Juventud

SANTA CRUZ: CRISIS, RENCILLAS Y REVUELTA EN LA UAGRM

Sólo la lucha hará respetar la voluntad estudiantil

A pocos días de realizarse las elecciones a Rector y Vicerrector, la madruga de ayer viernes, según relatan guardias que vigilaban el campus central de la UAGRM, un grupo de más de 20 personas ingresó violentamente y posteriormente incendiaron el Centro de Cómputos de la Corte Electoral Permanente.

Sábado 10 de septiembre de 2016 | 13:39

Foto: Unitel.tv

Entre el 11 y 20 de julio del presente año, en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), se desarrolló un conflicto intenso y novedoso. Un aire nuevo de lucha y rebeldía recorría todos sus rincones. El conflicto sirvió para poner al descubierto el corrupto régimen de funcionamiento que gobierna no solamente en la UAGRM sino en toda la universidad pública del país. Los estudiantes movilizados más allá de haber logrado una importante victoria política, sembraron la semilla de la rebeldía, lucha y organización. Fueron 10 días en los que los estudiantes ocuparon físicamente la universidad con un paro de actividades, cierre de la misma, lo que popularmente se denominó “la toma”.

A lo largo del conflicto fueron creando organismos incipientes de autoorganización (comisiones), ejercieron la asamblea como órgano de deliberación y decisión, practicaron el pluralismo ideológico y político y siguieron instintivamente la línea de la independencia política. Sobre esa línea, fueron ajustando cuentas con los detractores y públicamente en asambleas desconocieron a las autoridades estudiantiles que en los hechos operaron junto con los grupos contrarios a sus legítimas reivindicaciones.

El conflicto se agravó el 13 y 14 de julio, días en que primero se quemó la corte electoral, después de haberse enfrentado con la policía militar, en un arrebato de los estudiantes movilizados que rabiados por la forma en que vulneraban su voto, dijeron basta. Al día siguiente las autoridades (rector, FUL, candidatos tradicionales a rector) furibundas por la revuelta, decidieron intervenir la universidad con un numeroso grupo de bandidos fuertemente equipados y financiados, que a punta de explosivos se enfrentaron con la resistencia, cuyo resultado fueron más de 40 estudiantes heridos. Sin embargo, no pudieron derrotar el espíritu revoltoso de los movilizados y fueron apabullantemente derrotados ante los ojos del país, tanto así que autoridades de primer orden del gobierno tuvieron que mediar en este conflicto.

La movilización logró torcerle el brazo a las autoridades, quienes arrinconadas tuvieron que convocar de emergencia para que sesione el Ilustre Consejo Universitario (ICU) y atender sus demandas, sin embargo, como las autoridades son los que dominan el juego legalista, agendaron puntos ajenos a los del pliego petitorio y determinaron mañosa y únicamente suspender las elecciones a Rector y Vicerrector y convocar a un Congreso Universitario con una fecha incierta, dejando de la lado la anulación total del claustro universitario y la renuncia de todos los miembro de la corte electoral, auditorías internas y voto universal.

Desde esos días la universidad ya no es la misma y a pocos días de realizarse las elecciones a Rector y Vicerrector, el fantasma de la toma ronda la UAGRM y amenaza desencadenar toda su ira renovadora permanentemente. A razón de ello es que las autoridades docentes-estudiantiles y los candidatos se enfrascaron en una cruzada sin moderarse en los métodos que utilizan, desde lanzarse amparos constitucionales, realizar paros docentes, al punto de llegar a asaltar e incendiar predios universitarios, para intentar contener la profundización de la crisis universitaria, todo esto en un contexto de crisis económica en el que los ingresos por coparticipación tributaria se han reducido un 12% y mientras que los del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) un 51%, lo que en bolivianos significa 88 millones menos, en tan solo siete meses de gestión.

Crisis económica y venta de bienes inmuebles

El pasado 8 de septiembre, el rector interino Manfredo Menacho, dio a conocer la noticia de los recortes al presupuesto universitario que padece el sistema universitario público del país, el cual es “complicado”, según sus palabras, debido a que hay una reducción global de 419 millones de bolivianos (Bs 174 millones menos por coparticipación tributaria y Bs 245 millones menos por ingresos del IDH) para las 11 universidades estatales del país.

En cuanto a los ingresos que percibió la UAGRM hasta julio del presente año (siete meses), por concepto de coparticipación tributaria e ingresos provenientes del IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarburos), mencionó que, a diferencia del 2015, durante el mismo periodo, los montos de ingreso fueron Bs 363 millones y Bs 87 millones, y que esté año sólo se recibió Bs 320 millones y Bs 42 millones, respectivamente. Lo que da una reducción total de Bs 88 millones, durante los primeros siete meses del 2016.

Ante ésta situación las autoridades, a la cabeza del rector, convocaron a un ICU para analizar el escenario de crisis económica abierto, en cuya instancia discutieron la posibilidad de la venta de bienes inmuebles que son patrimonio de la UAGRM, dicha noticia causó indignación entre los estudiantes y ex autoridades, quienes argumentan que la universidad durante los últimos años recibió mucho más dinero que en cualquier otro período de su vida institucional, por tanto, no se justifica la venta de bienes inmuebles.

Amparo constitucional

El docente universitario y excandidato a vicedecano de la Facultad Integral del Norte (Finor) Alexander Quiñones (vinculado al candidato a rector Alfredo Jaldín del frente SOMOS U), interpuso un amparo constitucional, el cual fue admitido el pasado 7 de septiembre por el juez Jaime Arauz Ruiz, del Juzgado Público, Civil y Comercial 10° de la capital, contra la corte electoral permanente de la UAGRM para anular el claustro universitario, asegurando que: “las elecciones son ilegales y que se debe realizar una nueva convocatoria” y que “la realización de las elecciones con la antigua convocatoria al claustro es nula de pleno derecho, está fuera de contexto y de tiempo y vulnera derechos de nuevos actores, fuerzas y votantes que buscan participar en el proceso.” (El deber, 09/09/16).

Inesperadamente, el día de ayer, la audiencia que tendría que haber emitido el fallo para determinar la realización o no de las elecciones, se postergó, a razón de que el juez Arauz, reprogramó la audiencia para el martes 13 de septiembre a las 15:30, coincidentemente el mismo día de las elecciones a rector y vicerrector. Arauz indicó que: “está determinación no impide la realización de las elecciones en la casa superior de estudios toda vez que existe una acción de cumplimiento.” (El deber, 09/09//16).

Sin embargo, el Presidente de la Corte Electoral Permanente de la UAGRM, Roger Guzmán, culpó al juez de estar operando “maliciosamente” al fijar la audiencia para el mismo día de las elecciones y sostuvo que las elecciones del próximo martes están garantizadas tanto para capitales y provincias, que “se trabajará día y noche” para reponer el material perdido durante el incendio provocado la madrugada de ayer viernes y que habrá “resguardo policial” (El Día, 09/09/16).

Por su parte, estudiantes del Movimiento Estudiantil de Base, denuncian que las “camarillas” están buscando medidas ajenas a los estatutos de la UAGRM, que incluso violan la autonomía universitaria, al poner en manos del gobierno de Evo Morales (poder judicial) la decisión de si se lleva o no a cabo las elecciones a Rector y Vicerrector el 13 de septiembre del presente.

Paro de docentes

Las clases en toda la UAGRM se suspendieron por 24 horas, durante el día de ayer viernes, debido al paro de docentes convocado por la Federación Universitaria de Profesores (FUP), medida de protesta asumida para exigir la reincorporación del ex Decano de Ciencias Económicas, Vicente Cuellar, en cumplimiento a una sentencia constitucional, y para exigir el respeto a la programación académica, a la carga horaria y los derechos laborales de los docentes.

“Éste conflicto se suma al de los trabajadores que exigen contratos indefinidos. Hoy, unos 20 trabajadores de la estatal cruceña más sus esposas e hijos se apostaron al interior del edificio del rectorado en demanda de contratos indefinidos (que ellos aseguran les fueron prometidos) y del pago de cuatro meses de salario adeudados.” (El deber, 09/09/16).

Asalto a la corte electoral

Según los guardias de seguridad que vigilan el campus central de la UAGRM, la madruga de ayer viernes, un grupo de más de 20 personas ingresó violentamente después de tumbar una de las puertas con una camioneta, armados con pistolas y realizando disparos al aire redujeron a los guardias y posteriormente incendiaron el Centro de Cómputos de la Corte Electoral Permanente lanzando bombas molotov. Producto de está asonada el 100% del material electoral destinado a las elecciones en la capital y provincias, un total de 80.000 hojas de votación y 80.000 boletas, para el próximo 13 de septiembre, fueron quemados.

El candidato Miguel Cadima, del frente Cambio Real, acusó como autores del asalto “a los que realizaron las impugnaciones para suspender las elecciones que son de la línea de Jaldín y al rector interino Manfredo Menacho, que quiere perpetuarse en el poder, también posiblemente los demás candidatos, excepto quizás Coimbra y Sergio” afirmando que “están directamente interesados en que las elecciones no se realicen”, quien finaliza asegurando que “curiosamente la FUP inicia el paro docente el día en que queman las ánforas” (El Universitario, 09/09/16).

“Las elecciones no cambian nada, la lucha si”

Con esa consigna el grupo de estudiantes que se denominó Movimiento Estudiantil de Base (MEB) y que agrupa a varios estudiantes que fueron parte activa de la “toma”, tienen reuniones periódicamente para discutir y realizar actividades que van desde cursos de formación política, información aula por aula a la comunidad universitaria, hasta medidas concretas como convocar a asambleas estudiantiles para debatir la crisis universitaria.

A razón de ello, ayer por la tarde y al enterarse de la quema del centro de cómputo de la corte electoral, miembros del MEB, realizaron una asamblea de emergencia, producto del cual emitieron un pronunciamiento en el que repudian éstos hechos vandálicos, la arbitraria distribución de la carga horaria y el repudio a la venta de inmuebles universitarios y determinaron convocar a asambleas por carrera, facultad y general para informar y definir las tareas del movimiento.

Por su parte, la organización estudiantil OCTUBRE C.E.R. (Corriente Estudiantil Revolucionaria) emitió un pronunciamiento en el que denuncia la “disputa entre camarillas” y propone: “Contra la barbarie y decadencia que promueven las camarillas debemos impulsar asambleas estudiantiles, la autoorganización, los comités de autodefensa, que son nuestros métodos de lucha legítimos. Además de elegir delegados de base para armar un cuerpo de delegados que sean elegidos en asambleas y curso por curso. Es urgente convocar a una asamblea general para decidir ¿qué hacer?”.

Te puede interesar: OCTUBRE C.E.R. (Corriente Estudiantil Revolucionaria) en el M.E.B. (Movimiento Estudiantil de Bases)






Comentarios

DEJAR COMENTARIO