Juventud

COMUNICADO DE LA AGRUPACIÓN ESTUDIANTIL “OCTUBRE”

Camarillas deciden el destino de los y las estudiantes de Derecho: La complicidad del centro de estudiantes con las “autoridades” atenta contra el futuro estudiantil

Desde la base, como corriente estudiantil nos pronunciamos:

Viernes 23 de septiembre de 2016 | 09:44

Los estudiantes hemos venido soportando irregularidades, injusticias y arbitrariedades tan frecuentemente que se han hecho costumbre; el sistema mismo nos quiere adormecidos y entorpece el pensamiento crítico de la base estudiantil con: politiquería (peleas políticas entre camarillas, solo con la función de beneficiar a los burócratas); prebenda (corrompieron la ética de los estudiantes en formación, acostumbrándolos a un sistema de corrupción como algo “natural”); y amedrentamientos (cuando la prebenda no funciona en los estudiantes).

Hoy, vemos una más de todas las decisiones universitarias -alejada de los intereses de la base estudiantil- que es aprobada por docentes y centro de estudiantes, a quienes denunciamos:

Este año no solo ha aumentado nuestro aporte “voluntario” para las matrículas a Bs. 100. Sino que además se añadió un nuevo cobro –excesivo e injustificable- para la validación de materias que costarán a Bs. 90 cada una.

Se nos ha respondido que “este nuevo pensum es bondadoso, que está muy bien trabajado y vela por el nuevo abogado que la sociedad necesita”. Bueno pues;

Si esta tan también trabajado ¿Por qué lo hacen a escondidas?

Llamar académico el asunto y -curiosamente- molestarse en obviar la democratización y participación de los estudiantes, dentro una Universidad que reivindica tener co-gobierno. ¡Es contradictorio!

El proyecto para la nueva malla curricular inició con las jornadas “académicas” en la comunidad de Huajchilla, el cual no fue convocado (nadie nos informó para participar sobre la elaboración). No permitieron debatir a la base estudiantil. Limitándonos a que presentemos nuestros proyectos (a sobre cerrado) para que ellos lo “consideren”.

Por eso legalizaron un centro de estudiantes trucho, abalado por un comité electoral trucho, que fue elegido con los delegados ilegítimos “acreditados” por dirección. Deformando toda idea de participación del estudiante con su co-gobierno.

¿Qué objetivos tienen? ¿Quiénes aprobaron la nueva malla curricular?

Liquidan las materias de pensamiento crítico:

1. Economía Política – Ciencia por definición abstracta y lógica, uniéndola con Derecho Económico, materia de estructura normativa y concreta.
2. Sociología general y sociológica jurídica, disminuyéndolas a ser solo una materia.

Es resultado de un pensamiento neoliberal; por eso, el proceso de elaboración y aprobación no necesita ser democrático. Por eso necesita un Centro de Estudiantes que firme lo que ellos ordenen, en nuestro nombre.

Pretenden formar tinterillos con título de maestría; quieren profesionales que sepan hacer memoriales. Por eso no incrementan materias para comprender sobre el pensamiento abstracto del derecho (como Filosofía del derecho) sino que las van reduciendo y limitando.

¿Cómo nos afecta?

Un gran parte de los estudiantes hemos tomado menos de las 8 materias del pensum vigente, en este o en los anteriores años, por razones muy diferentes: por la familia, por el trabajo, o cualquier otro motivo… decisión que ahora nos pone en riesgo.

La convalidación afectará a todos aquellos que:

Para el 2017, aquellos que tengamos una de las 7 materias de primer año QUE NO HAYAMOS CURSADO, por los diferentes motivos, no podrán tomarlas porque no existirán más. Y no podremos tomarlas porque no habrá docentes para esas materias. Lo mismo ocurrirá el 2018 con las materias de segundo año, y el 2019 con las de tercero, y así. Por tanto, nos obligarán convalidar.

La exigencia a los estudiantes de completar las 7 u 8 materias anualmente, no es un reflejo de la conciencia colectiva. Una muy gran parte de los estudiantes no tiene las condiciones, como de aquellos a quienes se les paga la carrera y/o tienen de quien depender.

No significa solo un costo de Bs. 90 (convalidación para para cada materia), las materias cursadas años anteriores, y aprobadas, NO TENDRÁN VALOR ALGUNO.

Materias como económica política, derecho económico, sociológica general, sociológica jurídica, entre otras -los cuales te costaron aprobar anualmente o en veranos- perdieron su valor a medio semestre, o como las materias de técnicas de investigación I y II, que inclusive perdieron el valor de materia.

Que todos los que cursamos con el pensum vigente, no tendremos los beneficios de acceder al nuevo grado de “maestría”.

Que nos demuestran una vez más que, la base estudiantil no tiene voz ni voto, y que las autoridades pueden imponernos tanto interés como lo vean conveniente y según sus intereses.

Y significa cuan corrompido está el Centro de Estudiantes, que permite un proceso antidemocrático.

Que, al Centro de Estudiantes no le importa excluir a los delegados de base legítimos en las jornadas académicas, manteniendo en completa desinformación a los estudiantes, y vulnerando derechos estudiantiles. Erogando gastos para la realización de viajes privados, y sometiendo a amedrentamientos a todos los que pretendieran informarse y esclarecer todas estas irregularidades. Y claro, lo hacen lo más secretamente posible.

Nosotros como OCTUBRE:

• Reivindicamos las resoluciones de la Asamblea; (1) desconociendo al Centro de Estudiantes, (2) rechazando la manera fraudulenta y antidemocrática de aprobar la nueva malla curricular, exigiendo una nueva. (3) elección de un comité de movilización para reivindicar las denuncias y (4) convocatoria a una nueva asamblea estudiantil.

• Rechazamos todo esfuerzo del director y decano de la Carrera de Derecho (Javier Tapia y Remy Camacho) conjunto al rector de la Universidad (Waldo Albarracín) para aprobar un pensum trucho. Como también el rechazo a la legalidad que le otorgaron a los “delegados” certificados por dirección, y el Centro de Estudiantes.

• Exigimos un proceso democrático de discusión y elaboración.

• Rechazamos el intento solo de “socializar” el pensum. Como estudiantes merecemos tener participación tanto en el debate, en la elaboración y la aprobación del mismo.

• Que se apruebe por referéndum, pero separando los resultados de manera estamentaria.

• Rechazamos todo intento y pretexto de eliminar materias que aportan al pensamiento crítico, dentro la formación del estudiante como, económica política y sociológica jurídica.

• Rechazamos la Jornadas académicas realizadas entre camarillas y la nueva participación de delegados certificados por Dirección, que ya habrían mostrado su fraudulenta forma de actuar en las elecciones del Comité Electoral, que termino con el nombramiento del Centro de Estudiantes que ahora desconocemos.

• Rechazamos toda promesa de “exámenes de competencia” a docentes, que al final solo terminan con una lista de aprobados y resultados. Sin saber si el examen fue de calidad.

• Si tan bueno es el pensum, exigimos saber el criterio de transformación a partir de un balance adecuado del Sistema Judicial boliviano, y el contexto nacional e internacional. Y no limitarse a presentar un “estadística” de, que es lo que quiere el mercado laboral.

Queremos profesionales al servicio del pueblo y de los trabajadores, no según las exigencias del mercado.

Buscamos un pensum que forme abogados al servicio de los y las trabajadores y del pueblo con sensibilidad de clase, sentido social y ético. Y esto se aprende con experiencia, no con charles; no permitiendo la legalidad de representantes ilegítimos; no permitiendo corromper al estudiante con prebendas (como lo hacen para campañas de rectorado y centro de estudiantes); no cooptando a los y las estudiantes; no intimidándonos ni inhibiendo a los estudiantes de criticar, opinar y de expresarse libremente; no rechazando la participación de estudiantes en las decisiones académicas. Y luego camuflar todo arguyendo la existencia de co-gobierno al servicio de “los intereses del estudiante”; que no existe, porque ellos, como camarillas, no lo permitirán.

Para que el país no tenga que estar contratando abogados extranjeros en procesos internacionales como es el caso del equipo jurídico ante la demanda marítima en “La Haya” donde todos los abogados con excepción de Rodriguez Veltzé son europeos, situación que evidencia la pésima formación académica de nuestros profesionales.

Nos hace falta mucha más doctrina, y no menos. Nos hace falta cuestionar y debatir cada materia y el enlace de una con otra, y no generalizarlos.

Los estudiantes merecemos más resultados a la realidad social, y no más cuentos de hadas con “proceso de cambio”.

¡FUERA LAS CAMARILLAS DE LA UNIVERSIDAD!
¡FUERA EL CENTRO DE ESTUDIANTES AMARRAHUATOS DE LAS CAMARILLAS!
¡POR LA PARTICIPACIÓN DE LOS Y LAS ESTUDIANTES EN LA NUEVA MALLA CURRICULAR APROBADA DEMOCRÁTICAMENTE Y POR REFERENDUM!!!






Temas relacionados

camarillas    /   Corriente Estudiantil Revolucionaria OCTUBRE   /   Carrera de Derecho   /   Universidad Mayor de San Andrés   /   Bolivia   /   Reforma curricular   /   Democracia   /   Estudiantes   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO