×
×
Red Internacional

Guerra en Ucrania. Riesgo de escalada militar de la OTAN: 27 expertos piden a Biden que imponga zona de exclusión aérea

Un grupo de 27 expertos en política exterior han firmado una carta abierta en la que instan al presidente Joe Biden a imponer una zona de exclusión aérea limitada sobre Ucrania en medio de la actual invasión rusa.

Jueves 10 de marzo | Edición del día

Los expertos, entre los que se encuentran ex altos funcionarios del Pentágono y del Departamento de Estado y un ex alto comandante militar de la OTAN, pidieron a la administración de Biden y a la OTAN que implementen una zona de exclusión aérea y dejen claro a Rusia que la alianza no quiere una confrontación con las fuerzas rusas. "El presidente Biden y el secretario general de la OTAN, Stoltenberg, han declarado que ni Estados Unidos ni la OTAN se enfrentarán a las fuerzas rusas sobre el terreno en Ucrania", dice la carta. "Lo que buscamos es el despliegue de aeronaves estadounidenses y de la OTAN no en busca de una confrontación con Rusia, sino para evitar y disuadir un bombardeo ruso que provocaría una pérdida masiva de vidas ucranianas", escribieron los autores.

La realidad es que detrás de una cobertura humanitaria, estos ex funcionarios están proponiendo disparar a los aviones rusos, aunque en circunstancias muy específicas.

Si se llegara a aprobar, sería un salto muy importante en el actual conflicto y podría desencadenar un giro en la guerra de consecuencias impredecibles. Una reacción militar contra Rusia en el corazón de Europa es una verdadera apuesta que podría desencadenar una escalada nuclear. Militarmente, al no estar bien equipado con misiles "tácticos" con capacidad atómica en el Viejo Continente es probable que los Estados Unidos se verían obligados a responder con misiles "estratégicos" de largo alcance desde los submarinos. Esto elevaría significativamente el nivel de devastación de la guerra, que pasaría de ser regional a mundial.

Por el momento, consciente de esos riesgos la Alianza Atlántica ha marcado sus límites. Así, a fines de la semana pasada, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, descartó una zona de exclusión aérea en la que participen las fuerzas de la alianza militar. En el mismo sentido, va el rechazo de Washington a la propuesta de Polonia de poner a disposición de Estados Unidos sus aviones de combate rusos Mig-29 para luego entregarlos a Ucrania. Evidentemente, ni Estados Unidos ni Polonia están dispuestos a asumir la responsabilidad de entregar esos aviones por temor a que el conflicto se agrave y se cree el riesgo de un choque entre la Alianza Atlántica y las fuerzas rusas.

Pero en la medida que los líderes occidentales afirman que "lo peor está por llegar" en Ucrania, los distintos países europeos, la OTAN y Estados Unidos se verán sometidos a una presión cada vez mayor para que se impliquen de forma más directa y contundente en el conflicto. Esta "carta abierta a Biden" es un primer llamado de atención.

Entre los firmantes se encuentran el General retirado Philip Breedlove, antiguo comandante Supremo Aliado en Europa, y el teniente general retirado Ben Hodges, que ocupó el cargo de comandante general del Ejército de Estados Unidos en Europa. A ellos se unieron, entre otros, el ex subsecretario de Defensa Ian Brzezinski, el ex subsecretario de Defensa Eric S. Edelman y el ex subsecretario de Estado y embajador de Estados Unidos en Polonia Daniel Fried.

Cabe destacar que los principales firmantes han ocupado altos cargos militares, diplomáticos o de inteligencia en Europa. Esta preponderancia es sintomática de una grieta sin precedentes que atraviesa al “estado profundo” norteamericano: la división no es sectorial (Pentágono vs. CIA vs. Departamento de Estado) sino geográfica (prioridad en Europa vs. prioridad en el Indo-Pacífico).

Una muestra más que la fuerte dificultad de mantener dos áreas de contención (una contra China, otra contra Rusia) empiezan de alguna manera a reflejarse en el aparato de estado norteamericano, pudiendo abrir brechas en los próximos meses de la guerra si el conflicto sigue prolongándose y radicalizando.

En este marco el riesgo de errores o aventuras militares puede ir creciendo. Una razón de más para movilizarnos de forma urgente contra esta espiral infernal guerrerista.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias