×
×
Red Internacional

Inflación y protestas. Empezó la huelga en el puerto más grande del Reino Unido por aumento de salarios

Felixstowe es el puerto más grande de contenedores del Reino Unido. Este domingo sus trabajadores comenzaron el primero de 8 días de huelga que pueden poner en jaque parte de la logística y el comercio en Gran Bretaña. Se suman a la ola de huelgas por aumento de salarios ante la crisis y la inflación.

Lunes 22 de agosto | Edición del día

Este domingo comenzó una nueva huelga en el Reino Unido que se extenderá por ocho días. Se trata de una de las más importantes por el lugar estratégico que ocupan sus trabajadores y la capacidad de paralizar parte del comercio y la logística. Se trata del puerto de Felixstowe en Suffolk, Inglaterra, por el que pasan cerca del 48% de todos los contenedores en Reino Unido.

Así los trabajadores portuarios que están exigiendo un aumento de salarios ante la inflación que ya supera el 10% anual, se suman a una oleada de huelgas que agrupa a cientos de miles de trabajadores y trabajadoras del transporte, la salud, la educación, petroleros, correo, judiciales, logística, entre otros.

Son unos 1.900 trabajadores que están afiliados al sindicato Unite en la ciudad de Suffolk. Aunque su número parece reducido en relación a otros sindicatos que han votado ir a la huelga por una recomposición salarial, la ubicación de los portuarios dentro de la cadena de suministros de mercaderías y commodities les de un enorme poder y la capacidad de paralizar el comercio en la isla.

Además se trata de una huelga histórica en ese sector como no se veía desde 1989. Lo mismo ocurre en otros lugares como en salud donde el sindicato de las enfermeras están votando por ir a la huelga por primera vez en su historia.

El puerto maneja unos 4 millones de contenedores de unos 2.000 buques al año, casi la mitad de toda la carga comercial que entra al país.

Sharon Graham, secretaria general del sindicato Unite, acusó a la compañía que administra el puerto y su empresa matriz, C.K Hutchison Holding Ltd, de priorizar las ganancias a expensas del bienestar de los trabajadores.

“Pueden dar un salario decente a los trabajadores de Felixstowe. Es obvio que ambas compañías prefieren sus multimillonarias ganancias y dividendos por encima de dar una paga justa a sus empleados”, señaló.

La empresa solo ha ofrecido un aumento de 8% mientras lo que fue rechazado por los trabajadores y el sindicato. De acuerdo con las últimas cifras oficiales, el índice de precios al consumo (IPC) del país se situó en julio en el 10,1 %, frente al 9,4 % del mes anterior, por lo que se sitúa en el nivel más alto en más de 40 años.

El incremento respondió principalmente al alza de la electricidad y el gas, así como el transporte, los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y del transporte.

La acción en el puerto es la última de una verdadera oleada de huelgas que ya se desató hace más de un mes y tendrá aún más peso en las próximas semanas.

En el caso del correo se trata de 115.000 trabajadores que anunciaron una medida de lucha de cuatro jornadas, exigiendo una recomposición salarial acorde con la inflación.

Por su parte las enfermeras del sistema de salud británico anunciaron la primera huelga de su historia. Son medio millón de trabajadoras y trabajadores de la salud de Inglaterra y Gales que ya empezaron el proceso de votación para ir a la huelga el próximo mes.

Otros de los sectores que anunciaron o amenazaron con ir a la huelga por recomposición salarial y condiciones laborales son los del sector logística.

Así unos 800 trabajadores de Amazon en Tilbury, Essex, al este de Londres, abandonaron sus puestos de trabajo a principios de agosto exigiendo un aumento de sueldos de 2 libras, en respuesta a la oferta de la empresa, del multimillonario Jeff Bezos, de aumentar los salarios en apenas 35 peniques.

Por otra parte, en los últimos días se viralizó una masiva campaña para no pagar facturas de luz y gas con aumentos. Se calcula que el costo medio de la luz y el gas en el Reino Unido subiría un 250% en tan solo un año. La campaña "Don’t pay UK" llama a no pagar las facturas masivamente a partir del 1 de octubre.

La situación se ha vuelto intolerable para los trabajadores y los sectores populares que ven esfumarse su capacidad de compra. El Gobierno reacciona contra las y los trabajadores prohibiendo huelgas, legalizando la contratación de personal externo para intentar quebrar las paralizaciones y poniendo topes a los aumentos ofrecidos muy por debajo de la inflación. Sin embargo, la oleada de huelgas ya comenzó y por el momento parece no tener fecha de finalización. Situaciones similares se viven en otros países de Europa que registran altas tasas de inflación y pero la situación de crisis, agravada por la guerra en Ucrania, también se expresa en estallidos y rebeliones en aquellos países con problemas serios para garantizar combustible o alimento básico, como ya se vio en Sri Lanka, Bangladesh, Irán, Ecuador, y otros.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias