Internacional

MEDIO ORIENTE

Trump amenaza a Al Assad, Rusia e Irán tras el presunto ataque químico en Duma

Estados Unidos y otros países acusan a Al Assad perpetrar un ataque químico en la ciudad de Duma. El régimen sirio y Rusia lo niegan y acusan a Israel por bombardeo a base aérea siria en la noche del domingo.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 10 de abril | 09:23

Un presunto ataque químico realizado, el sábado, supuestamente por el Ejército sirio en la ciudad de Duma, uno de las últimas zonas dominadas por opositores en Guta Oriental, dejó decenas de muertos y centenares de heridos con síntomas de asfixia.

En un comunicado conjunto de La Sociedad Médica Siria Americana (SAMS, en sus siglas en inglés) y la Defensa Civil Siria, ambas organizaciones afirman que 42 personas fueron halladas sin vida en sus residencias o en los refugios en los que se escondían de los bombardeos en Duma. Para confirmarlo se difundió un vídeo de los "cascos blancos" -un grupo de rescate que trabaja en zonas controladas por opositores al régimen sirio- , que no ha sido verificado por otras fuentes independientes, en las que se ve algunas de las víctimas mortales echando espuma por la boca y padecían cianosis.

Por su parte el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización con sede en Reino Unido, no pudo confirmar que se haya tratado de un ataque químico.

Estados Unidos acusa sin pruebas y Rusia niega el ataque

Inmediatamente que se conoció el presunto ataque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responsabilizó directamente a Rusia e Irán por apoyar al Gobierno de Bachar Al Asad.

"Muchos muertos, incluidas mujeres y niños, en un ataque QUÍMICO sin sentido en Siria. El área de atrocidades está bloqueada y rodeada por el ejército sirio, por lo que es completamente inaccesible para el mundo exterior. El presidente Putin, Rusia e Irán son responsables de respaldar al animal de Asad", afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Y en un tuit posterior, el mandatario atacó a su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, y aseguró que si él hubiera "cruzado su prometida línea roja en la arena", el "desastre" sirio hubiera terminado "hace mucho". ¡El animal Asad hubiera sido historia!, añadió Trump sobre la supuesta decisión de la Administración Obama de no responder por la fuerza en Siria.

Este domingo los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvieron un contacto para confirmar el uso de armas químicas en Siria y coordinar sus acciones en la reunión urgente de este lunes en el Consejo de Seguridad.

El presidente francés "condenó con la mayor firmeza los ataques químicos del 7 de abril contra la población de la Duma en Guta Oriental", informo el gobierno de ese país mediante una nota oficial. Fuentes oficiales confirmaron que ambos mandatarios decidieron coordinar sus acciones e iniciativas en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con el objetivo de avanzar en la investigación y sanciones contra el régimen sirio, pero que también podrían incluir a Rusia e Irán.

Por su parte Rusia afirmó que no encontró indicios de un ataque químico. Así lo aseguró Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso, al afirmar que expertos rusos no encontraron restos de sustancias químicas en la localidad de Duma. "En ese lugar ya han estado nuestros especialistas militares y también los representantes sirios de la Media Luna Roja (...). No han encontrado allí ningún rastro de empleo de cloro o del uso de otra sustancia química contra civiles", dijo Lavrov a la prensa.

Rusia se mantienen como un fuerte aliado del régimen de Al Assad, lo que le ha permitido al régimen sirio sobrevivir durante estos años de guerra, aunque no con el suficiente fuerzas como para imponer términos de una eventual negociación de posguerra.

Siria acusa a Israel de atacar una base aérea

Para completar un escenario en el que aumentan las tensiones, las autoridades sirias acusaron este lunes a Israel de haber atacado la base aérea T4, en el centro del país, que habría causado la muerte de 14 soldados.

Según informó la televisión oficial, fuentes militares aseguran que fueron cazabombarderos israelíes F-15 los que lanzaron varios cohetes sobre el aeropuerto T4 desde el espacio aéreo libanés.

Desde Israel evitaron hacer declaraciones sobre el tema, aunque de confirmarse sería una nueva incursión israelí que se suma al ataque de hace algunas semanas. El bombardeo se produce luego de las denuncias de un supuesto ataque químico el pasado fin de semana en Duma.

La situación en Siria sigue lejos de llegar a un punto de estabilidad. Diferentes actores persiguen objetivos en paralelo pero que son cada vez más contradictorios: Turquía continúa interviniendo en Afrin contra las fuerzas kurdas (respaldadas por Estados Unidos). Israel utiliza las tensiones entre el régimen sirio y Estados Unidos para golpear en la frontera sirio israelí y quitar el foco de sus criminales ataques a los palestinos en la Franja de Gaza.

Trump retoma el discurso intervencionista tras el presunto ataque químico, cuando tan solo unas días antes había planteado la posibilidad de retirarse del tablero de operaciones sirio. La amenaza de represarías contra el régimen sirio tiene un antecedente concreto: hace un año atrás Trump ordenaba el ataque con misiles Tomahawk sobre bases militares del Ejército sirio.

En casi 7 años de guerra hay alrededor de medio millón de muertos (se calcula que un tercio son niños), 8 millones de refugiados y ciudades enteras destruidas. El régimen de al-Assad, al que luego se sumó el apoyo ruso, y Estados Unidos junto a sus aliados son los responsables de la barbarie en Siria, de sus muertos y su destrucción. Una situación que está lejos de resolverse y que por el contrario puede dar camino a nuevos conflictos regionales.






Temas relacionados

Donald Trump   /    Al-Assad   /   Ejército israelí   /   Guerra en Siria   /   Rusia   /   Israel   /   Siria   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO