×
×
Red Internacional

La votación de este martes en la Cámara Alta coronó un momento histórico que ha ganado la diversidad sexual desde las calles y también en la política. Chile se convierte así en el octavo país de América Latina en legalizar el matrimonio igualitario.

Martes 7 de diciembre de 2021 | Edición del día

El Senado de Chile aprobó este martes el proyecto de matrimonio igualitario por 21 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones, dando paso el informe de la comisión mixta que fue aprobado unas horas antes.

La comisión integrada por parlamentarios de ambas cámaras aprobó la totalidad de indicaciones que equiparaban derechos de filiación y derechos laborales entre las parejas de igual y distinto sexo, al tiempo que eliminó la causal de divorcio automático para las personas trans que cambian su nombre y sexo legal.

En materia de homoparentalidad, el proyecto garantiza la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, entre otras categorías, para efectos de custodia de hijos o hijas, filiación y adopción, estén o no las parejas unidas en matrimonio y hubiesen tenido o no a sus hijos/as mediante fertilización humana asistida.

En tal sentido, se reconoce la maternidad de mujeres trans y la paternidad de hombres trans en los certificados de nacimiento de sus hijos/as. También se determinó el orden de los apellidos de las parejas del mismo sexo; definiéndose que lo decidirán los progenitores y, si no hay acuerdo, el Registro Civil lo someterá a sorteo.

Con esta votación, producto de años de lucha en las calles del colectivo LGBTI, Chile se convierte en el octavo país de América Latina en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, luego de Costa Rica y Ecuador (aprobados recientemente) o Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y varios estados de México (que llevan años contemplando este derecho).

Se trata de un enorme triunfo en uno de los países más conservadores de la región en materia de derechos sociales, donde el divorcio se legalizó recién en 2004 y el derecho al aborto solo está contemplado desde 2017 solo en tres causales (inviabilidad fetal, riesgo de vida de la madre o violación).

La iniciativa de matrimonio igualitario se presentó en 2017 pero estuvo estancada durante casi cuatro años. La derecha y centro derecha siempre estuvieron en contra y recién este año e hipócritamente Piñera dijo que había "llegado el tiempo" de aprobarlo, aunque las bancadas de su espacio hicieron todo lo posible durante los últimos meses por alargar al máximo su discusión. Por su parte el espacio del ultraderechista candidato presidencial José Antonio Kast, directamente lo considera algo "antinatural".

El triunfo será celebrado este mismo martes en la tarde con una marcha en la céntrica Plaza Italia de Santiago.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias