Internacional

MEGAMINERÍA

Gobierno peruano levanta suspensión temporal y ratifica licencia para la ejecución de "Tía María"

Ayer, el Gobierno de Martín Vizcarra confirmó la construcción del proyecto megaminero Tía María en la provincia Islay de Arequipa desconociendo la voluntad y lucha de miles de pobladores del valle de Tambo por la anulación definitiva de este proyecto que atenta contra sus vidas. Los pobladores continúan en pie de lucha.

Cecilia Quiroz

Militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST"

Jueves 31 de octubre | 09:46

Foto: El Búho

Recordemos que la licencia de construcción al proyecto de megaminería “Tía María”, de propiedad de la transnacional Southern Copper, se mantenía suspendida desde el mes de agosto de este año a raíz de las masivas manifestaciones protagonizadas por los pobladores de la provincia de Islay y de la región Arequipa en contra de su instalación. Esta lucha obligó al presidente Martín Vizcarra a suspender dicha licencia, delegando la responsabilidad en el Consejo de Minería, el cual es un ente adscrito al Ministerio de Energía y Minas que, como lo muestran los hechos, reproduce la voluntad de los grandes empresarios mineros, por eso el pasado miércoles terminaron ratificando la licencia de construcción a dicho proyecto.

Leé también Perú: Gobierno suspende licencia a proyecto megaminero Tía María

Desde que se inició el conflicto en el valle de Tambo y en la provincia de Islay, el gobierno ha tenido una política represiva muy fuerte expresada en la militarización de la zona y en las brutales intervenciones de los efectivos de la policía que han costado muchos heridos y detenidos. A esto se suma el cerco mediático impulsado por los diversos medios de comunicación de señal abierta que de esta manera han tratado de invisibilizar el conflicto para aislarlo y derrotarlo. Sin embargo, esto no ha logrado amedrentar a los sectores que vienen implementando las medidas de lucha, por eso han mantenido sus acciones de resistencia hasta la actualidad.

El gobierno de Vizcarra, a través de sus voceros, ha dicho que para el estado peruano es muy importante concretar el proyecto Tía María, ya que de esa manera se conseguirá atraer más inversión extranjera, paliando así las consecuencias de la desaceleración económica que ya se siente en los bolsillos de los trabajadores y el pueblo peruano. Así mismo, los funcionarios del ministerio de Energía y Minas han manifestado que ellos no pueden desconocer la licencia de construcción a Southern, porque “si no se la daban, la empresa perdía todo lo avanzado y se regresaba a foja cero el procedimiento”, como si los intereses y las aspiraciones económicas de esta transnacional fueran los mismos que los de miles de trabajadores y campesinos que padecen todos los días las políticas de precarización laboral y daño ambiental de esta empresa minera.

La respuesta popular

Desde el martes 29 de octubre los pobladores del Valle de Tambo se mantenían alerta y en pie de lucha esperando la decisión del Consejo de la Minería y para ello bloquearon la carretera de Mollendo – Mejía, hasta donde han llegado cientos de efectivos policiales que en horas de la tarde han reprimido brutalmente a los manifestantes, dejando un saldo de 5 heridos que han sido trasladados a la ciudad de Arequipa.

Recordemos que ellos se encuentran en huelga desde el mes de julio, cumpliendo hoy 108 días de paralización, enfrentado una dura represión policial y el cerco mediático impuesto por los grandes medios de comunicación. En su momento la lucha contra Tía María generó un gran impacto social y político, sobre todo cuando se empezó a extender a otras regiones del sur del Perú, por eso el gobierno de Martín Vizcarra, para desviar este ascenso social suspendió la licencia a Southern Copper, el tiempo de suspensión era por 120 días pero en los hechos fue alrededor de dos meses. Otra medida fue el anunció el adelanto de elecciones, justificándose en las disputas con el parlamento de mayoría fujimorista, lo cual le permitió contar con el apoyo de la izquierda reformista y neorreformista y de las direcciones de las centrales sindicales, quienes dejaron de apoyar la lucha del valle de Tambo para priorizar el llamado a adelanto de elecciones. El posterior cierre del parlamento hizo que esta lucha social se reduzca únicamente al Valle de Tambo.

El día de hoy y después de conocerse el fallo del Consejo de la Minería, los pobladores del valle de Tambo y de la provincia de Islay han redoblado sus medidas de lucha bloqueando carreteras adyacentes a la zona. El presidente Vizcarra aún no se ha pronunciado formalmente sobre este tema, sin embargo, gremios empresariales como la Sociedad Nacional de Minería y el Petróleo y el vicepresidente de Finanzas de Southern Copper, Raúl Jacob, en un comunicado a señalado que “el proyecto va a generar un impacto positivo para la provincia de Islay y da una buena señal a la comunidad de inversionistas, mostrándonos como un país que apuesta por su crecimiento económico y cumple sus compromisos”. De esta manera, dejan en claro que van a persistir en imponer el proyecto Tía María, al margen de la voluntad popular.

La forma como se resuelva este conflicto va a depender mucho de la capacidad de lucha de los pobladores del valle de Tambo y de la provincia de Islay. Pero también es necesario que otros sectores vinculados a la problemática ambiental de regiones como Moquegua, Puno, del corredor minero se solidaricen y se unan a la lucha junto a la clase trabajadora de ciudades importantes como Arequipa, sin confiar en los cantos de sirena del gobierno y la empresa minera. Solo la acción independiente y directa del pueblo y la clase trabajadora son garantía de victoria, como bien lo demuestran las experiencias de Chile y Ecuador. Toda nuestra solidaridad con la lucha del pueblo de Tambo y la provincia de Islay.






Temas relacionados

Valle de Tambo   /   Southern Copper Corporation   /   Martín Vizcarra   /   Arequipa   /   Tía María   /   Megaminería   /   Perú   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO