Internacional

BRASIL

Renunció el racista ministro de Educación de Bolsonaro: es investigado por la Justicia

Conocido por sus declaraciones racistas Abraham Weintraub presentó su dimisión, aunque Bolsonaro dijo que ocupará un puesto en el Banco Mundial.

Jueves 18 de junio | 20:28

El ministro de Educación de Brasil, Weintraub, anunció este jueves su renuncia al cargo, cruzado por una serie de investigaciones judiciales en su contra. El anuncio llegó mediante un video en el cual aparece al lado del presidente Jair Bolsonaro y en el que afirma que deja el ministerio pero ocupará un cargo del gobierno brasileño en el Banco Mundial.

Por las investigaciones en su contra, Weintraub, llegó a afirmara en una reunión de gabinete que los 11 miembros de la corte suprema debían ir presos.

El exministro está involucrado en una investigación judicial por noticias falsas (fake news) en contra de los miembros de la Corte Suprema, la causa también incluye empresarios, políticos y periodistas aliados de Bolsonaro.

Este lunes el Supremo Tribunal Federal lo incluyó en una invesgtigación sobre supuesta financiación ilegal y lavado de dinero para montar medios que posibilitaron campañas de odio en las redes sociales.

Te puede interesar: Crisis en Brasil: allanan casas de aliados de Bolsonaro por orden judicial

Weintraub, ligado a la extrema derecha brasileña, renunció tras 14 meses en el cargo, un mandato marcado por sus políticas contra el sector educativo y por su discurso racista.

"Voy a seguir luchando por la libertad y por los valores del presidente Bolsonaro, el mejor presidente de Brasil", dijo Weintraub.

En su último acto como ministro, Weintraub, revocó una resolución del gobierno de Dilma Rousseff, que garantizaba cupos y acciones afirmativas (incentivos) en cursos de posgrado en las universidades federales brasileñas para negros, indígenas y discapacitados.

Weintraub también se mostró como un férreo defensor del gobierno de Donald Trump y por sus declaraciones causó problemas diplomáticos con China, principal socio comercial de Brasil desde 2009.

Al igual que el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, el ahora exministro insinuó que la pandemia de Covid-19 sería parte de unos supuestos planes de China para "dominar el mundo".

La renuncia se da en el marco de la puja política que el Poder Judicial mantiene con Bolsonaro y también sobre la posición que había conquistado durante los últimos años sobre la política nacional. La forma en la que se agrega al exministro de Educación a la causa demuestra que es posible insertar cualquier acusación de acuerdo con la voluntad de los ministros del poder judicial, de una manera muy autoritaria y arbitraria.

Esta investigación es parte de la intensificación de las disputas entre el STF y el bolsonarismo y los militares. El STF ha aplicado estas medidas coercitivas para contener el bolsonarismo y volver a tomar el lugar de árbitro en el régimen, como lo hizo desde el golpe institucional contra Dilma Rousseff en 2016, un lugar que luego fue ocupado por los militares, especialmente el general Braga Netto, a cargo de la Oficina de Crisis, casi una presidencia paralela en este momento.

Esta disputa sobre quién dictará las reglas del juego es una muestra de las medidas coercitivas y autoritarias que están dispuestos a tomar tanto el bonapartismo judicial como los militares y Bolsonaro.






Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO