Internacional

NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS

La cervecería Backus en Perú no acata cuarentena y dos de sus trabajadores con COVID-19

Al margen de la cuarentena decretada por el ejecutivo, la cervecería Backus se mantuvo operando y obligaba a laborar a sus trabajadores sin los mínimos implementos de seguridad, por esa razón dos de ellos ya se encuentran contagiados del COVID-19 y existe el riesgo que hayan más trabajadores contagiados junto a sus familias. Exigimos #TestMasivosYa!

Alejandro C.

Militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores CST

Miércoles 25 de marzo | 15:00

Foto: Caretas

La pandemia desatada por el COVID-19 ha develado también que la causa de todos los males sociales en el planeta es el capitalismo, que era defendido en última instancia con el argumento de que “es el menos malo de los sistemas hasta ahora conocidos por la humanidad”. Sin embargo, los miles de muertos e infectados que va dejando regados por el mundo este virus, nos muestra que un sistema organizado en función de las ganancias de los empresarios, quienes siempre actúan con el apoyo cómplice de los gobiernos de turno, termina perjudicando nuestras vidas y nuestra salud.

En Perú a millones de trabajadores asalariados e independientes nos obligan a estar en cuarentena obligatoria y con sanciones punitivas sino cumplimos el estado de emergencia y el toque de queda ordenados por el presidente Martín Vizcarra. Sin embargo, hay muchas empresas que no cumplen estas medidas en complicidad de las autoridades como es el caso de la cervecera Backus, que en pleno estado de emergencia seguía produciendo y obligando a sus trabajadores a asistir a laborar sin contar con las medidas mínimas de seguridad.

Hoy tenemos dos trabajadores de la planta de Ate (Lima) de Backus contagiados de COVID-19. Esta empresa aprovechando que las leyes le favorecen, determinó como “servicios esenciales” la producción de agua y gaseosas, cuando en la planta donde laboran estos trabajadores solo se produce cerveza y esto es de conocimiento de las autoridades del ministerio de Trabajo.

Backus no acató la cuarentena, y sobre los dueños no hay el rechazo social que los medios de comunicación auspician hacia aquellas mujeres que salen a vender como ambulantes desayunos o jugos para que tengan algo para que sus familias coman. Sobre los empresarios de Backus no existe un rechazo social y mucho menos una sanción por parte de las autoridades del ministerio de Trabajo por exponer al contagio del COVID-19 a cientos de trabajadores y sus familias.

Producto de la denuncia de los trabajadores y su organización sindical, la empresa tuvo que emitir un pronunciamiento en donde reconocía que había dos trabajadores contagiados con el coronavirus, claro, no sin antes decir que los trabajadores de esta empresa forman parte de “la familia Backus” y que se preocupan tanto de ellos que están en “permanente comunicación” para “brindarles todo el apoyo necesario”. Lo cierto es que ni al Gobierno, ni a los empresarios les interesa la salud tanto de los trabajadores y el pueblo respectivamente, prueba de ello es la improvisación de Vizcarra ante el tema de salud y la priorización de la producción empresarial, sin importarles que con ello exponen a sus trabajadores a contagios masivos.

Esta pandemia ha mostrado claramente dos expresiones del capitalismo: por un lado promueve el individualismo y el egoísmo aduciendo que la salida es personal y por tanto basta con quedarnos en casa y tomar las medidas preventivas, y por otro lado a puesto en evidencia la hipocresía de los gobiernos, como el de Vizcarra por ejemplo, quienes dicen que les interesa la salud pública, sin embargo, con sus improvisaciones demuestran todos los días que no es así ya que la tienen olvidada y desfinanciada favoreciendo a contra mano con privilegios tributarios a los grandes empresarios. Por eso, su política se centra hoy en exigirle al pueblo trabajador que no salga de sus casas, mientras que empresas como Backus, las mineras y otras sigan produciendo y exponiendo la vida de sus trabajadores.

En una sociedad de clases, cada clase tiene sus intereses. El interés de los empresarios es producir y acumular capital inclusive a costa de la salud y la vida de sus trabajadores. Allí están los hechos para demostrarlo con crudeza. Por eso, un Gobierno sometido a los intereses del empresariado, pugnará siempre por llevar a cabo dichos intereses, allí están también los hechos para demostrarlo: grandes empresas laborando a vista y con la venia del Gobierno, sin embargo, detienen al compañero médico y a las enfermeras que denuncian las falencias en salud, allí están las leyes en favor de los empresarios, allí esta la ministra de trabajo al servicio de las patronales.

Leé también Detuvieron a dirigente de enfermeras en Perú por denunciar “nos daban una mascarilla que debía durar 5 a 7 días”

Los trabajadores no deben dejarse engañar por cantos de sirena, vengan de donde vengan. Deben sacar lección de todo esto. Ninguna confianza en el Gobierno, ninguna confianza en los empresarios. Este y Backusodos los gobiernos que han pasado han sido gobiernos que han llevado a cabo el proyecto empresarial y han defendido los intereses del capitalismo. Los trabajadores tenemos nuestros propios intereses, nuestro propio camino, debemos por lo pronto exigir, con la lucha organizada, mayor presupuesto para salud, para educación, #TestMasivosYa para para focalizar y mapear las áreas de riesgo, elementos de bioseguridad para los profesionales de la salud pero también la distribución de todos los materiales de bioseguridad para toda la población.

Toda nuestra solidaridad y la fuerza a los médicos, enfermeras, becarios, laboratoristas, personal de higiene de hospitales y todos los trabajadores de la salud que le ponen el cuerpo a la crisis. ¡De esta salimos con los trabajadores al frente o no salimos! ¡Todos los recursos a la salud pública!






Temas relacionados

Cervecería Backus   /   Backus   /   #TestsMasivosYa   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Martín Vizcarra   /   Perú   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO