×
×
Red Internacional

Sanciones. EE. UU. y la Unión Europea desconectan del sistema financiero internacional Swift a bancos rusos

Un alto cargo estadounidense dijo que "Rusia se ha convertido en un paria económico y financiero mundial", y ahora su banco central "no puede apoyar al rublo".

La Izquierda Diario@izquierdadiario

Sábado 26 de febrero | Edición del día

Estados Unidos y la Unión Europea (UE), junto a otros socios occidentales, acordaron este sábado sacar a "determinados" bancos rusos del sistema internacional Swift, una medida económica en respuesta a la invasión militar de Ucrania por parte de Rusia, que golpeará sobre la población rusa.

"Nos comprometemos a asegurar que determinados bancos de Rusia son sacados del sistema de mensajes Swift. Esto garantizará que estos bancos quedan desconectados del sistema financiero internacional y alteran su capacidad para operar globalmente", señaló un comunicado conjunto difundido por la Casa Blanca, y también suscrito por Canadá y el Reino Unido.

Si bien queda definir el alcance y la implementación de la medida, se trata de la respuesta “no bélica más importante que se pueda tener” y podría afectar al PBI ruso haciéndolo caer al menos 5 por ciento.

La expulsión de este sistema financiero tiene un antecedente como herramienta de castigo utilizado en 2012, a través de una directiva de la UE que permitió apartar a Irán como represalia por el desarrollo de su programa nuclear.

¿Qué es el SWIFT?

La Society for World Interbank Financial Telecommunication, más conocida por sus siglas Swift, es una cooperativa de sociedades financieras, fundamentalmente bancos, a los que presta servicio y que dirige desde el 1 de julio de 2019 el español Javier Pérez-Tasso.

El sistema de transacciones Swift es la base del sistema financiero global y lo usan 11.000 bancos en 200 países o territorios para poder hacer transferencias.

Más información: ¿Qué es el sistema Swift? La prohibición que puede golpear a Rusia y que divide a la Unión Europea

Junto a esa medida, Estados Unidos y la UE pactaron "imponer medidas restrictivas" contra el Banco Central de Rusia con el objetivo de "prevenir el uso de sus reservas internacionales para socavar el impacto" de las sanciones.

En una llamada telefónica con periodistas para explicar estas sanciones, un funcionario de la Casa Blanca aseguró a la agencia EFE, que "los efectos de estas medidas serán sentidos de manera inmediata en los mercados financieros rusos" y apuntó que como consecuencia la divisa rusa, el rublo, "entrará en caída libre", lo que significará un golpe a los trabajadores y el pueblo ruso.

Si las entidades financieras de Rusia quedaran fuera del sistema Swift, la operativa de su banca se vería seriamente complicada porque no podrían hacer ni cobros ni pagos internacionales con el resto de entidades que utilizan este sistema.

A todos los efectos se produciría un bloqueo de las transferencias bancarias con el país, lo que tendría a su vez efectos colaterales, ya que cualquier empresa extranjera que necesite hacer pagos en Rusia no tendría opciones de hacerlo por esta vía.

Algunos expertos señalan que Rusia podría recurrir al Sistema de Pagos Internacional de China, conocido como CIPS, que empezó a funcionar en 2015 con 19 bancos tanto chinos como extranjeros que se establecieron en China continental y 176 participantes indirectos que cubrían 6 continentes y 47 países y regiones.

El gobierno ucraniano celebró la medida, aunque originalmente había solicitado que se sacara a toda la economía rusa del sistema. Un pedido que habrió brechas dentro de los países de la Unión Europea por sus diversos lazos y negocios con Rusia.

Por otra parte al ser Swift con consorcio privado, también tiene sus reparos ya que eliminar a Rusia del sistema podría hacer que los sistemas de mensajería rivales, como el CIPS chino, ganen usuarios de forma que también podría llegar a erosionar el poder del dólar estadounidense si las transacciones se empiezan a realizar en otras monedas.

Además, Swift comparte datos con el Departamento del Tesoro de los EE. UU. relacionados con "cuestiones antiterroristas" que, según señala Brian O’Toole, miembro sénior del Atlantic Council y ex funcionario del Tesoro "han demostrado ser enormemente valiosos". En otras palabras, Estados Unidos obtiene información mediante Swift de las transacciones que se realizan en todo el mundo, y al prohibir a Rusia estaría perdiendo esa información.

La medida presentada como un "golpe" contra el gobierno rusa, tendrá otro efecto golpeando a la economía del país, un efecto que recaerá sobre la mayoría de la población.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias