Géneros y Sexualidades

#8A: PRONUNCIAMIENTO DE PAN Y ROSAS BOLIVIA

En todo el mundo: ¡Aborto legal, seguro y gratuito!

#8A:QueSeaLey. Educación sexual, laica y no sexista para decidir, anticonceptivos para no abortar y abortol legal, seguro y gratuito para no morir.

Miércoles 8 de agosto | 12:06

Hoy vivimos una jornada histórica: millones de mujeres salimos a las calles en todo el mundo en apoyo a las compañeras en Argentina que están dando una gran lucha, alentándonos a no dejar de pelear contra la penalización del aborto, del básico derecho a decidir y a no morir, en cada uno de nuestros países. Esta Ley fue aprobada en la Cámara de Diputados del vecino país el pasado mes de junio y hoy se tratará en la reaccionaria Cámara de Senadores, con muchas amenazas de votos en contra pese a las movilizaciones de millones a puertas del Congreso: se peleará para que un puñado de 70 retrógradas dejen de condenar año tras año a cientos de mujeres a la muerte. Las compañeras ya decidieron y ganaron en las calles ¡aborto legal, seguro y gratuito! Y desde Bolivia enviamos toda nuestra solidaridad y apoyo militante.

En Bolivia nuestro derecho al aborto también es negado, con causales insuficientes que no engranan con la realidad de más de 80.000 mujeres que abortan clandestinamente cada año, de las cuales aproximadamente 480 son condenadas a la muerte (datos Centro de Información y Desarrollo de la Mujer - CIDEM).

Las mujeres abortamos sea o no una práctica legal. Ésta es una realidad que ni las iglesias, ni la oposición ultra conservadora, ni el propio gobierno del MAS, pueden negar. La diferencia radica en la cantidad de vidas que pueden ser salvadas si se deja de criminalizar este tan básico derecho a decidir sobre el propio cuerpo y en última instancia, sobre el curso de nuestra existencia. Se trata de dejar de condenar a las mujeres de los sectores más empobrecidos a la muerte impuesta por la cruel alianza entre patriarcado y capital; así como de luchar contra el violento tutelaje que todas las instituciones (familia, Estado, Iglesias etc.) ejercen sobre nosotras consideradas propiedad privada sobre la que se puede regir.

Las mujeres bolivianas y del mundo abortamos por diversos motivos. Porque no contamos con las condiciones para ser madres en este sistema explotador que se atreve a juzgarnos como “asesinas” cuando es toda su estructura la que nos condena junto a miles de hombres, niños y niñas a la pobreza extrema y al hambre; abortamos porque fuimos violadas en una sociedad que además juzga más nuestras formas de vestir y el conjunto de nuestras decisiones que a los propios criminales que perpetúan estos actos de violencia machista; abortamos porque el método anticonceptivo pudo fallar o porque en nuestro país, queramos verlo o no, la educación sexual y el uso de anticonceptivos sigue siendo inaccesible para muchos; y abortamos, entre otras, quienes por diferentes motivos estamos o estuvimos frente a un embarazo no deseado y escogimos no ser madres, siendo nuestra voluntad y derecho. En suma, son diversas las situaciones que nos llevan a tomar esta decisión y ninguna de ellas se debe a nuestro “gusto y gana”, como pretenden hacer ver las instituciones eclesiásticas.

La clandestinidad de esta práctica solo alimenta el lucro de un negocio millonario y negligente, con precios que pueden variar desde 200 bs., en condiciones altamente insalubres, hasta más de 500 $us (hasta el triple del salario mínimo nacional por un aborto seguro). Quienes no pueden pagar el privilegio de un aborto garantizado, padecen de la forma más brutal esta prohibición. Ésta es nuestra realidad, pese a lo que digan los falsos discursos de “despatriarcalización” y equidad de género vertidos desde el Estado.

Desde la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, tomamos el derecho al aborto como una parte sustancial de nuestro programa de lucha. Exigimos que no sólo se despenalice sino que además se legalice introduciéndolo como parte de la salud pública garantizada por el Estado, acompañada de educación sexual científica, laica y no sexista y la distribución de anticonceptivos, sin intervención de las Iglesias y su moralidad retrógrada: ¡Educación sexual, laica y no sexista para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir! Ello no será posible si no se plantea también como horizonte, una separación efectiva del Estado de la Iglesia, pues pese a que se diga lo contrario, no hemos dejado de ser un país que sostiene las taras más opresivas del catolicismo.

Nada de aquello será una concesión, pues lo obtenido hasta hoy ha sido a punta de organización y lucha; no esperamos nada ni de este Estado ni de este gobierno. Y vamos por más: nos organizamos para luchar por nuestra verdadera emancipación, sabiendo que este problema y las raíces de nuestra opresión en su conjunto, no encontrarán una solución estructural si no es en lucha franca contra sus pilares: el capitalismo y el patriarcado que sostienen la penalización del aborto así como la explotación y los distintos tipos de opresión en que viven millones de seres humanos, privándonos de un sistema de salud gratuito para toda la población, ofreciendo condiciones de precariedad para la maternidad, imponiendo su obligatoriedad a costa de ser úteros para la generación de más mano de obra barata para el sistema. Sabemos que nuestra verdadera emancipación, es una quimera si pensamos cada lucha de manera aislada, y así como luchamos por el derecho al aborto, proponemos como horizonte la organización para librar una lucha estructural.






Temas relacionados

#AbortoLegalEsVida   /   Argentina   /   Bolivia   /   Aborto legal, seguro y gratuito   /   Senadores   /   Mujeres   /   Aborto   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO