Géneros y Sexualidades

NI UNA MENOS

Este #25N en Tarija por Zulmah y Carla: ¡verdad y justicia!

En estos días se llevan a cabo los juicios por los feminicidios de Zulmah y Carla. Hoy es el juicio por el feminicidio de Zulmah. En esta marcha de Ni Una Menos en Tarija, nos unimos en una sola voz para exigir justicia por ellas y por todas las víctimas de la violencia machista amparada por la burocracia judicial.

Dalila Fabreger

Militante de Pan y Rosas

Miércoles 25 de noviembre de 2020 | 08:23

Foto: Redes/ECAM

El movimiento feminista en Bolivia ha crecido mucho en los últimos años y es esperanzador ver que hay un número creciente de colectivos que se están formando desde la independencia política en los distintos departamentos. En Tarija diversos colectivos de la capital del departamento y de Yacuiba y Bermejo se manifestarán este 25N exigiendo justicia por las 104 mujeres víctimas de la violencia machista, pero también repudiando la retardación de justicia que hace de la vida de los familiares de las víctimas, un calvario.

Y justamente en Tarija, tenemos dos casos claros de esto: Carla y Zulmah. Este 25 levantaremos las voces desde aquí exigiendo incansablemente justicia para ellas, porque justamente este 25 de noviembre se lleva a cabo el juicio en contra del feminicida de Zulmah tras dos años de retardación, complicidad e impunidad. Dos años se cumplen de sufrimiento y peregrinación en busca de justicia por parte de sus padres. Dos años de injusticia estatal.

Recordemos que Zulmah era funcionaria del ministerio de la Presidencia y fue asesinada durante su estadía en Villa Tunari en octubre del año 2018, a la que asistió con una comitiva para organizar la llegada de Evo Morales. El cuerpo de Zulmah se encontró la madrugada del 20 de octubre en el río San Mateo, la última persona que estuvo con ella fue el capitán del ejército Víctor A. C.

Pese al informe forense que determinó que Zulmah presentaba golpes en la cabeza y traumatismos previos a su caída al río donde se ahogó; la declaración del testigo Anghelo Maldonado Aspeti que vio a Zulmah entrando con el militar al río y luego vio a este salir solo y, finalmente, las cinco veces que el acusado cambió su testimonio; hasta el día de hoy no se ha llevado a cabo la sentencia, y no solo eso, sino que el acusado salió en libertad en febrero de 2020 y continúa activo en la 9° División del Ejército, en el Chapare, por orden del ex comandante de las Fuerzas Armadas, William Kaliman.

Mientras tanto, la familia de Zulmah ha vivido un calvario para lograr llevar a cabo este juicio, teniendo que desplazarse con sus propios medios desde Tarija a Villa Tunari. Después de más de dos años del feminicidio de Zulmah, de incontables obstáculos y dificultades, el 17 de noviembre se instaló finalmente el juicio oral en Villa Tunari, pero al día siguiente de instalada la audiencia, el Tribunal suspendió el juicio hasta el 25 de noviembre porque una vocal tenía otra causa que atender, sin considerar que las víctimas, los padres de Zulmah, deben trasladarse desde Tarija porque viven en ese departamento. Además, algunos testigos habían llegado desde La Paz y Tarija, los mismos que tuvieron que retornar a sus ciudades, y deberán realizar otros gastos para presentarse nuevamente ante los vocales.

Esa tamaña indolencia es la que sufren las víctimas y familias de víctimas de violencia en este país.

Una de las testigos del caso es la actual directora del SEGIP y ex abogada de Evo Morales, Patricia Hermosa, que junto a otra funcionaria, Carla Sandy, fueron también parte de la comitiva que asistió al evento de Morales el 2018 y fueron de las últimas personas en ver a Zulmah con vida, por lo que la familia de la víctima ruega que asistan a la declaración, ya que no contestan a sus llamadas: "Hasta la fecha, las señoras Patricia Hermosa y Carla Sandy no contestan. Ahora, Patricia Hermosa ha sido nombrada directora nacional del SEGIP y sabemos que tiene muchas responsabilidades, pero les rogamos que cumplan su deber, como testigos, sobre todo por el respeto y cariño que mi hija siempre les mostró", pidió Vargas.

Así también, el padre de Zulmah hace un llamado para ubicar a quien había dado el testimonio clave: Anghelo Maldonado Aspeti, de quien hasta el momento se desconoce su paradero: "Esa madrugada del 20 de octubre, cuando el capitán entró al río San Mateo con mi hija, el señor Anghelo los vio ingresando juntos y luego lo vio salir solo al militar. Lo declaró así a la Fiscalía, pero ahora, por favor, le pido que se apersone al juicio, por amor de Dios, queremos terminar con este tormento y angustia". Declaró Germán Vargas.

El padre de Zulmah se encuentra preocupado porque constataron que el testigo Anghelo Aspeti visitó al acusado en la cárcel de Arani, el 27 de junio de 2019, ocho meses después del hecho. Y a esto se suman otras irregularidades como la pérdida de objetos claves para la investigación como una prenda íntima de Zulmah, la ropa del acusado y el extravío de una computadora portátil del departamento que Zulmah alquilaba en La Paz.

Ante estos hechos denunciamos y repudiamos la indolencia de la burocracia judicial que es la responsable de que la familia de Zulmah esté viviendo un calvario en la búsqueda de justicia, manifestamos también nuestro repudio a la injusticia de que el feminicida siga ejerciendo sus funciones y viviendo del Estado mientras la familia de Zulmah tiene que buscar justicia con sus propios recursos. Denunciamos también al investigador del caso José Luis F. C., quien extravió documentos claves del caso y que el fiscal haya sido cambiado en medio del proceso, lo cual supone una desventaja para los querellantes.

Exigimos justicia por Zulmah, existen suficientes elementos para imputar al acusado por el delito de feminicidio y otorgarle la pena máxima, exigimos que la lucha de los padres de Zulmah por justicia no sea en vano, a pesar de tener al aparato judicial, corrupto y mercantil de este país en su contra.

Y tampoco queremos olvidar que estos días se llevará también el juicio contra los asesinos de Carla, cuya vida fue arrebatada el pasado febrero en Bermejo. Estamos alertas a que se haga justicia por ella y que todos los implicados sean debidamente juzgados. Bajo este sistema de injusticia, no es posible bajar la guardia porque es la impunidad la que se impone en la mayoría de los casos.

Leé también Tarija: fuerte repudio contra la impunidad en el feminicidio de Carla

Este 25N en distintos puntos del departamento de Tarija, nos manifestaremos en las calles al grito de Ni Una Menos, con Zulmah, Carla, Miriam, Celia, Simona, Teresa, Carmen y tantas otras en el corazón. Por las 104 mujeres cuya vida ha sido arrebatada por este sistema machista y criminal. Contra la revictimización y la impunidad. Por nuestras muertas, ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha.






Temas relacionados

#25N Contra la violencia a las mujeres   /   feminicidios   /   Tarija   /   Bolivia   /   Violencia machista   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO