Política Bolivia

CRISIS POLÍTICA

El "macho Camacho" un prominente miembro de la élite empresarial y ferviente religioso

Luego de los cabildos departamentales del 31 de octubre, el ala dura de la oposición de derecha al MAS se consolida en la dirección del movimiento cívico. La figura de Luis Fernando Camacho conocido como el "macho Camacho" emerge con fuerza. Un personaje que habla de que "Dios vuelva al Palacio" y "otorga 48 horas para que Evo Morales renuncie".

Juana Runa

Militante de la LOR-CI y de Pan y Rosas

Domingo 3 de noviembre | 16:00

Este personaje empezó a hacerse popular en el marco de las movilizaciones contra lo que la oposición ha calificado como un “fraude descomunal” que habría otorgado por una mínima diferencia la victoria al binomio oficialista para un cuarto mandato. Luis Fernando Camacho como presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz fue el primero en convocar al paro cívico. Así mismo se jacta de ser quien habría logrado unir las fuerzas de la oposición contra el MAS. En un twitt del 22 de octubre señaló que: "El movimiento cívico a la cabeza de mi persona, logramos unir a las fuerzas políticas de oposición al MAS."

Luis Fernando Camacho es abogado, tiene 40 años y es presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz. Es empresario y accionista del grupo Nacional Vida S.A., del que su familia es dueña.

El Grupo Empresarial de Inversiones Nacional Vida S.A. del que Camacho es accionista, como se lee en su sitio web, mantiene inversiones de forma directa o indirecta en diferentes compañías: Nacional Seguros Vida y Salud; Nacional Seguros Patrimoniales y Fianzas; Conecta; Tecorp; Xperience; Fenix Seguros; y del proyecto de Clínica Metropolitana de las Américas. Según la revista digital “La Resistencia Bolivia” (afín al oficialismo), para dar cuenta del nivel aproximado de patrimonio de este grupo empresarial, difundió información de que Camacho padre compró la empresa paraguaya Fénix de Seguros y Reaseguros por 3,7 millones de dólares para expandir sus negocios y llegar a países como Paraguay, Chile y Argentina. Según la misma fuente, Camacho padre “era el dueño de la empresa que tuvo el monopolio de la distribución de gas en Santa Cruz, SERGAS, y ciudades próximas como Montero y Warnes por 20 años, desde 1989 hasta el 2009. Concesión otorgada en los procesos de capitalización y privatización por los gobiernos neoliberales”.

Hace unos meses, el 31 de julio se conoció una denuncia contra Luis Fernando Camacho por estar vinculado al caso de los “Panama papers”. Esta información fue vertida por el diario opositor al oficialismo, Página Siete, dando cuenta del Informe de Conclusiones de la Comisión Especial de Investigación de los "Papeles de Panamá" que vincula a Luis Fernando Camacho como intermediario, a partir de la creación de tres sociedades (Medis Overseas Corp., Navi International Holding y Positive Real Estates) para “coadyuvar a personas y empresas a esconder sus fortunas en entidades offshore, lavar dinero y establecer esquemas de evasión de impuestos". Esta información también destacó que el señalado informe fue entregado por la Asamblea Legislativa, donde participaron la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra y el ministro de Comunicación, Manuel Canelas. Este último fue miembro de la comisión encargada de revisar el caso “Panama Papers” cuando era diputado.

Así también se ha difundido en redes sociales información de que Camacho tendría millonarias deudas por impuestos al Estado relacionadas a sus empresas. Como respuesta a estas denuncias, Camacho en una entrevista publicada por Infobae dijo que su involucramiento en Panamá Papers es porque es el gobierno el que le debe varios millones de dólares.

Entre todas estas versiones lo cierto es que Luis Fernando Camacho, es un individuo que tiene importantes negocios y es parte del riñón empresarial del país. Esto se observa en sus convocatorias a los cabildos llamando a los empresarios, a la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO) y a la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) a que lo respalden.

El “macho Camacho”

Este personaje reconocido como un “macho” sería calificado así porque para muchos de sus adeptos tiene “coraje”.

En recientes declaraciones señaló que para garantizar el paro cívico “Tenemos que hacer, salvando las diferencias, y sacar la agenda como lo hacía Pablo Escobar, pero solo para anotar los nombres de los traicioneros de este pueblo porque queremos que el día de mañana vayan presos, pero no por rencor y odio, sino por justicia”. De esta manera, el “demócrata” Camacho recurre a las mismas técnicas de amedrentamiento y persecución política que dice combatir. En consonancia con esta política se pudo ver en la ciudad de Santa Cruz, a través de un video difundido en redes, cómo se obligó a una mujer a pedir perdón de rodillas por haber manifestado su rechazo al paro cívico. Así como el despliegue de manifestaciones racistas contra collas e indios.

Camacho además de ser un prominente miembro de la élite empresarial cruceña resulta ser un fanático religioso que alienta la oración y proclama su fe en Dios en cada punto de bloqueo y oportunidad que tiene. Esto le ha permitido alinear detrás de sí a todas las fuerzas clericales y anti derechos como las que se expresaron durante la campaña electoral que buscaban criminalizar la homosexualidad así como continuar penalizando el derecho al aborto.

Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana y diversos integrantes del movimiento opositor, han empezado a sentirse incómodos con la dirección de Camacho en el que ven un peligroso rumbo “extremista” en este escenario de crisis. No nos olvidemos que una semana atrás Camacho junto con Carlos Mesa, entre otros políticos y referentes de la oposición de derecha, crearon la "Coordinadora de Defensa de la Democracia". Esto duró apenas unos días ya que casi inmediatamente, los comités cívicos se desenmarcaron radicalizando sus medidas y resolviendo que "liderarían todos los movimientos en el país por decisión de los cabildos" y condicionando a que "si Mesa, los partidos o sus representantes quieren adherirse deben hacerlo como ciudadanos, ya que el movimiento nacional es cívico-ciudadano".

Un ejemplo de esta radicalidad lo vimos en el encuentro cívico nacional realizado ayer en Santa Cruz, a los pies del Cristo Redentor, donde Camacho otorgó un plazo de 48 horas para que Evo Morales renuncie y se vaya.

Ya son 12 días de paro cívico y de movilizaciones a nivel nacional. A la fecha los enfrentamientos cobraron la vida de dos personas. Tanto el oficialismo como la oposición desde el primer momento se responsabilizan mutuamente por incitar a la violencia. Así también se responsabilizan de incitar al racismo. Vuelven a emerger los problema de una Bolivia profundamente racializada y que toda la demagogia pluri multi desplegada desde el Estado por el MAS y con algunas reformas formales, no han podido erradicar sino que las mismas se encontraban latentes como lo muestra su florecimiento en la crisis actual.






Temas relacionados

Comité Cívico pro Santa Cruz   /   Luis Fernando Camacho   /   Comunidad Ciudadana   /   Carlos Mesa   /   Cabildo    /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   MAS Boliviano   /   Evo Morales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO