Política Bolivia

ANTE LA ARREMETIDA DE LOS EMPRESARIOS COOPERATIVISTAS MINEROS

Todas las libertades democráticas a los asalariados mineros

Viernes 12 de agosto de 2016 | 13:52

Foto: Página Siete

La Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) inicio el miércoles 11 el bloqueo de las carreteras del eje troncal de Bolivia en demanda de un pliego de 10 puntos y en rechazo a la ley para la constitución de sindicatos en las cooperativas.

Producto del bloqueo de carreteras, el día jueves en la localidad de Mantecani, carretera La Paz – Oruro, se originó un enfrentamiento entre policías y cooperativistas mineros. El Presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de La Paz, Federico Escóbar, informó que “La Policía nuevamente ha reprimido a las cooperativas de La Paz, nosotros nos hemos retirado al lado de la Cumbre más que todo para entrar en un cuarto intermedio pero las fuerzas del orden nuevamente, cobardemente, con la ayuda de motonetas, han comenzado a reconocer a la gente y ahora tenemos detenidos y heridos; igualmente de la Policía hemos agarrado a algunos”.
Los mineros cooperativistas mantienen cuatro puntos de bloqueo en las carreteras de Cochabamba, Oruro, Potosí y La Paz. Pese a que se hizo un intercambio de policías rehenes con mineros detenidos, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, confirmó que en Mantecani hay nuevamente policías tomados como rehenes.

¿Qué son las cooperativas mineras?
Las cooperativas mineras han emergido como consecuencia de la relocalización de 1985, cuando la caída catastrófica de los precios de los minerales en el mercado mundial obligó a a la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) a cerrar operaciones en todas sus empresas. La gran mayoría de los socios son gente humilde que trabaja obteniendo un ingreso promedio de 250 dólares o menos. Sin embargo, dentro de este sistema existen verdaderos empresarios que se benefician del no pago de impuestos y regalías, además de contar con mano de obra, jornaleros y cooperativistas pobres, a quienes no se les paga ningún tipo de beneficio social, jubilación o seguro de trabajo. Es decir, que bajo el nombre de cooperativas, se esconden verdaderas cámaras empresariales del trabajo en negro y precario que buscan hacerse de los yacimientos para explotarlos en sociedad con trasnacionales o saqueando los recursos, sin realizar inversiones de prospección y exploración minera, agotando los yacimientos y dejando pueblos fantasmas a su paso.

¿Qué hay detrás de este conflicto?
Evo Morales, en lo que va de su gobierno, ha ido generando una “base social” sobre el soporte de alianzas prebendalistas con sectores de cocaleros, transportistas, comerciantes, y entre ellos los cooperativistas mineros.
El 2012 -pese a la exigencia de los mineros asalariados de nacionalizar el yacimiento minero de Colquiri y que contó con el apoyo y colaboración de cooperativistas pobres y humildes, así como de las comunidades indígena-campesinas de la región- el gobierno del MAS hizo una serie de acuerdos (sobre la derrota de los mineros asalariados) con pequeños grupos empresariales cooperativistas para la entrega de las reservas fiscales mineras para la explotación y la entrega en un 50% de la veta Rosario del yacimiento minero de Colquiri.
Parte de estas concesiones es que al interior de las cooperativas no se pueden constituir sindicatos, lo cual no está en cuestionamiento por el gobierno ya que, como lo ratificó el vicepresidente Álvaro García, "El texto de la ley excluye a las cooperativas mineras y simplemente ratifica la legalidad de los sindicatos que ya existen, no a los que van a existir en las empresas de servicio como por ejemplo telefonía, agua potable, luz eléctrica. La ley simplemente ratifica la existencia de esos sindicatos y la ley textualmente no habla ni va a hablar de sindicalización al interior de cooperativas mineras, están excluidas de cualquier tipo de sindicalización”.
Lo que pretenden con estos bloqueos los empresarios cooperativistas es arrancarle al gobierno más concesiones, entre ellas poder arrendar sus minas a las empresas transnacionales.

¿Qué hacer?
Luchar por las más amplias libertades democráticas de los trabajadores mineros dentro las cooperativas: derecho a la organización, a la protesta, a formar sindicatos, derecho a las huelgas. Sin embargo, esto no es suficiente. Frente al ataque patronal cooperativista que se viene y que cuenta con el visto bueno del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS): nacionalización de las minas sin indemnización y su puesta en marcha bajo administración obrera colectiva; frente al ataque del gobierno al conjunto de la clase obrera y los trabajadores, hay que imponerle a la Central Obrera Boliviana (COB) un plan de lucha nacional, que unifique a los mineros con los trabajadores fabriles y de servicios, así como también con los campesinos, estudiantes y el pueblo pobre, para enfrentar el ajuste, los despidos, y la brutal represión estatal, y para que la crisis la paguen los capitalistas.






Temas relacionados

Política Bolivia   /   Mundo Obrero Bolivia   /   Huelgas Bolivia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO