×
×
Red Internacional

PRONUNCIAMIENTO.Este #25N marchamos contra el avance de la extrema derecha y los pactos antipopulares del MAS

Este #25N salgamos todas, todes y todos a las calles contra la violencia hacia las mujeres y las disidencias sexuales y de género. Por una gran movimiento que desde las calles y desde la autoorganización ponga freno al avance de la ultraderecha racista, machista y clerical que hoy busca ir contra nuestros derechos y del pueblo trabajador. Compartimos el pronunciamiento de Pan y Rosas.

Jueves 25 de noviembre | 15:17 | Edición del día

#25N Por los derechos de las mujeres. Contra el avance de extrema derecha y los pactos antipopulares del MAS

En un contexto altamente volátil, salimos a las calles un nuevo Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, denunciando las alarmantes vulneraciones que nos hacen víctimas cotidianas y acentuadas de un sistema de brutal opresión y explotación.

Hasta la fecha, 98 mujeres fueron víctimas de feminicidio a nivel nacional y las cifras de violencia sexual, física y psicológica, no hacen más que ascender. A esto se suman las muertes invisibilizadas por aborto ilegal, que cobran la vida de aproximadamente 480 mujeres año tras año, afectando a las mujeres trabajadoras y del pueblo pobre pues sabemos que mientras las ricas abortan con el privilegio económico de acceder a un aborto salubre, son las pobres las que mueren por esta condena estatal: ¡Ni una menos por feminicidio y aborto clandestino! ¡Denunciamos que el Estado y los gobiernos son responsables! ¡Aborto libre, legal, seguro y gratuito YA!

Mientras se llenan la boca hablando de “despatriarcalización” o haciendo pompa de la Ley No 348, el Estado, el gobierno central y todos los niveles de gobiernos departamentales, no solamente ignoran estas graves problemáticas sociales sin ofrecer políticas que efectivamente combatan la violencia patriarcal, sino que además son garantes efectivos de la impunidad de nuestros victimarios, en un sistema judicial machista y mercantil. Pero eso no es todo: sus pactos patriarcales Estado-Iglesias son privilegiados por sobre nuestras vidas, dando como resultado la obstaculización de elementales derechos adeudados como el aborto legal o los plenos e iguales derechos para las diversidades y disidencias sexuales y de género. ¡Exigimos la legalización del aborto y educación sexual e integral! ¡Justicia por nuestras muertas! ¡Separación efectiva de la Iglesia del Estado!

El caso de la menor de 11 años a quien se estuvo a punto de obligar a parir en Yapacaní, o el caso reciente de una niña de 12 años en Santa Cruz quien fue obligada a ser madre, son un ejemplo de la brutalidad contra la vida de las niñas y mujeres generada por las Iglesias y sectas fundamentalistas en complicidad con instituciones del Estado como la Defensoría de la Niñez. En realidad, el Estado Laico es una ficción frente al poder que las Iglesias nunca han dejado de detentar en 14 años del denominado “proceso de cambio”. ¡Pongamos fin a los privilegios clericales, terminando efectivamente con su poder político y económico! ¡Las niñas no son madres!

Por su parte, la violencia efectuada por los aparatos represivos del Estado también es parte de nuestra cotidianidad, tanto aquella que vivimos en las calles cuando salimos a reclamar por nuestros derechos, como esa que vivió María Fernanda Paucara en la EPI de Chasquipampa, habiendo sido presuntamente violada y asesinada por la policía. Denunciamos que mientras el Ministro Del Castillo señaló categóricamente que fue un suicidio y que no hubo violación, las investigaciones llevadas adelante, que no están exentas de retardación y desconfianza, vienen revelando lo contrario sobre la muerte de esta joven de 22 años. Las mujeres debemos saber que las fuerzas represivas del Estado nunca podrán ser reformadas a nuestro favor y el de sectores populares. Porque esta institución no sea más la encargada de las investigaciones de violencia patriarcal ¡Exigimos justicia para María Fernanda Paucara y nos sostenemos vigilantes frente al caso! ¡Abolición YA de la policía violadora y feminicida!

Venimos presenciando el fortalecimiento de grupos antiderechos como las mal llamadas Plataformas “por la Vida”, así como de posiciones altamente retrógradas, racistas, patriarcales y pro-burguesas, como parte de una avanzada de la derecha a nivel nacional. Aquellos quienes protagonizaron los recientes bloqueos a nivel nacional, son quienes van de la mano de las sectas religiosas, que han conquistado mayor poder político con bancadas como la de CREEMOS y Comunidad Ciudadana en el parlamento. En este escenario, las mujeres nos vemos cara a cara frente a un problema profundamente político, que es la posibilidad de ir a un nuevo punto de inflexión, con el avance de fuerzas políticas directamente opuestas a nuestros derechos, que se re articulan cada vez más y con intenciones de repetir un nuevo 2019, donde el golpe contra el pueblo derramó la sangre de Senkata, Ovejuyo y Sacaba, sin hasta hoy existir justicia por las masacres.

El gobierno del MAS, falsamente llamado socialista, en realidad no está dispuesto a enfrentar de forma consecuente a la extrema derecha que puso las balas en el golpe de Estado y hoy galopa no solamente contra la cúpula política que administra este Estado burgués, sino fundamentalmente contra el pueblo trabajador y empobrecido, y nosotras como parte de los sectores más vulnerados. Ejemplo de estas negociaciones y pactos, lo son hechos como la abrogación de leyes a exigencia de estos sectores y también la impunidad campante de personajes nefastos como Luis Fernando Camacho.

Por todo ello, desde Pan y Rosas consideramos que el movimiento de mujeres, feministas y de las diversidades y disidencias sexuales y de género, debe estar listo para enfrentar este avance ultraderechista sin tapujos, con la auto organización y movilización de masas, de la mano de sectores obreros y populares, sin depositar ninguna confianza en el gobierno del MAS que viene demostrando no hacer más que negociar y retroceder frente a sectores oligárquicos, patronales, racistas y patriarcales. Ningún derecho conquistado fue un regalo desde el Estado, y todo lo que nos queda por defender y obtener, lo conseguiremos con lucha y organización constante.

¡Vamos por un 25N combativo y con independencia política, contra el avance ultraderechista y los pactos del MAS!
¡Transformemos la rabia y dolor en organización y lucha!

Súmate a Pan y Rosas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias