Política Venezuela

Venezuela

CRISIS POLÍTICA

Oposición convoca a protestas con "toma de Venezuela" este miércoles tras freno a revocatorio a Maduro

La derecha convoca a movilizaciones para el próximo 26 de octubre, es seguro que desde el chavismo también convocarán a contramarchas. ¿Qué política deben tener los trabajadores?

Sábado 22 de octubre de 2016 | 20:53

La oposición, aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), convocó este viernes a una protesta el próximo miércoles en todo el país denominada la "toma de Venezuela" tras la decisión del CNE de suspender el proceso para activar el referendo revocatorio al Presidente Maduro.

La oposición se estaba preparando para completar durante los días 26, 27 y 28 de este mes el último requisito antes de la convocatoria de la consulta, un paso para el que necesitaban la manifestación del apoyo de unos 4 millones de votantes.

Pero el CNE pospuso “hasta nuevo aviso” dicha jornada de recolección de firmas luego que cinco tribunales regionales suspendieran en 5 de las 24 entidades del país el proceso de recolección de firmas con el que la oposición había solicitado la activación del revocatorio el pasado mes de mayo argumentando fraude por parte de la oposición.

Te puede interesar: Tensión política: se pospone la recolección del 20% de firmas para el revocatorio a Maduro

En una conferencia de prensa realizada este martes, Henrique Capriles, del partido Primero Justicia, junto al resto de dirigentes de la MUD declaró que el miércoles 26 "va a ser el inicio de una movilización en todo el país, ya lo habíamos alertado, el próximo miércoles vamos a tomar Venezuela de punta a punta, en cada rincón del país, espero ver al pueblo movilizado para restituir el hilo constitucional".

Capriles, que ha sido uno de los principales impulsores del revocatorio, aseguró que esta movilización no será como la masiva manifestación que realizaron en Caracas del pasado 1 de septiembre, en la que la oposición se retiraron a la una de la tarde, sino que será en los 23 estados y en la capital del país. Pero Capriles fue un poco más en sus declaraciones afirmando que "Ayer se dio un golpe de Estado que solo profundiza la crisis que estamos sufriendo los venezolanos (...) Nosotros nos vamos a movilizar donde sea necesario para restituir el hilo constitucional".

Aún no es claro como se desarrollarán esas protestas. A diferencia de manifestaciones previas, cuando la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estableció un horario y lugar específicos para protestar, Capriles dijo que la próxima semana irán "hasta donde nos tengamos que movilizar". Es decir, no fue claro al respecto.

A la oposición le ha venido siendo cuesta arriba mantener un ritmo constante de movilizaciones de calle, que es lo que le resta fuerza para ejercer una presión mayor sobre Maduro. Así por ejemplo, luego de la masiva movilización en Caracas el pasado 1 de septiembre, no le alcanzaron las energías para mantener este nivel de acciones y pasados los días. En ese entonces hablaron de una gran concentración y de una marcha “sin retorno” en alusión a que no abandonarán las calles hasta conseguir su objetivo. Pero en las siguientes convocatorias se caracterizaron por una bajísima presencia tal como escribimos en un artículo a mediados de septiembre.

Estará por verse entonces cuál será su capacidad de acción el miércoles entrante y qué hoja de ruta seguirán luego de lo que están llamando la “toma de Venezuela”. Este vienes unos pocos universitarios protestaron a las afueras de sus casas de estudio en Caracas, mientras que algunos opositores más radicales llamaron a la “desobediencia civil”, entre ellos Lilian Tintori, esposa del detenido Leopoldo López de Voluntad Popular, considerado uno de los grupos más “duros” de la oposición, además de la ex diputada María Corina Machado.

A principios del 2014, en medio de protestas convocadas por los sectores más duros, como el liderado por Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledesma, y que presionaban para provocar la caída de Maduro dejaron como saldo 43 muertos. En ese entonces, otros sectores de la oposición como el encabezado por Capriles se opusieron a dichas acciones prefiriendo accionar por el revocatorio, habrá que ver ahora qué camino tomarán habida cuenta que se ha pateado el referéndum hacia una fecha indefinida. Hoy, con una peor situación económica y los ánimos caldeados, hasta el momento no es muy claro el camino de la derecha.

En la misma conferencia de prensa en la que hablara Capriles, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup del partido Acción Democrática, anunció que este domingo se realizará una sesión especial del Parlamento en la que “se abordarán temas que hasta el momento han preferido ser cautos”.

Seguramente será una sesión más que simbólica tomando en cuenta el conflicto de poderes existentes en el país, donde la Asamblea Nacional no ha venido ejerciendo un papel ni de presión.

Por su parte Maduro, que está en una gira de cuatro días a países miembros de la OPEP y No OPEP para la promoción de un acuerdo que estabilice los mercados petroleros, declaró desde Azerbaijan que: "Quiero aprovechar para hacer un llamado a la tranquilidad, al diálogo, a la paz, al respeto a la justicia, al respeto a las leyes", dijo en un contacto telefónico con el canal estatal. "Que nadie se vuelva loco, que no vuelvan los tiempos de la locura. Es tiempo de cordura", enfatizaba.
Declaraciones retóricas en momentos de tensión política.

Es imperioso forjar una salida independiente de los trabajadores

Es claro y notorio que la dilatación de la realización de un referéndum para revocar el mandato de Maduro obedece a los cálculos del peligro de perderlo. Pero el gobierno incluso estaba temiendo que el proceso de recolección del 20% de firmas fuese un acto masivo, lo que le podría generar más crisis política al poder transformarse el proceso en un plebiscito mismo, que es lo que buscaba la oposición.

Como escribimos en el artículo de este jueves una vez conocido el anuncio del CNE, la línea seguida por el gobierno de frenar a la oposición con medidas arbitrarias de claro corte bonapartista, independientemente de los aspectos “legales” que busque cubrirlas, no hace otra cosa que llevar más agua al molino de la reacción y favorecerle el camino a la oposición.

Pero con la decisión del CNE, arguyendo que acata la decisión de los tribunales regionales de suspender “hasta nuevo aviso” la recolección de firmas, vuelve a crispar al rojo vivo la confrontación entre el chavismo y la oposición derechista. Seguramente a la par de las movilizaciones convocadas por la oposición, como ya es costumbre el gobierno convocará a contramarchas para ese mismo día.

En una declaración que la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) publicó previamente a la marcha del 1 de septiembre donde se avizoraba una mayor tensión política, y que tiene total vigencia, se sostiene la necesidad de forjar una política independiente de los trabajadores y el pueblo pobre, levantando por ¡Plan de Emergencia obrero y popular y Asamblea Constituyente Libre y Soberana! Invitamos a nuestros lectores a leerla pues allí se expone con una mayor ampliación un programa ante la crisis abierta en país y frente a las políticas que levanta la MUD y el gobierno de Maduro.




Temas relacionados

Referendo revocatorio   /   Política Venezuela   /   Venezuela   /   Henrique Capriles   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO