Ministro de Transporte

Alexis Guerrera aseguró que con la Hidrovía "no irán por su estatización"

Tras asumir como ministro en un acto realizado en el Museo del Bicentenario con la plana mayor del gabinete presente, el flamante titular de la cartera de Transporte, emitió un mensaje tranquilizador para la concecionaria actual de la Hidrovía (Hidrovía S.A) y desechó la idea cada vez más débil de una posible estatización de esta estratégica vía comercial.

Lunes 3 de mayo | 21:44

Alexis Guerrero, quién asumió este lunes a cargo del ministerio de Transporte de la Nación, sucediendo al fallecido Mario Meoni, hizo su primera promesa de gestión, al referirse a la Hidrovía Paraná-Paraguay. La misma dejó tranquilo en primer lugar al grupo Hidrovía S.A., pero también a todos los grandes actores económicos que se benefician con el control privado de esta vía comercial estratégica.

"No vamos camino a la estatización" fueron las palabras de Guerrero, con las que confirmó el camino tomado por el Gobierno Nacional hace pocos días atrás, cuando decidió extender en principio por 90 días, la concesión del dragado y balizamiento de los ríos de La Plata y Paraná a cargo de Hidrovía S.A. La misma vencía en mayo y había tenido inicio en 1995, a manos del ex presidente Carlos Menem, como parte de su plan económico privatizador.

Repasando, en agosto de 2020, el Gobierno Nacional en conjunto con las provincias de Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa y Santa Fe firmó un acuerdo federal para constituir una empresa del estado para gestionar la HPP (Hidrovía Parana-Paraguay), pero finalmente Fernández retrocedió de esta iniciativa con un decreto presidencial (949/20) en noviembre pasado, donde se decidió renovar en manos privadas la licitación de la HPP. Luego, a fines de abril de esta año, através de una resolución firmada por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, se formalizó la prorroga por 90 días de la extensión del contrato de construcción de la hidrovía de la sociedad conformada por el grupo belga Jan De Nul y la argentina Emepa.

Entre algunas cuestiones a considerar, se trata de una vía estratégica por donde se mueven miles de millones de dólares por año. De conjunto, por esta misma vía salen del país el 80 % de los granos y sus derivados y la totalidad de los autos que se producen en el país: una ruta que concentra unos U$S 70.000 millones anuales.

Con la confirmación por parte de Guerrero del camino que el Gobierno inició con la nueva licitación del control de la ruta que conecta con Brasil, Paraguay y Uruguay, el Gobierno garantiza los negocios empresarios que, como salió a la luz con el caso Vicentín, no sólo mueve miles de millones de dólares en manos de un productivo grupo de multinacionales, sino que es una de las vías por las que se realizan todo tipo de contrabandos, tráfico, triangulaciones y estafas al fisco. Lo que se dice un verdadero monopolio privado del comercio exterior.






Temas relacionados

Hidrovía   /   Vicentin   /   Mario Meóni    /   Gabriel Katopodis   /   Ministerio de Transporte   /   Comercio exterior

Comentarios

DEJAR COMENTARIO