Mundo Obrero Bolivia

ANTE LA CRISIS ECONÓMICA INTERNACIONAL

Evo Morales y el MAS cada vez más cerca del empresariado y más lejos de las y los trabajadores

El MAS recibe la venia de la OEA para las elecciones de octubre. Los agroindustriales se visten de azul. Las leyes anti obreras como el Estatuto del Funcionario Público se mantienen con el acuerdo de dirigentes sindicales corrompidos.

Elio Aduviri

Trabajador del aeropuerto

Jueves 30 de mayo

Foto: APG

Están alejados los tiempos donde el MAS se bañaba de popularidad con marchas de bases de distintos sectores. Hoy son sectores de la burocracia que tienen que controlar las asistencias partidarias. La ideología partidaria que fue comandada por García Linera es ecléctica y por tanto nada sólida para confrontar los nuevos tiempos. Hoy en tiempos donde la crisis azota a países de la región el gobierno del MAS tiene que tomar las medidas preventivas de ajuste para confrontar la crisis. Es así que tiene que ponerse acorde a los tiempos de derechización del continente y el mundo.

El MAS fue garante de los negocios capitalistas en lo que va de su gobierno; los bancos ganaron 5 veces sus capitales. Los empresarios se beneficiaron de todas las aperturas económicas que realizó el gobierno. Primero con los socios como Venezuela, Rusia, China e India. Ahora con créditos del Banco Mundial que felicita los promedios de crecimiento del país. La cámara empresarial nacional en la última negociación salarial apostó al 0% y Evo Morales los contentó con un 3% de incremento al salario mínimo que equivale a 1 boliviano de aumento por día.

A los empresarios de Santa Cruz los sorprendió en el mes febrero cuando les dijo “también son pueblo”. Como ya es uso del Gobierno, en todo este periodo, cuenta con un ramillete de varias propuestas de negocios en favor del empresariado como el tren bioceánico, el desarrollo de Puerto Busch para habilitar una salida al Atlántico a través de la Cuenca del Plata que quiere construir en Puerto Suárez, el gran negocio del biocombustible y rebajas impositivas de exportación de vehículos entre otras medidas.

¿Qué hay para los trabajadores?

Hace varios años está la amenaza de una nueva Ley General del Trabajo mucho más favorable a los empresarios. El ministerio de trabajo ha dejado sin resolución ministerial a los sindicatos que no gozan de su confianza, es decir, de pacto con los patrones. Los aumentos salariales son consensuados con los empresarios y la burocracia de la COB que está con el gobierno. En todos los negocios que buscan para los empresarios no se menciona ningún proyecto para que los empleos sean de calidad con todos los derechos de estabilidad laboral, seguro social y 8 horas de trabajo o menos.

Se habla de créditos para el sector agropecuario, pero de ninguna mejora para el trabajo esclavo en esas regiones, donde los negocios redondos son para los empresarios agropecuarios.

Una norma que ni Carlos Mesa y Evo Morales piensan derogar es el estatuto del funcionario público. Esa norma les sirve para controlar a su placer a las y los trabajadores del sector público y continuar violando sistemáticamente los más básicos derechos laborales. Sectores que no gozan de estabilidad laboral, no pueden organizarse en sindicatos, les restringen todos los derechos de la Ley General del Trabajo. En todo es funcional a los negocios empresariales y capitalistas del gobierno. Empresas estratégicas como BOA y otras les imponen este estatuto del funcionario público para que las y los trabajadores no puedan pelear por sus beneficios sociales ya que son un “costo” que afecta las ganancias de los empresarios y del Estado que prefieren evadir o anular estos derechos.

Los trabajadores debemos pelear por las 6 horas de trabajo con la misma remuneración para ocupar a las y los compañeros desocupados o desempleados. Hoy las horas son muy extensas, los trabajadores estamos más en el trabajo que en nuestros hogares, a cambio de salarios que valen cada vez menos para cubrir la canasta familiar.

En tiempos donde la crisis empieza a llegar al país, los trabajadores vamos a ser los afectados y los empresarios, que son la base de la derecha política en el país, reciben negocios redondos promovidos por el gobierno.

Es momento que las y los trabajadores nos organicemos y reflexionemos acerca de lo que viene para nosotros. Hoy cuando hacen demagogia para ganar las elecciones los trabajadores no estamos en la agenda de los políticos. Que la crisis la paguen los empresarios, los que ganaron millones en estos años de gobierno del MAS.

Las y los trabajadores del sector público y privado debemos ver que esta sociedad entre el gobierno y los empresarios y por ende la derecha, está en contra de los trabajadores. En estas elecciones debemos expresar nuestro repudio a esta sociedad votando nulo. Porque ninguno va por la mejora de nuestras condiciones de trabajo.






Temas relacionados

Elecciones 2019 Bolivia   /   Estatuto Funcionario Público   /   Carlos Mesa   /   derechos laborales   /   Mundo Obrero Bolivia   /   Bolivia   /   MAS Boliviano   /   COB   /   Empresarios   /   Burocracia sindical   /   Evo Morales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO