarnos a perder cada vez más. Siguiendo los pasos que anunció la vicepresidenta, que además parece que hay que avisarle que es parte del mismo gobierno que hoy está ajustando, la conducción del Centro de Estudiantes (Frente Organizado Unahur, Movimiento Universitario de Hurlingham, Colectiva Transfeminista Unahur y Movimiento Mayo) y Unidad Estudiantil (La Cámpora) en nuestra universidad, gestionan también lo que hay, porque “no queda otra”. Como parte del club de “no da la relación de fuerzas”, tampoco se proponen abrir espacios de debate donde todos los estudiantes discutamos cómo nos atraviesa la crisis, qué medidas y perspectivas podemos tomar para visibilizar la deserción la precarización, la necesidad de becas (cada vez menos accesibles), es decir, para impedir que la formación universitaria sea cada vez más un privilegio y no un derecho.

En el reino del FMI, ingresar a la Universidad no significa permanecer. Todas las medidas de inclusión que ofrece la UNaHur podemos perderlas si no atacamos el problema de fondo: el ajuste que aplica el gobierno para cumplir con el Fondo. Seguramente dirán que a los estudiantes sólo les preocupa su formación. ¿Cómo explican entonces el apoyo de tantos compañeros a la pelea de los trabajadores de la salud? ¿Cuánto más se hubiera expresado esa unidad, que intervenga y le dé más fuerza a la marea blanca, si la dirección del Centro de Estudiantes hubiese convocado a instancias democráticas y hubiera declarado su apoyo a esta pelea?

Te puede interesar: Contra la militancia del conformismo y la resignación

En Clave Roja es una red nacional de agrupaciones universitarias. Formamos parte militantes de la Juventud del PTS y muchas y muchos compañeros independientes que se organizan por objetivos y valores que no tienen nada que ver con el sálvese quien pueda que todos los días nos bajan desde arriba. Entendemos que las universidades podrían ser una herramienta política propia: enormes centros de debate y de organización permanente, donde también discutamos sobre cómo intervenir en la crisis y aportar a una salida favorable a las grandes mayorías trabajadoras. Todas las instalaciones, maquinaria, insumos y conocimientos que producimos, lejos de ser pensados como carrera individual, creemos que pueden ser aportes enormes al desarrollo de la clase trabajadora.

Pero también sabemos que si eso no sucede, es porque hay responsables concretos: hay regímenes universitarios pensados sólo para crear una burbuja de la realidad; corrientes ideológicas que insisten en que pasó la época de luchar por un sistema distinto y tenemos que conformarnos con trabajos hiper precarizados, con que nos roben el futuro y el presente, o a lo sumo con alguna que otra reforma en un sistema capitalista criminal; organizaciones políticas que responden a los gobiernos que ajustan y se ocupan de que nada de esto se discuta abiertamente.

La unidad entre estudiantes y trabajadores, es una alianza poderosísima para pelear en conjunto para darlo vuelta todo. Hoy nosotres, les estudiantes, podemos ser parte de unirnos y pelear en conjunto para mostrar en las calles que no nos resignamos a que nos vendan el presente y el futuro, así como mostrar el enorme apoyo que tienen de los estudiantes. La pelea de la marea blanca, nos tiene que encontrar de aliades, porque su pelea es también por la salud de los nuestros, de las y los laburantes y porque si ganan ellos ganamos todos, nos deja en mejores condiciones para organizarnos y enfrentar el ajuste en curso. Ellos y ellas vienen de estar en la primera línea durante toda la pandemia… eran “los héroes”, los aplaudidos: hoy levantaron el puño y tampoco se resignan a que destruyan sus salarios, condiciones de laburo y el sistema de salud. Nuestra trinchera es la misma que la de ellos.

Cada campaña, cada propuesta, la impulsamos con esta perspectiva, e invitamos a todos los que quieran ser parte o debatir.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias