Política Bolivia

BOLIVIA: ELECCIONES 2020

El MAS de Evo Morales inició campaña electoral con sus principales candidatos observados

Este fin de semana el binomio presidencial del MAS inició su campaña electoral. Con importantes concentraciones en El Alto y Cochabamba, Arce Catacora y Choquehuanca fueron proclamados como binomio. Mientras tanto el TSE observó las principales candidaturas de este partido. Evo Morales tiene 3 días para subsanar las observaciones y evitar ser proscrito.

Juana Runa

Militante de la LOR-CI y de Pan y Rosas

Lunes 10 de febrero | 11:18

Foto: Deutsche Welle

Hace unos días Evo Morales difundió unas palabras en las que llamó a un “gran acuerdo nacional” para garantizar la paz rumbo a las elecciones generales programadas para el 3 de mayo. Para este fin propuso un decálogo de medidas que permitan avanzar en el “reencuentro entre bolivianas y bolivianos para cerrar todas las heridas”. Uno de los puntos que quizás más interesa al MAS tiene que ver con su pedido de “garantizar que todos los partidos políticos puedan hacer, libremente, la campaña a lo largo y ancho de todo el territorio nacional”. Sin embargo, y como era previsible, luego de la inscripción de las listas de candidatos de todos los partidos que van a las elecciones, y que le costó al MAS el encarcelamiento de la apoderada legal de Evo Morales, Patricia Hermosa, para lograr que éste figure como candidato a primer senador por Cochabamba, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ayer observó las principales candidaturas de este partido, es decir, a Evo Morales y el presidenciable Luis Arce Catacora (un neoliberal light y ex ministro de Economía durante casi toda la gestión de Gobierno del MAS).

Este domingo el TSE publicó la lista de candidatos observados. Uno de los requisitos que inhabilitaría a los candidatos tiene que ver con el requisito 9 del artículo 4. II del Reglamento para la Inscripción y Registro de Candidaturas a Elecciones Generales 2020, aprobado el 23 de enero que establece la obligatoriedad de demostrar ante Notario de Fe Pública: a) no estar comprendida en los casos de prohibición de inegabilidad e incompatibilidad establecidos en la CPE; b) de autenticidad de la Libreta de Servicio Militar; c) de conocimiento de dos idiomas oficiales, especificando cuáles; d) cumplimiento con el requisito inherente a la residencia permanente. Sobre este último punto, el reglamento especifica que los candidatos “(… ) a la Presidencia o Vicepresidencia del Estado (requieren) haber residido de forma permanente en el país al menos cinco años inmediatamente anteriores a la elección. En el caso de las demás candidaturas, se requiere (…) haber residido de forma permanente en el país, al menos dos años inmediatamente anteriores a la elección en la circunscripción correspondiente”. De esta manera, ni Evo Morales y tampoco Luis Arce Catacora podrían ser candidatos ya que ambos salieron del país una vez consumado el golpe de Estado en noviembre de 2019. El TSE otorgó un plazo de 3 días para subsanar las observaciones.

Como hemos venido señalando, en este escenario, la derecha busca condicionar cada vez más incluso hasta las candidaturas del MAS, alertando con el riesgo de impugnar nada menos que a su candidato a presidente.

Esto pone en evidencia que la estrategia de colaboración del MAS con los golpistas solo ha permitido un fortalecimiento de la derecha política y una dependencia determinante cada vez mayor del MAS con respecto a la voluntad del nuevo régimen de Áñez.

Leé también Acuerdo del MAS con golpistas: "Roma no paga traidores"

Los 2/3 del MAS en el Parlamento durante estos últimos 3 meses de gestión del autodenominado “gobierno de transición” se han transformado en los 2/3 de Áñez, revelando de esta manera la profunda división clasista que existe al interior de los pueblos indígena originario-campesinos y que se expresa al interior del MAS en la disposición colaboracionista de las capas altas de este partido con las tradicionales clases dominantes blanco mestizas.

Mientras Evo Morales propone acuerdos para la pacificación del país, la derecha golpista le responde con una mayor dosis de proscripción. Mientras desde arriba todos hablan de “paz” social, mantienen en las cárceles del Estado a cientos de vecinos, trabajadores y campesinos detenidos luego del 11 de noviembre, así como el asedio de las “pititas [1] en la residencia mexicana, el despliegue de los grupos fascistas de la Resistencia Juvenil Cochala y la Unión Juvenil Cruceñista que han crecido a nivel nacional, junto con detenciones y la investigación de medio millar de ex funcionarios del MAS.

El MAS habla de conquistar la democracia en las urnas mientras la derecha se prepara a un nuevo encuentro el próximo 3 de abril para evaluar la situación previa a los comicios del 3 de mayo lo que significa que no se descartan nuevas novedades en tanto el objetivo sea no permitir que “el tirano vuelva a gobernar el país”.

El escenario está abierto. La derecha buscará condicionar cada vez más al MAS e intentará proscribir a Evo Morales. El MAS no solo ha contribuido a "legalizar" el golpe de Estado dotándole de un barniz democrático negociando con los golpisas con sus 2/3 en el parlamento sino que se somete a las reglas electorales de los golpistas y permite que sigan encarcelando y persiguiendo a sus militantes y ex funcionarios.

En medio de todo esto, lo que es indudable es que en el país se ha profundizado un giro reaccionario. Vamos rumbo a una elecciones militarizadas y donde más allá del resultado electoral, sin duda la derecha golpista buscará conservar el control del Estado e imponer un programa abiertamente neoliberal.

También puedes ver Evo Morales candidato a senador, elecciones militarizadas y la derecha dividida

Nota:
[1] El movimiento de las pititas está conformado por las clases medias acomodadas y es la base social que "legitimó" el golpe de Estado.






Temas relacionados

Elecciones 2020 Bolivia   /   Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Política Bolivia   /   Bolivia   /   Tribunal Supremo Electoral   /   Evo Morales   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO