Política Bolivia

LIBERTAD PARA LAS Y LOS PRESOS POLÍTICOS

“Por lo que somos alteños nos tratan de masistas, de terroristas nos tratan”

Se va conociendo la situación de las y los detenidos el 11 de noviembre de 2019, acusados de terroristas y asesinos. Este es el caso de Wilson y Oscar Guarachi. Entrevistamos para LID a la esposa de Wilson quién viene bregando por justicia tras ocho audiencias de cesación de detención preventiva que son suspendidas vulnerando de manera brutal los más básicos derechos a la defensa.

Naomi Gonzales

#YoCorresponsal y miembro del Organismo por los Derechos Humanos y contra la Represión Estatal "ProDHCre"

Jueves 6 de febrero

Foto: Esposa de Wilson Guarachi

Este es el caso de Wilson y Oscar Guarachi, ambos detenidos el 11 de noviembre en la ciudad de El Alto, fueron acusados de terroristas y asesinos, cumplen una detención preventiva de 6 meses en la cárcel de San Pedro. Durante todo este tiempo, desde su detención, se programaron ochos audiencias de cesación de detención preventiva de las cuales ninguna se llevó acabo. Los motivos por los cuales fueron aplazadas estas audiencias son injustificables: la inexistencia de la fiscal, la inasistencia del juez porque el mismo día debía asistir a cursos de capacitaciónen, audiencias sorpresa y la asistencia del abogado en estado de ebriedad entre otros.

Es indignante la suspensión de audiencias y muestra claramente que son intentos dilatorios del proceso por parte de las autoridades como la juez, el abogado y la fiscal de materia.

Entrevistamos para La Izquierda Diario a la esposa de Wilson Guarachi quién señaló que en la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen) de La Paz le prohibieron ver a su esposo y cuñado, con el argumento de que estaban en etapa de declaración y que no podían entrar los familiares. Luego de dos días de detención, recién el 13 de noviembre, en la noche la madre de Wilson logró entrar a la FELCC, pero fue agredida por los policías.

“Mi suegra ha entrado a verlos y no le han dejado ni hablar nada, solo mi suegra le ha pasado la comida y les han sacado a empujones a mi suegra por que no podía hablar (…) mi esposo estaba todo golpeado, así también como mi cuñado, el día 16 de noviembre le han bajado a San Pedro, ya ha sido un jueves a las 4 de la tarde ha sido trasladado a San Pedro, en ahí le han encerrado en el baño dice, estaban encerrado las 24 horas, estaban encerrados ahí, desde las 4 de la tarde hasta las 7 de la mañana han sido encerrados, dijeron que les han hecho trapear, les han apaleado, les han pegado, les han gasificado”.

A casi 3 meses de la detención y encarcelamiento de Wilson y Oscar Guarachi, el relato de la esposa de Wilson muestra la arbitrariedad con la que se maneja esta justicia reservada para los ricos: “cuando nos toca audiencia el juez no se hace presente o la fiscal no está presente y nos andan observando muchas cosas lo cual nosotros no sabemos y algunos abogados no nos explican bien, se suspende la audiencia y no nos da curso porque nos falta, la fiscal nos observa, hasta puntos nos observa, si falta una coma hasta eso nos observa, cosas que son bien injustas que nos observe”. Y continúa “es bien complicado ir a visitar hasta San Pedro, con mi hijito, caminar todo el día (el pequeño tiene tres meses, NdR), a veces sin comer tengo que andar de un lado a otro, por un papel tengo que estar sentada en un lugar, te dicen que espere, que no tiene máquina, que no tiene tiempo, que no es su culpa de él, cosas te andan diciendo y te tratan de terroristas, que eres masista, por lo que somos alteños nos tratan de masistas, de terroristas nos tratan”.

Wilson Guarachi, antes de ser detenido injustamente, trabajaba en su taller de electrónica junto a su esposa. Ella dejó de trabajar después de dar a luz. “A un mes, mi esposo nos ha dejado a los dos (debido a su encarcelamiento) y yo estoy trabajando en el mismo taller ahora para por lo menos solventarme algo para caminar porque es mucho dinero, son 20 mil bolivianos lo que he botado yo para mi esposo y otros 20 mil lo que está botando mi suegra para mi cuñado”.

Los padres de Wilson y Oscar Guarachi son de la tercera edad y lastimosamente la situación en la que se encuentran sus hijos los obliga a realizar préstamos y trabajar y de esa manera lograr recaudar dinero para los gastos que implica todo este proceso.

A raíz de todo lo sucedido los vecinos pititas de los afectados los amedrentan y los amenazan. “En la zona nos miran como si fuéramos terroristas, asesinos, así nos miran en la zona. También nos andan diciendo que nos van a botar que nosotros tenemos la culpa, dicen ´que bien que está en la cárcel mi esposo´ de esa manera nos andan tratando (…) a mi suegro le habían dicho que a sus hijos le van a botar de la zona, que le van a hacer clausurar su taller, que no van a dejar que trabaje”.

Esta es la situación en la que la esposa de Wilson y los padres de los detenidos vienen resistiendo y bregando por justicia. “Yo exijo la libertad de mi esposo, yo no quiero que salga con ningún antecedente mi esposo, quiero que salga libre y que me devuelvan el dinero, que el Estado nos devuelva el dinero que estamos gastando, porque es injusto el gasto que estamos haciendo nosotros”, puntualizó.

Aún no se tiene la fecha de una nueva audiencia. A raíz de tantas irregularidades y negligencia por parte del abogado encargado del caso, la esposa y los padres de los detenidos tuvieron prescindir de los servicios de su abogado con quién lo único que han hecho es gastar dinero en vano y han recurrido a uno nuevo.

En este escenario de creciente represión y vulneración de los derechos básicos a la defensa pedimos a toda la población a solidarizarse con las familias. Los profesionales y trabajadores organizados -de manera independiente a los partidos del régimen- por los derechos humanos y contra la represión estatal “ProDHCre” convocan a las y los trabajadores, estudiantes, a las mujeres y de conjunto a la población a asistir a las audiencias en señal de apoyo y mostrar un repudio a la arbitrariedad con la que fueron detenidos los más de cien presos políticos que como Wilson y Oscar son de familias trabajadoras humildes sobre cuyos hombros recae el peso de defender casi sin recursos a sus presos.

Leé también El ProDHCre convoca a movilizarse a las audiencias de cesación de detención preventiva






Temas relacionados

Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   judicialización de la política   /   Detención preventiva   /   Persecución política   /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   Libertad   /   Detenciones arbitrarias   /   Justicia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO