Internacional

TOMAS DE ESCUELAS EN PARANÁ

La juventud muestra el camino para derrotar los ajustes en Brasil

Los estudiantes de Paraná están ocupando cientos de escuelas y mostrando una gran resistencia contra la enmienda constitucional que congela los gastos sociales y el decreto de reforma de la enseñanza.

Viernes 21 de octubre de 2016 | Edición del día

Los estudiantes de Paraná, estado del sur de Brasil, están ocupando cientos de escuelas y dando una gran clase de resistencia contra la enmienda constitucional que congela por 20 años los gastos sociales (llamada PEC 241) y el decreto que reforma la enseñanza secundaria. Esta lección ya se esparce hacia otras ocupaciones de escuelas y universidades federales en varios rincones de Brasil. Con esta nueva entrada en escena de la juventud, el gran objetivo del gobierno de Michel Temer y sus aliados golpistas encuentra un importante obstáculo.

Temer quiere aprobar la PEC 241 para descargar las cuentas de esa crisis fiscal en las espaldas de los jóvenes y trabajadores. Si en Brasil la educación y el futuro de los jóvenes nunca fue una prioridad, la derecha neoliberal más desinhibida consolidó su golpe institucional y ahora busca imponer una nueva situación para sacar lo que ya es insuficiente e imponer su proyecto privatista y precarizador hasta el final.

Un primer paso es el corte total o significativo de programas educativos. El empeño del gobierno es el de efectuar ataques más globales y profundos, que logren imponer una nueva estructura social, sin derecho y propagando una nueva ideología empresarial para explotar aun más. La “militancia” de los diputados, senadores conservadores y de los grandes medios golpistas difunde que es necesario recortar los servicios públicos y ampliar la precarización de la vida de los trabajadores por los “tiempos de crisis”.

Los tiempos de crisis solo no corren para los privilegios de los políticos ni para los jueces arbitrarios más caros del mundo. Hacia la juventud se defiende la reforma de la educación secundaria con un discurso que muchas veces esconde su cara liberal de productividad y eficiencia. Refieren incluso a la autonomía del estudiante intentando no pisar sobre huevos con una juventud que se forjó crítica en os últimos tres años, que protagonizó las jornadas de Junio de 2013, impulsó diversas luchas contra los ataques a la educación que el gobierno del PT ya venía aplicando y derrotó a uno de los gobiernos más autoritarios del país con las ocupaciones de escuelas en San Pablo. La ansia por aprobar con prisa esos ataques se choca ahora con un proceso de luchas aun más grande en Paraná, a pesar de toda la demagogia del ilegítimo gobierno.

El gobierno del PT y sus sostenedores como el PCdoB apenas sufrieron el golpe ya se habían aliado a los golpistas en las últimas elecciones municipales. Eso es otra prueba de que no solo le abrieron espacio a la derecha en su gobierno sin tampoco resistieron al golpe porque quieren volver a gobernar para los capitalistas que explotan y oprimen en comunión con ellos. De esta manera, la UNE (Unión Nacional de Estudiantes) y sus variantes tienen un único objetivo en este nuevo escenario nacional: usurpar las luchas de la juventud para recomponer al PT y fortalecer una “alternativa” electoral para el 2018. Esa organización, que debería poner su alcance y recursos al servicio de articular y contribuir al avance de las luchas de la juventud, está moldeada con la lógica burocrática e institucional y nunca podrá dar lugar a las aspiraciones de los que se rebelan contra este orden podrido.

La autoorganización de los estudiantes, la movilización, todas las formas más creativas de debates y las acciones con nuestros métodos de lucha pueden consolidar y expandir esa resistencia, así como ser un arma contra la dura represión represión que enfrentamos delos gobiernos. Esa idea debe ser tomada por cada joven que osó no callar ante el golpe y frente a las ideologías que nos quieren acríticos, como el proyecto Escuela Sin Partido, que pretende impedir que se haga política en los establecimientos escolares.

Los estudiantes de Paraná muestran el camino, muestran que la juventud puede cumplir un importante papel en la correlación de fuerzas contra la derecha golpista y ligarse a los trabajadores para derrotar su objetivo de hacernos pagar por la crisis de los capitalistas.

Por eso la organización juvenil Faísca viene poniendo todas sus fuerzas para contribuir con solidaridad activa, impulsando la idea de que hay que seguir el ejemplo de Paraná en todos los lugares en los que estemos.

Esquerda Diário ha enviado corresponsales a las escuelas ocupadas de Curitiba y está realizando una cobertura para que la voz de esos luchadores resuene en todas partes.

Faísca (chispa) es una organización juvenil impulsada por el Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) de Brasil que lucha contra la derecha golpistas y contra todos los ajustes que quieren imponer a la juventud y a los trabajadores, sin depositar ninguna confianza en el PT, que durante sus gobiernos atacó a los trabajadores y a la juventud. “Queremos ser una chispa contra el capitalismo, enfrentando todas las opresiones desde un punto de vista revolucionario y aliándonos a los trabajadores en sus luchas, porque creemos que es posible construir una nueva sociedad sin explotación y opresión”.






Temas relacionados

Michel Temer   /    Paraná   /    Estudiantes   /    Ajuste   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO