Política Internacional

COLOMBIA

Toque de queda en Bogotá en segundo día de protestas

Luego de la jornada histórica del jueves con el paro nacional, acatado en toda Colombia, continuaron las protestas por segundo día en varias ciudades. En el centro del país, el alcalde de Bogotá decreto el toque de queda para toda la ciudad.

Jesús Pegueros

Estudiante de la Facultad de Economía de la UNAM | @DemoPegueros

Viernes 22 de noviembre | 23:30

Este viernes se suscitó en diversas ciudades de Colombia una segunda jornada de protestas en contra de las medidas de Duque, exasperadas por las condiciones de vida precarias y la represión del Estado, que se ha cobrado la vida de al menos tres personas junto con cientos de detenidos durante la brutal represión del día anterior.

Te puede interesar: Fuerte represión del Gobierno de Iván Duque durante la jornada de paro nacional

Por la noche del jueves y hasta el viernes se continuaron con los cacerolazos en varias alcaldías, barrios y colonias. Miles de pobladores irrumpieron en las calles para continuar con estas acciones de protesta; llegada la tarde, miles volvieron a congregarse en plazas y avenidas. En la capital, se congregaron de nuevo en la plaza Bolívar.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) reprimió con gases lacrimógenos a la multitud que se manifestaba en la capital del país, mientras que continuaron con detenciones en otras alcaldías. Mediante videos y mensajes, pobladores participantes de la jornada denunciaron el accionar de la Policía con un alto grado de brutalidad y de violación de los derechos humanos, incluyendo uso de armas de fuego para amedrentar y enfrentarse a trabajadores y jóvenes.

El alcalde de Bogotá anunció el toque de queda para la región usando como excusa algunos episodios de ataques a la red de transporte urbano Transmilenio y saqueos aislados, para habilitar el despliegue de 20.000 policías, además de 4.000 integrantes de las Fuerzas Armadas. El verdadero temor no son estos hechos aislados, sino la enorme movilización de cientos de miles de personas en todo el país que salieron a las calles en el marco de una paro nacional histórico para Colombia.

Esta militarización posterior al paro, que también se extiende al toque de queda en Cali, busca amedrentar a los manifestantes, tal como lo hicieron en los días previos con el acuartelamiento, y el cierre de fronteras, en un país ya hipermilitarizado y donde los asesinatos de escuadrones paramilitares hacia dirigentes sociales, políticos, campesinos y obreros, son parte de una estrategia continua de disciplinamiento social. Un disciplinamiento que se vio cuestionado con la masiva irrupción de manifestantes contra el paquetazo de Duque el último jueves, poniendo a Colombia a tono con otros países de la región.

Es por eso que el presidente Duque volvió a referirse a los sucesos del viernes como actos vandálicos y acciones de los “carteles de vándalos” para criminalizar la protesta y justificar el despliegue de las corporaciones armadas, sin dar ninguna explicación por las cientos de detenciones y abusos que se dieron el día jueves.

Pero lo cierto es que los eventos de este viernes dejan claro que existe una voluntad de continuar manifestando el descontento contra las medidas del actual gobierno, parece ser que un día de paro no es suficiente para calmar los ánimos y se espera que estos continúen en los siguientes días.

Te puede interesar: Histórica jornada de movilización en toda Colombia contra el Gobierno de Duque






Temas relacionados

Iván Duque   /   Política Internacional   /   Colombia   /   Paro nacional   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO