ACTUALIDAD

Negaron atención sanitaria a una joven salteña porque pensaron que había abortado

El maltrato por parte de un médico a una joven fue en el hospital Juan Domingo Perón, en Tartagal.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Jueves 23 de enero | 12:39

Una madre angustiada y una jóven desangrada fueron la postal que dejó la madrugada de hoy en la ciudad de Tartagal. Fue en el hospital Juan Domingo Perón por causa de un médico que no quiso atenderla porque "se había hecho un aborto".

La madre de la jóven denunció ante el diario El Tribuno que a pesar del estado en que se encontraba la joven "no nos dieron ni una silla de ruedas, solo me dijeron que fuera por el ascensor al primer piso, que tome el pasillo hacia la mano izquierda y que busque a la enfermera para que la atienda a mi hija. A ella la dejé sentada en la sala de espera y cuando vino esa enfermera nos hizo entrar a un consultorio donde hacen ecografias. La enfermera me dijo: "Esperen acá yo voy a buscarlo urgente al médico de guardia’".

El relato de la mujer sigue "frente al consultorio donde nosotros estábamos esperando estaba el médico de guardia durmiendo, el Dr. Parra. Hice que mi hija se acueste en la camilla hasta que vino este mismo médico, de muy mala manera, porque se vé que recién se despertaba, le colocó un gel en el vientre a mi hija; al momento me dijo que no podía ver nada en la eco y que esperemos una hora. Cuando me dijo eso le expliqué que la chica estaba perdiendo muchísima sangre, a lo que me respondió ´yo no puedo hacer nada porque en la ecografía no se ve nada; tiene que esperar’".

"Para justificar su pésimo proceder, este médico le dijo a la doctora que la internó, que seguro mi hija se había hecho un aborto, cosa que con los estudios quedó totalmente descartado; todavía esperamos el diagnóstico, pero lo que sucede en ese hospital es espantoso, lo viví yo misma", agregó.

Es necesario remarcar que La Ley 26.485, de Protección Integral Contra la Violencia a las Mujeres define a la violencia obstétrica como "aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad con la Ley 25.929 (de Parto Humanizado)".

Esa ley no se cumplió y tampoco se cumplió un buen trato con una paciente que estaba vulnerable y además se la criminalizó por algo que no hizo. Todavía no se conocen las causas; pero aunque se haya hecho un aborto igual tiene el derecho a ser asistida.

El estado es responsable

Gustavo Adolfo Ruberto Sáenz Stiro, ​más conocido como Gustavo Sáenz, es el nuevo Gobernador de la provincia de Salta. Con casi el 99% de los votos escrutados se impuso en las últimos elecciones, arañando el 54% la fórmula de Gustavo Sáenz, actual intendente de la capital, y Antonio Marocco. Este frente contó con el apoyo de Juan Carlos Romero. ¿Por qué esto es importante?

Porque a la joven que estuvo desangrándose en la calle no la atendieron. No la atendieron por los prejuicios que se tiene y por la moral católica oscurantista que pretende avasallar todos los derechos de las mujeres y las personas LGTBI. Y de la cual el Gobernador es un férreo defensor.

Sin ir más lejos ha declarado que no está “de acuerdo con el aborto, sino que estoy a favor de las vidas, pero hay que analizar las cuestiones particulares donde cada uno puede pensar lo que quiera”.

La salud no puede ser un negocio, tampoco puede ser un privilegio y mucho menos se puede convertir en una condena. Frente a este hecho, ninguna autoridad judicial actuó de oficio, al menos hasta el momento, para proteger los derechos de una mujer en situación de vulnerabilidad extrema.






Temas relacionados

Gustavo Saénz   /   Aborto legal, seguro y gratuito   /   Mujeres   /   Aborto   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO