Géneros y Sexualidades

#8M: UNA NUTRIDA MOVILIZACIÓN EN LA PAZ

En Bolivia este #8M las mujeres tomamos las calles

Este #8M vimos enormes movilizaciones de mujeres a nivel mundial. América Latina es una de las regiones más dinámicas de este movimiento que empieza a emerger. En Bolivia logramos una nutrida movilización independiente.

Viernes 9 de marzo | 19:01

Este 8 de marzo la ciudad de La Paz-Bolivia se tiñó de una nutrida columna encabezada por mujeres trabajadoras de la construcción (ASOMUC), del Aeropuerto, de la Red de Mujeres Trabajadoras y Sindicalistas, las compañeras trabajadoras del hogar y familiares de mujeres víctimas de feminicidio. También fueron parte de la organización y participaron activamente mujeres indígenas de tierras bajas representantes de las luchas por el TIPNIS, de Tariquia, de la represa de Rositas y el Bala, junto con organizaciones feministas, organizaciones de izquierda y estudiantes. Todas juntas marchamos desde la plaza Mayor de San Francisco, pasando por el Ministerio de Trabajo, la Fiscalía y el Ministerio de Justicia para culminar con un acto político cultural en el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Miles de mujeres y hombres a viva voz expresaron sus demandas de igual salario por igual trabajo. Esta demanda cobró relevancia luego de que Evo Morales despidiera, hace pocos días, a más de 500 trabajadores, en su mayoría mujeres, cuando decretó el cierre de la Empresa de Correos ECOBOL. También se elevaron gritos contra la doble explotación que enfrentan las mujeres sobre quiénes recaen extensas y continuadas jornadas de trabajo fuera y dentro del hogar.

Se escuchó en todas las calles las voces contra la violencia machista cuya impunidad es garantizada por jueces y fiscales. A la cabeza de la movilización, los familiares de víctimas de feminicidio alzaban cánticos que decían “pacos y milicos con permiso del Estado han violado y matado” y “si hay impunidad, hay complicidad” entre otros.

Las mujeres indígenas de tierras bajas también estuvieron al frente de la marcha y repudiaron con fuerza la violación por parte del Estado y las trasnacionales del derecho de los pueblos indígenas sobre su territorio.

La movilización también reivindicó el derecho a la libertad de expresión. Fue parte de la misma la joven artista Rilda Paco quién con su polémico cuadro, ha sido perseguida por autoridades de Oruro como el gobernador Víctor Hugo Vázquez y fue amenazada de violación y muerte por usuarios anónimos en redes sociales, por el solo hecho de expresar en su arte una crítica a la violencia patriarcal e hipocresía presentes en fiestas “devotas” como el Carnaval de esta ciudad. La movilización dijo #YoApoyoARildaPaco.

Al cierre de la jornada, el acto político cultural contó con la importante participación de artistas reconocidos como Pandora MC, la Murga, La Imilla MC y Plika. Pero además de la música, tomaron la palabra representantes de los sectores que encabezaron la marcha. La representante de las trabajadoras de la construcción denunció cómo muchas mujeres se ven obligadas a esconder embarazos para no sufrir despidos ni persecución laboral. La compañera del sindicato del Aeropuerto relató la situación de los trabajadores que ven amenazados sus derechos laborales, también habló la joven periodista Yadira Peláez quien fue víctima de acoso en un canal estatal (BTV). Finalmente los grupos y colectivos que organizaron el evento dieron lectura a sus pronunciamientos.

Este es el segundo año que en Bolivia las movilizaciones son encabezadas por mujeres trabajadoras en lucha. Ellas cotidianamente defienden sus fuentes de empleo, exigen derechos laborales igualitarios y pelean por acceder a empleos dignos. Las demandas por empleo digno que se escuchaban en la marcha expresan la dramática situación de cientos de miles de mujeres que se ven obligadas a trabajar durante extenuantes jornadas en trabajos muy precarios o vendiendo lo que pueden y que no tienen la posibilidad de organizarse. Sin embargo las movilizaciones del 8M empiezan a convertirse en un referente y en un punto de apoyo para la organización. Desde Pan y Rosas, impulsamos con todas nuestras fuerzas el conjunto de las demandas de género y por una ampliación cada vez mayor de los derechos de las mujeres, pero sabemos que esto no es suficiente. Comprendemos que la participación decisiva de las y los trabajadores, de los pueblos indígenas y de los sectores oprimidos y explotados es fundamental para destruir este sistema patriarcal y capitalista. Por ello nuestra lucha cotidiana es por impulsar un gran movimiento de mujeres unida con estos sectores y ganar la fuerza suficiente que nos permita cambiarlo todo.

Te puede interesar: Este #8M marcharán obreras, indígenas, estudiantes, amas de casa y mujeres combativas ¡Súmate a la movilización!






Temas relacionados

#ParoInternacionalDeMujeres   /   Pan y Rosas Bolivia   /   Bolivia   /   8 de Marzo   /   Géneros y Sexualidades   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO