Internacional

PUEBLO MAPUCHE

Suiza expulsará a representante del pueblo mapuche ante la ONU

Se trata de Flor Calfunao Paillalef, embajadora de la "Misión Permanente Mapuche ante la ONU" desde 2011. Para el tribunal suizo el temor de ser perseguida en Chile es “infundado”. Para la representante mapuche, que recibió en 2008 el premio "Mujer Exiliada, Mujer comprometida", la sentencia es "asombrosa" e "inhumana".

Jueves 19 de julio | 10:16

Suiza expulsará a la representante del pueblo mapuche ante la ONU, Flor Calfunao Paillalef, después de que el Tribunal Federal Administrativo suizo ratificara la denegación de asilo en una sentencia publicada este jueves.

En su decisión, contra la que no cabe recurso, el tribunal admite que la violencia relacionada con el conflicto sobre la propiedad de la tierra en la región de Araucanía, en el sur de Chile, de donde procede Calfunao Paillalef, continúa. También reconoce que existe "incluso un empeoramiento de la situación" como resultado de la "intensificación de las campañas de los activistas mapuches" para defender sus demandas y "el aumento de la represión" por parte de "fuerzas estatales y paramilitares", según un comunicado de la corte.

Sin embargo, agregan los jueces, "no podemos admitir la existencia de una persecución colectiva de tal forma que cada miembro de esta comunidad -tanto en Araucanía como en las otras regiones de Chile, especialmente en Santiago-, pueda demostrar un "temor fundado de ser perseguido con una alta probabilidad simplemente por su pertenencia a este grupo". Se trata de la segunda vez que la corte rechaza un recurso de Calfunao Paillalef, que solicitó asilo en Suiza en 2008 después de llegar al país en 1996.

Calfunao Paillalef es, por decisión de las autoridades mapuches del Wallmapu, la embajadora de la "Misión Permanente Mapuche ante la ONU", que se creó en 2011 y que tiene estatus de observadora en la sede europea de las Naciones Unidas.
La Oficina Federal para las Migraciones ya había denegado su solicitud en 2010 y ordenó su expulsión, pero la líder mapuche apeló ante el Tribunal Administrativo Federal, que rechazó su recurso en 2013. Clafunao Paillalef interpuso una solicitud de reconsideración, pero la Oficina para las Migraciones rechazó la petición en 2017, ante lo cual la representante mapuche volvió a acudir a la Corte Administrativa, que hoy le denegó el asilo.

Calfunao Paillalef se refirió a la sentencia y afirmó que el alto tribunal suizo "minimiza en su resolución la situación de persecución" de los mapuches en Chile y que ella es víctima de "un complot y de presiones de parte de Chile". Y agregó: la sentencia es "asombrosa" e "inhumana".

"¡Me sacarán muerta de este país, pero viva jamás", enfatizó. "Si me expulsan me van a echar en la boca del lobo", añadió. "Llevo 22 años en Suiza y una tiene su vida formada. Considero que es inhumano", afirmó Calfunao Paillalef, que recibió en 2008 de la ciudad de Ginebra el premio "Mujer Exiliada, Mujer comprometida".

El alto tribunal menciona en su fallo que la denunciante en su recurso no ha presentado "nuevas pruebas para concluir que, a su regreso a Chile, las actividades pacíficas que llevó a cabo como embajadora de la Misión Permanente Mapuche ante las Naciones Unidas la expondrían a persecución selectiva".

Pero la representante mapuche recordó que existe una "situación de amenazas, hostigamientos, intimidaciones y hechos de violencia" que padecen su hermana y otros miembros de su familia en Chile, según dijo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al otorgar en 2015 medidas cautelares a Juana Calfunao y sus familiares y al ampliarlas en 2016 a sus hijos y sobrinos, por lo que su integridad en Chile no está asegurada.

Para el tribunal suizo, sin embargo, "la evidencia de la violencia contra su hermana y su sobrino (...) es “irrelevante”, ya que no le concierne directamente", minimizando las denuncias por amenazas e intimidaciones.

Esta sentencia se enmarca en que el Estado chileno, a través del gobierno de Sebastián Piñera, presentó en marzo lo que se llamó "Plan Marshall Araucanía", que promete fortalecer las medidas de criminalización y represión hacia el pueblo mapuche con "mejoras de los sistemas inteligencia", según el propio presidente.

La criminalización del pueblo mapuche es una constante, tanto en Chile como en Argentina. Recordemos que para Piñera el pueblo mapuche son " personas que quemaron vivos a un matrimonio de ancianos, que queman las iglesias con mujeres y niños adentro, que destruyen las plantaciones de sus propios compañeros del pueblo mapuche", según relató ante una periodista chilena el 4 de marzo, cuando presentaba el Plan Marshall Araucanía.

La demonización del pueblo mapuche por parte del Estado tiene como principal objetivo ocultar los enormes negociados al servicio de multinacionales y terratenientes en la Patagonia, y la sentencia de este jueves contra Calfunao Paillalef tiene como trasfondo dicha persecución política.






Temas relacionados

Chile   /   Sebastián Piñera   /   Suiza    /   Pueblo Mapuche   /   Mapuche   /   ONU   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO