×
×
Red Internacional

Editorial gráfico. CGT: Cuidando al Gobierno de Todos

En esta entrega le dedicamos unas palabritas a la famosa CGT, a quien todos conocen pero hace rato, nadie ve. Hoy reaparecen en la escena política con una movilización que no oculta su alineamiento con el gobierno de Alberto Fernández y su superministro del ajuste, Massa.

Lafken Ilustración

Miércoles 17 de agosto | Edición del día

Surgida en los años ’30 de la fusión de sindicatos anarquistas y socialistas, en tiempos donde las organizaciones eran independientes y luchaban. La CGT fue estatizada en 1945 bajo el gobierno de Perón, quien a través de la ley de Asociaciones Profesionales, logró tener el control para poder combatir la amenaza proletaria: un movimiento obrero que tenía métodos de huelga salvaje y había protagonizado hechos como la Semana Trágica y la Patagonia Rebelde y cuya organización significaba un enorme poder en una situación inestable luego de la segunda Guerra Mundial.

Tener el control de los sindicatos por parte del peronismo que concibe a la clase obrera como su columna vertebral, no le evitó grandes crisis como la lucha que hizo caer el plan Rodrigo, tener en los ’70 la primera huelga general contra un gobierno peronista, una huelga que mostró cómo los sentimientos antiburocráticos crecían cómo pasto en primavera en la conciencia de los obreros.

En las últimas décadas, practicaron los más insólitos argumentos para defender sus alianzas con cada gobierno que pasó y contener a las y los trabajadores para que no haya movilizaciones. Bajo el gobierno de Macri "se pintaron todos de amarillo”. Hoy, aplauden eufóricos el nombramiento del “compañero Massa” para un mayor ajuste. Pero mientras muestran su canallezca alegría, la lucha por abajo amenaza con sobrepasarlos.

Cada vez tienen menos margen de maniobra para no quemarse, siendo el muro de contención entre el ataque del Gobierno y el fuego de la resistencia de los de abajo. Es esa resistencia la que prepara las condiciones para que la clase tome conciencia de su poder de fuego y se auto organice.

Ese es el terror de los burócratas que se pasan décadas enteras atornillados en los sillones. Está por verse si cuando “el compañero Massa” intente avanzar sobre los salarios y derechos laborales, la famosa CGT podrá seguir Cuidando al Gobierno de Todos o todo lo contrario. Saben que su cabeza está en juego. Por eso, su mayor miedo es la democracia de las fábricas y los obreros movilizados.

Hoy habrá dos acciones: La CGT que hace una marcha en apoyo al Gobierno y que solo puede comprenderse en su rol de muro de contención y burocracia cada vez más presionada por la base y una marcha independiente, dónde las luchas en curso como la del SUTNA, docentes, los movimientos sociales y la izquierda, vienen desarrollando esa pelea enorme para que emerja una alternativa favorable a la clase trabajadora y que pueda arrebatar a los parásitos de la cúpula sindical y recuperar los sindicatos para derrotar los planes de ajuste del gobierno, los empresarios y el FMI.

Te puede interesar: Con los sectores combativos y la izquierda. Este 17 todos a las calles: contra el ajuste, por el triunfo de las luchas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias