Política Bolivia

MÉDICOS MOVILIZADOS CONTRA EL COLEGIO MÉDICO DE LA PAZ

Coronavirus en tiempos de Larrea

El 17 de marzo, médicos y trabajadores en salud, realizaron marchas en contra del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea (conocido por el rol pro-golpe que ha jugado), debido a que en momentos de emergencia sanitaria por el coronavirus, está pidiendo que se realicen contrataciones de médicos por examen de competencia, como si estuviéramos en condiciones normales.

Miércoles 18 de marzo | 23:32

Foto: redes

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, parte del cuerpo colegiado que ha asumido el control del ministerio de Salud mediante el presidente del colegio médico nacional, Anibal Cruz, el 11 de marzo, alertó sobre la poca preparación que tienen los hospitales para afrontar la pandemia del Coronavirus. Sin embargo, niega la contratación directa de 310 nuevos médicos, lo que ha generado marchas en su contra. Adicionalmente, es uno de los autores del rechazo a recibir la ayuda de Cuba.

El 17 de marzo, médicos y trabajadores en salud, realizaron marchas en contra del presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea (conocido por el rol pro-golpe que ha jugado), debido a que en momentos de emergencia sanitaria por el coronavirus, esta pidiendo que se realicen contrataciones de médicos por examen de competencia, como si estuviéramos en condiciones normales.

En plena crisis del sistema de salud, agudizada desde el golpe de Estado, mediante su desmembramiento, debido a:

  1. La ausencia de cientos de médicos cubanos que han sido despedidos -e incluso procesados- por el autodenominado Gobierno de transición de Áñez.
  2. Falta de la gran fuerza laboral que implican los “internos” en los hospitales de la ciudad de La Paz debido a la decisión universitaria de suspender el Sistema del Internado Rotatorio hasta el 31 de marzo.
  3. Insuficiencia de personal, equipo e insumos médicos para atender a los pacientes que tienen otras enfermedades.
  4. Insuficiente capacitación al personal de salud respecto a los protocolos de atención a pacientes potencialmente portadores del virus.

Pese a estos y otros factores, Larrea se niega a la contratación de 310 médicos cuando en realidad debería exigir al Gobierno, del cual forma parte y frente al cual ahora se queda callado y sin protestas, que se contrate a esos 310 por invitación y se recontrate a todo el personal de salud despedido.

Irónicamente en Bolivia existen médicos desocupados. Los 310 médicos requeridos no son suficientes para encarar la crisis, no existe una cuantificación de las necesidades de personal y recursos; sin embargo, es claro que en estas condiciones se debería exigir el incremento de presupuesto para la Salud, contratación de personal necesario con fuente en recortes drásticos a los presupuestos de las Fuerzas Armadas y de la Policía, porque hoy, se evidencia otra vez la crisis estructural del sistema de salud boliviano.

Evidentemente, el aliado de la oligarquía cruceña y actor destacado del golpe no lo va a hacer, va contra sus intereses reforzar el sistema de salud público, pues la élite del sector médico se beneficia del fortalecimiento de la salud privada.

El pueblo pobre, las y los trabajadores de la ciudad y del campo, los pueblos indígenas, las mujeres son los sectores que sufren las consecuencias. Cuando se discutía la legalización del aborto, recordemos que era el mismo individuo que se oponía. Ahora, cuando se precisa medicamentos cubanos como el Interferón Alfa 2B proveniente de Cuba, un medicamento que ha sido utilizado para controlar la propagación del virus, se niega junto a sus aliados del gobierno a adquirir los medicamentos.






Temas relacionados

Luis Larrea   /   Colegio de Médicos   /   Covid-19   /   Coronavirus   /   Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   Crisis de la salud pública

Comentarios

DEJAR COMENTARIO