Juventud

COMUNICADO DE LA AGRUPACIÓN ESTUDIANTIL “OCTUBRE” DE SANTA CRUZ

Rosas ganó y con Cadima legitimaron elecciones que profundizan la decadencia y la barbarie en la universidad

El candidato Rosas se consolidó como nuevo Rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) gracias al voto ponderado. Cadima luego de la derrota, ofrece apoyarlo y "trabajar juntos".

Sábado 24 de septiembre de 2016 | 09:42

Foto: El Mundo

Contra cualquier tipo de pronóstico, los resultados no iban a variar radicalmente. En los comicios del martes 13 de septiembre, se mostraba una tendencia que parecía invariable: Rosas, en docentes obtuvo el 62% (842) y Cadima sólo el 7% (95 votos) y como el sistema electoral pondera el voto docente, en el que un 1 voto docente equivale a 55 votos de estudiantes, la diferencia era abismal y por más que en la segunda vuelta del martes 20, en estudiantes Cadima, haya subido de 21.903 (39%) a 31.497 (51.48%), no le alcanzó para ganar y además, Rosas, aumentó considerablemente de 19.300 (34%) a 29.667 (48.52%.), entre una y otra elección; lo que nos hace sorprender, debido a que Rosas, consiguió más votos de estudiantes, en comparación a la primera elección, que Cadima, aunque éste último se haya impuesto con 31.497 sobre los 29.667 de Rosas (apenas 1.830 votos de diferencia, de un total de 61.164 votos, lo que es igual al 2.9%), pero como los docentes deciden, pues la distancia entre uno y otro candidato es enorme, Rosas obtuvo 1.121 (81.88%) votos y Cadima 248 (18.12%) (873 votos de diferencia de un total de 1.369, o sea el 63%), en el balotaje, a pesar de los acuerdos con las camarillas de docentes, que éste realizó, sólo le subieron 153 (11.17%) votos en docentes. También destacar que hubo un ausentismo de entre el 26 y 27% de la masa electoral, a pesar de las multas y sanciones.

Rosas, supo consolidar acuerdos con las viejas camarillas de docentes y estudiantes y ahora tendrá que lidiar con todos sus eventuales aliados para gobernar en medio de una situación caótica. Un día antes de la segunda vuelta, fueron publicados un par de audios, en los medios de comunicación más importantes de la región, donde se hace conocer que Rosas, habría ofrecido 300.000 dólares y 150 puestos, para que Alfredo Jaldín, renuncie a su candidatura y así otros pagos a otros rivales para consolidar “convenios”. Es también conocido que, en las elecciones a decano, vicedecano y directores de carrera, el pasado 26 de julio, Rosas, obtuvo muchos socios estratégicos: candidatos de su camarilla, que ganaron en la mayoría de las facultades y carreras. La inversión millonaria que hizo en su campaña, le pasará factura, teniendo en cuenta que estamos en medio de una crisis profunda y que de apoco se va reduciendo el dinero del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

A los docentes les supo vender convincentemente la imagen de que él representa estabilidad, por la forma en que durante sus dos gestiones anteriores subió salarios y fue puntual en su pago, además de privilegiarlos copiosamente, aprovechando la favorable situación económica, siendo que en los últimos años la universidad recibió mucho más dinero por concepto de IDH, que en cualquier otra etapa de su vida institucional; sin embargo, los estudiantes fueron persuadidos con la promesa de que iban a recibir financiamiento para sus candidaturas a los centros de estudiantes y de convocar a la brevedad a un congreso universitario para reformular los estatutos universitarios.

Cadima, no ofrecía nada nuevo, pero incluso así hubiese ganado si es que rigiera el voto universal e igualitario. Él mismo se considera un “inocente” políticamente, pero sabemos que en política el que erra de inocente, no es por ingenuidad, sino con una determinada intención y quiso sembrar en sus seguidores y los estudiantes la idea de que, al ser un “político nuevo”, no conocía la forma en que funcionaba la política al interior de la Universidad. Por otro lado, hasta ahora nadie conoce cómo es que pasó de ser un trabajador administrativo a docente universitario titular y de la mano de quién. Él mismo reconoció haber apoyado a Rosas en el pasado y sorprende que ahora haya hecho circular su “apoyo” al nuevo rector para “trabajar juntos”.

Cadima, no es un inocente políticamente, él maneja un doble discurso, por un lado, atacó a las viejas camarillas y denunció que “el voto ponderado es el voto calificado y que es anticonstitucional”, pero por el otro, legitimó las elecciones ilegales y basadas en el voto ponderado y para hacerse del rectorado a como dé lugar, coqueteó, amarró y entró en el juego de la guerra sucia con sus adversarios.
Si bien en determinado momento, con su oportunismo, acaudilló la demanda del voto universal, poco después la abandonó, considerando que podía ganar con el masivo apoyo estudiantil (que en el balotaje se expresó con el 51.48% de apoyo), llegando a decir que alcanzaría más del 80% en estudiantes, pero como el sistema del voto ponderado privilegia a los docentes, pues no tenía oportunidad de ganar. Ahora, quiere retomar la bandera del voto igualitario, para justificar su derrota, pero es una lucha que no le compete y los estudiantes con mayor madurez política lo saben y aprendieron en los hechos que no se debe confiar en caudillos. Incluso, los últimos días fue quedándose sin apoyo, tanto de estudiantes como de sus propios seguidores, a razón de la renuncia de su mano derecha, Francisco Vera, y las denuncias de acuerdos y reuniones privadas que Cadima, habría tenido con representantes de las viejas camarillas, para negociar su puesto de vicerrector, con los cuales Vera, argumento su renuncia.

Nos llama poderosamente la atención, lo que mencionamos más arriba, que, Rosas, en 7 días haya logrado remontar 10.367 votos de estudiantes, siendo que es el candidato que menos aprecio tiene en ese estamento. Otra de las características particulares de ésta elección, es que nadie parece tener consciencia del alcance del ajuste económico y decadencia académica que se agudizarán, aunque ganase quien ganase dicha situación se iba a agravar.

Objetivamente, los resultados y el estado de madurez política de los estudiantes, nos advierten que el congreso universitario, del que ahora hace campaña nuestro flamante Rector y al cual quiere convocar lo más pronto posible, no será más que una trampa para los estudiantes, esto, ante la ausencia de un movimiento estudiantil organizado, politizado y movilizado, que servirá como instrumento para amoldar la universidad al ajuste económico y beneficiar a las camarillas de docentes y estudiantes, como en anteriores ocasiones.

Sabemos que el congreso universitario a lo largo de las últimas décadas, no sólo en la UAGRM, sino en todo el sistema universitario público del país, ha perdido su contenido transformador y, por el contrario, se ha convertido en un arma de doble filo, con el que lamentablemente pierden los estudiantes y ha sido utilizado para acentuar la decadencia y la barbarie.

Para evitar que el congreso sea utilizado nuevamente en nuestra contra, debe ser convocado después de las elecciones a la FUL (Federación Universitaria Local) y centros de estudiantes. Rosas, quiere realizarlo con las actuales direcciones estudiantiles para que éstas se perpetúen y, como la mayoría están a su servicio, aprobar todo lo que a él le convenga y venga en gana. Debemos desconocer en asambleas de carrera y generales a nuestras actuales autoridades estudiantiles y a la Corte Electoral Permanente (CEP) que está totalmente sometida a las viejas camarillas docente-estudiantiles y el actual rector. La CEP carga en su historial el peso de ser una de las más fraudulentas y parcializadas en toda la historia de la UAGRM, por tanto, no le compete organizar las elecciones a autoridades estudiantiles y debemos elegir una nueva Corte Electoral con delegados estudiantiles para que convoquen a elecciones de la FUL y carreras.

Debemos organizarnos, defender y luchar por la agenda de julio, donde claramente hay un punto que incomoda a las camarillas, punto que pondría fin al sistema antidemocrático de elección de autoridades y hacerlo es nuestra punta de lanza para luchar, se trata del voto universal y, a la par de ésta demanda democrática, debemos sumar otras que deben ser preparadas en una agenda política y académica que debemos imponer con movilización y lucha, de lo contrario seremos conducidos a una nueva trampa.

Como OCTUBRE denunciamos desde un principio todo el proceso electoral por ser ilegítimo, ilegal y estar impuesto arbitrariamente por las camarillas y el gobierno del MAS y dijimos que Rosas, es el candidato preferido del Comité Cívico Pro Santa Cruz, de las camarillas y el gobierno, ya que se someterá a los designios que éste imponga y llamamos a luchar, sobre la base de la independencia política, por el voto universal e igualitario y por mayor presupuesto para la universidad, por tanto, llamamos a retomar la bandera de la agenda de julio.

Es por eso que ahora convocamos a organizar asambleas por carrera, facultades y generales para realizar un balance a fondo de éstas elecciones y de la situación política que ha derivado de ella, para que además se elabore un plan de movilización y objetivos prioritarios para encarar el congreso y el nuevo escenario que se abrió con el triunfo de Rosas. Debemos construir cuerpos de delegados desde las bases y elegidos en asamblea y conformar comisiones de lucha e impulsar un gran movimiento de estudiantes con independencia política, para esto, debemos convocar curso por curso a nuestros compañeros y compañeras.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO