Política

#NOALRECONOCIMIENTOFACIAL

[Video] Myriam Bregman: "Al reconocimiento facial no se lo regula, se lo prohíbe"

Con 36 votos a favor y 18 en contra, la Legislatura porteña aprobó la ley de regulación del reconocimiento facial. Dicha ley fue presentada por el Frente de Todos, defendida por el oficialismo y rechazada por el FIT. Con esta votación, ahora Larreta tiene legalizado su sistema de espionaje y control social.

Jueves 22 de octubre | 17:50

Myriam Bregman "Al reconocimiento facial no se lo regula, se lo prohíbe" #NoAlReconocimientoFacial - YouTube

Este jueves 22 de octubre, en la Legislatura porteña se aprobó una ley que modifica la anterior ley del Sistema Público Integral de Video-Vigilancia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, o como se la llama vulgarmente la ley de Reconocimiento Facial, tan repudiada por organismos de DDHH nacionales e incluso internacionales.

Con 36 votos a favor y 18 en contra se aprobó este nuevo marco normativo, donde se incorporan algunos cambios regulatorios. En el recinto fue el oficialismo de Vamos Juntos quienes tomaron la batuta de defensa de esta ley, mientras la izquierda los denunciantes acérrimos de este avance en el espionaje ciudadano, control social y persecución tecnológica.

Para adentrarte en el tema: Reconocimiento facial: persiguen hasta a los menores de edad

Una sesión con grandes contradicciones, el Frente de Todos votó en contra de una ley presentada por el Frente de Todos. Una ley que terminó siendo aprobado por el voto del oficialismo.

La ley encuentra como autora a la legisladora Claudia Neira del Frente de Todos y acompañada por su bloque, con el objetivo de regular el reconocimiento facial. Sin embargo, ante este escenario y ante la presión de varios organismos de DDHH, contradiciéndose el Frente de Todos se sumó al voto negativo. Para más información, Vamos Juntos aprobó el “Expediente N° 1686-D-2020, Proyecto de Ley, de autoría de las/os Diputadas/os Claudia Neira, Claudio Américo Ferreño, entre otros.

Como bien dijo en la sesión la diputada del Frente de Izquierda Myriam Bregman parafraseando a la especialista y miembro de la Fundación Via Libre, Beatriz Busaniche: "Al reconocimiento facial no se lo regula, se lo prohíbe". Y esa es la tónica de denuncia de los organismos de DDHH en nuestro país como así también en varios países del mundo, donde existe la video-vigilancia. Así que, por más que el Frente de Todos pretenda esconder la mano, la piedra ya la lanzó y la ley de su autoría ya se aprobó.

Desde Twitter y con los hastags #NoAlReconocimientoFacial - #NoAlGranHermanoDeLarreta - #ConMiCaraNo, decenas de organismos de DDHH y asociaciones civiles acompañaron el rechazo a este proyecto de ley.

“Este sistema legaliza la peligrosa búsqueda sistematizada de personas a partir de la información biométrica y ha sido denunciado en el mundo entero por discriminación y persecución”, señaló la diputada. En ciudades como San Francisco ya ha sido prohibido, ya que, a través de los datos biométricos, altamente manipulables, se identifica a la persona según un determinado algoritmo. Es decir, un estereotipo, tez oscura por ejemplo, que es denunciando por discriminatorio y racista. En movilizaciones contra el asesinato del afroamericano George Floyd en EEUU se ha identificado manifestantes gracias a este sistema de manera ilegal.

Esta ley aprobada en la Legislatura porteña se trataría de un sistema de “control de daños”, es decir, que tiene la intención de regular, y por tanto legalizar, algo que no debería existir: “Un sistema de control de daños del Gran Hermano Horacio Rodríguez Larreta”, en palabras de Bregman.

A su vez en debate con el bloque del Frente de Todos, Bregman apuntó: “Es llamativo que sea la diputada Claudia Neira (del FdT) quien nos trae este proyecto, porque si hay alguien que denunció este sistema de instalación de cámaras en la ciudad, fue la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien denunció lógicamente que no tenían por qué ponerle cámaras en la puerta de la casa. Y nosotros estamos de acuerdo”.

Bregman dejó en claro que los representantes del bloque del Frente de Izquierda son coherentes con su posición contra estos sistemas que sirven al espionaje, inteligencia y persecución de los que luchan. Desde el PTS, el Ceprodh, lo han denunciado de manera incansable, y Bregman fue querellante contra el Proyecto X de gendarmería durante el gobierno de Cristina Kirchner; han denunciado a integrantes del batallón 601; también a los Plumas de la Federal, ese cuerpo de inteligencia que tiene la policía Federal desde la época de Onganía y que nadie se atreve a tocar; el espionaje a Sergio Maldonado y su familia en la lucha por verdad y justicia por Santiago Maldonado. Desde ese lugar se posiciona y agrega que “los antecedentes que tiene este sistema que hoy se presenta a tratamiento fue utilizado por la AFI, para armar el grupo Super Mario Bros, y desde ahí tener pleno acceso a todas las cámaras de la Ciudad”.

Como si fuera poco fue su compañera de la banca del Frente de Izquierda, Alejandrina Barry quien llevó esta denuncia a la Comisión de Justicia de la Legislatura mientras se estaba redactando y negociando esta ley del Frente de Todos. En ese momento Barry manifestó y advirtió “no tendríamos que estar discutiendo aquí, sino en la Comisión de DDHH. Porque los cuestionamientos a este sistema de vigilancia han sido realizados por organismos de DDHH y asociaciones civiles que se expresaron por cartas y comunicados”.

Volviendo a la sesión, fue también la diputada Bregman quien demostró cómo este sistema de reconocimiento facial, de “vigilancia sistematizada”, sirve para criminalizar la protesta social, dando el ejemplo de la manifestación contra la votación del presupuesto en el año 2018, durante el gobierno de Macri. Allí se identificaron a miembros de la Garganta Poderosa, a trabajadores del Astillero Rio Santiago, para luego montarles una provocación y detenerlos varias cuadras después. “Todo ese seguimiento lo hicieron con el sistema que hoy se pretende legalizar. Hermoso uso de los datos biométricos. Para perseguir a los ‘delincuentes’”, ironizó la diputada.

Finalizando Myriam Bregman fue categórico al advertir que desde el Frente de Izquierda se presentará un nuevo proyecto, junto a organismos de DDHH y asociaciones civiles, por la derogación de dicha ley.

Así se expresó: “Todas las personas que pasamos frente a una cámara somos culpables, hasta que demostremos lo contrario. Este es el sistema que se pretende legalizar y que el Frente de Izquierda rechaza. Nosotros no vamos a convalidar esta política de vigilar y castigar. Vamos a pedir la prohibición de este sistema, con las denuncias que ya tiene en el mundo, entre ellas porque se incluye a niños y niñas. Y de aprobarse, pediremos la derogación de la ley que hoy está en tratamiento”.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO