Internacional

NI DESPIDOS NI REBAJAS SALARIALES

Continúan las protestas digitales en Perú contra la suspensión perfecta de labores

Este jueves 23 de abril desde las 19:00 hrs se realizará en Perú la tercera jornada de protesta digital y cacerolazo contra las medidas anti laborales que el presidente Vizcarra viene adoptando en medio del avance del COVID-19, como la suspensión perfecta de labores que es un mecanismo legal que permite dejar a las y los trabajadores sin empleo y sin pago por tres meses.

Jueves 23 de abril | 19:13

Foto: Redes sociales

Como lo hemos señalado en otras notas, la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) a través de su presidenta, María Isabel León, exigía al ejecutivo que se habilite la denominada “suspensión perfecta”, contenida en el Art. 12 del Decreto Supremo N° 003-97-TR, que permite que las y los trabajadores sean suspendidos sin percibir salario alguno. Ante este pedido el gobierno habilitó la suspensión perfecta el pasado lunes 13 de abril.

Leé también Gobierno peruano aprueba iniciativa que faculta despidos masivos

Esta medida anti laboral del Gobierno ya viene siendo utilizada por los grandes empresarios, por esa razón y según un reporte del diario La República, hasta el 22 de abril último, a 84 mil trabajadores y trabajadoras de diversos rubros ya los habrían enviado a suspensión perfecta. De esta manera se deja sin salario y sin trabajo a un sector importante de la clase trabajadora y sus familias que, ante la prolongación de la cuarentena, tendrán serios problemas para subsistir.

El argumento del Gobierno es que el fin de su medida es “preservar el empleo”. Esto es absolutamente falso ya que la misma norma establece que “si mejora la situación que atraviesa el país, las empresas podrían reanudar sus actividades y, por ende, los trabajadores mantendrían el vínculo laboral. De lo contrario, los empleadores podrían optar por una reducción de personal o disolución de la compañía”.

La suspensión perfecta junto a la subvención del 35% de la planilla a los grandes empresarios y el otorgamiento de 30 mil millones de soles a los bancos para que supuestamente dinamicen sus préstamos, hacen parte de toda una estrategia pro patronal denominada “Reactiva Perú” que parte de la lógica neoliberal que, otorgando facilidades a los capitalistas, por un "efecto mágico" se reactiva la economía y se acaba la pobreza.

Los promotores de estas iniciativas olvidan que el mundo atraviesa por una severa crisis económica que ha afectado notoriamente el precio de las materias primas y que cuando eso ocurre suele ser usual que los empresarios ajusten a sus trabajadores reduciendo salarios, ampliando la jornada laboral o incrementando los despidos como viene ocurriendo en el Perú. Por eso, el crecimiento para los empresarios siempre se sostiene en el recorte de derechos a las y los trabajadores, de esa manera, crisis como las que estamos viendo ahora se convierten en grandes oportunidades para la burguesía, las cuales les permiten acrecentar su ganancia a partir de la sobre explotación de la clase trabajadora.

Ante estas medidas anti laborales del ejecutivo se han llevado adelante dos iniciativas de protesta en redes sociales y con cacerolazos de por medio. A estas medidas se sumaron la Federación Textil, sindicatos del sector comercio como Saga Falabella y Ripley y otras organizaciones sindicales, de mujeres y estudiantiles. Para este jueves 23 de abril, desde la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP), la Federación de Trabajadores Textiles y la Federación de Trabajadores, Mineros y Metalúrgicos se convoca a una nueva jornada de protesta en las redes sociales y con cacerolazos a partir de las 19 horas.

Leé también Los trabajadores tenemos propuestas para encarar la crisis socio-sanitaria generada por el COVID-19






Comentarios

DEJAR COMENTARIO