Política Bolivia

tRIBUNA ABIERtA

Cárdenas impone calendario escolar “ajustado” que aumentará la deserción escolar

Legaliza lo que ya acontece: la improvisación y el “sálvese quien pueda”. Las medidas neoliberales en educación terminarán aumentando la deserción escolar y la destrucción de la escuela fiscal.

Vladimir Mendoza M.

Ex Ejecutivo del Magisterio Urbano de Cochabamba

Miércoles 8 de julio | 14:57

Foto: movilización del Magisterio Rural hoy en La Paz (redes sociales)

El pasado 7 de julio el ministro de educación, Cárdenas, presentó un calendario escolar “ajustado” que impone retomar las actividades escolares el 17 de julio y concluirlas el 22 de diciembre. Para ello, según el Decreto Supremo 4260, cada Unidad Educativa tiene, ni más ni menos, que “elegir” bajo qué modalidad desarrollará sus actividades curriculares. La mencionada normativa ofrece un menú de cuatro opciones: modalidad presencial, semipresencial, virtual y a distancia.

La receta neoliberal de la política educativa del Gobierno es clara: cada uno “elige” y se las arregla como puede. Es un retroceso de más de 100 años en materia educativa. Las reformas progresistas en educación que empezaron la construcción de la escuela fiscal (entre sus hitos están la fundación de las escuelas normales y las escuelas indigenales) a inicios de siglo XX, son arrancadas de cuajo por el supuesto Gobierno transitorio al que nadie eligió en las urnas y fue impuesto por la cúpula militar y policial en noviembre del año pasado.

En la ley de la selva, pierden los más débiles

Como dejó bien claro Marx al criticar la ideología burguesa, llamar “libertad” al hecho de que los trabajadores se vean obligados a vender su fuerza de trabajo a un capitalista para no morirse de hambre, es una cruel ironía. En ese sentido, ¿qué posibilidades de elegir tiene una escuela fiscal de la zona sud de Cochabamba cuyos estudiantes ni siquiera tienen agua potable en sus casas y no sueñan con tener acceso a internet? ¿Se le puede llamar “elegir” a la necesidad que tienen niñas y niños de salir de casa junto a su madre para ayudarle a trabajar y no tienen tiempo ni recursos para pasar clases? ¿Qué clase de libertad de elección es la que nos ofrecen a los docentes que tenemos planificaciones, metodologías y actividades pero no sabemos cómo hacerlas llegar a nuestros estudiantes?

En los hechos, el Gobierno de Áñez no está haciendo sino elevar a condición de Decreto Supremo la realidad de improvisación y caos desatada desde hace meses en la educación: de un lado los colegios privados han hecho prácticamente lo que han querido con tal de seguir cobrando pensiones, de otro lado, en las escuelas fiscales las rutinas de mandar tareas por whatsapp o usar (mal) plataformas como google classroom, se han generalizado. Eso es el capitalismo salvaje, sólo le interesa regular adecuadamente las ganancias de los ricos, mientras abajo, la gente trabajadora, sobrevive como puede.

Los efectos de esta “ley de la jungla” son también evidentes: si un docente empieza con 35 de sus 40 estudiantes y envía tareas por whatsapp, al paso del tiempo la cifra de “conectados” rebaja sensiblemente, si se redobla la apuesta y se incursiona en plataformas de acceso más caro como classroom, la deserción es casi completa.

Pero la deserción es sólo uno de los efectos (quizá de los más graves) de la política neoliberal de Áñez y Cárdenas, otras consecuencias son conflictos entre estudiantes y docentes, padres/madres de familia contra docentes y administrativos, etc., etc.

Cárdenas, la ficha de la Iglesia Católica en el gabinete golpista

Cárdenas es el ministro más cuestionado del gabinete. Lo cuestionan el magisterio urbano y rural, las madres y padres de familia, ha mostrado una excepcional ineficiencia para administrar la educación y tiene denuncias públicas de actos de corrupción ¿Por qué no lo remueven del cargo? La respuesta es porque Cárdenas, docente de la Universidad Católica, es la cuota de poder de la Iglesia en el Gobierno.

No por nada las reuniones donde se decidió quien asumía el cargo presidencial después de la caída de Evo Morales, fueron promovidas por la cúpula de la institución eclesiástica, a la cual Cárdenas no ha dejado de beneficiar en su condición de ministro: les ha hecho parte de contratos para ofrecer cursos de formación en educación virtual, ha nombrado a su personal como viceministro de educación regular y también ha dado carta libre para que la educación privada (donde la Iglesia tiene grandes intereses) goce del libre albedrío, entre otras cosas que aún no se han destapado.

¡Defendamos la escuela fiscal con una propuesta educativa!

La gran limitación de la actual lucha del magisterio urbano y rural, efectivizada en piquetes de huelga de hambre en decenas de ciudades y poblados del país, es su carencia de una alternativa para reemplazar la política educativa neoliberal.
Corrientes de docentes de base como [email protected] por una propuesta educativa, Frente Rebelión del Magisterio de La Paz, Frente Pachakuti del Magisterio Rural y otras, hemos planteado una alternativa: Tenemos desarrollados lineamientos administrativos, de gestión y curriculares para concretar una educación a distancia, con currículo de emergencia y de proceso modular, que se puede ver aquí:






Temas relacionados

Víctor Hugo Cárdenas   /   Magisterio Rural   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Jeanine Áñez   /   URMA   /   Educación en crisis   /   Política Bolivia   /   Magisterio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO