Internacional

ENCUENTRO TRUMP-PUTIN

Duras críticas internas a Trump por desestimar las investigaciones de la CIA y el FBI

Las posturas de Trump ante Putin en la cumbre de Helsinki generaron fuerte reacción en Estados Unidos. El director de la CIA y el jefe de la bancada republicana entre los críticos.

Martes 17 de julio de 2018 | 09:50

La actitud de Trump en la histórica cumbre con el presidente Putin, la primera entre ambos mandatarios, desató una ola de críticas al interior de los Estados Unidos.

En conferencia de prensa conjunta con su par ruso, y refiriéndose a las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, el magnate norteamericano aseguró que "Me han dicho (las agencias de inteligencia) que creen que fue Rusia. Yo no veo ninguna razón por la que podría serlo (...) y el presidente Putin fue extremadamente fuerte y poderoso en su negativa de eso hoy".

Horas más tarde intentó arreglar el asunto señalando que tiene “una gran confianza” en los servicios de inteligencia estadounidenses. Pero desautorizar a la CIA y el FBI en favor del gobierno ruso no es algo de lo que se pueda volver fácilmente. El director de la CIA, Daniel R. Coats, ratificó que “Hemos sido claros en nuestras valoraciones de la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y sus intentos generalizados de socavar nuestra democracia”.

Las críticas le llegaron incluso de su propio partido. El presidente de la Cámara de Representantes y uno de los líderes del Partido Republicano, Paul Ryan, consideró que “no hay duda de que Rusia interfirió en las elecciones de 2016” y agregó que "el presidente debería darse cuenta que Rusia no es nuestro aliado. (...) No hay una equivalencia moral entre Estados Unidos y Rusia, que sigue siendo hostil a nuestros valores básicos e ideales".

El también republicano y senador por Arizona, John McCain, calificó la actuación de Trump como una “de las más vergonzosas en la historia por parte de un presidente de EE UU. El daño infligido por el egoísmo e ingenuidad de los autócratas de Trump es difícil de calcular. Pero está claro que la cumbre de Helsinki ha sido un trágico error”, dijo.

En el Partido Demócrata aprovecharon rápidamente. Su líder en el Senado, Chuck Schumer, expresó en Twitter que "En toda la historia de nuestro país, nunca los estadounidenses vieron a su presidente apoyar a un adversario de Estados Unidos como @realDonaldTrump ha apoyado al presidente Putin".

Otros referentes, que hoy no tienen responsabilidad institucional directa y pueden despacharse con menos diplomacia, directamente acusaron a Trump de “traición”. Es el caso del ex director de la CIA (2013 y 2017) John Brennan, que twiteó: “La actuación de Donald Trump en la rueda de prensa de Helsinki excede los delitos graves y faltas. No ha sido menos que traición.”

Por su parte, los grandes medios no ahorraron tinta, como The New York Times que acusó al mandatario de ponerse del lado de Putin y hasta de ser su “lacayo”, o columnistas del Washington Post que lo criticaron por “pactar con Rusia abiertamente” o de ser un “fan” de Putin.

Para peor, las críticas internas no se limitan a las declaraciones sobre el supuesto espionaje ruso durante la campaña electoral 2016. La posición rusa en la guerra en Siria o la anexión de Crimea a Rusia en 2014, fueron otros de los temas en los que acusaron a Trump de ser débil frente a Putin.

Habrá que ver las repercusiones en los próximos días, pero Trump podría estar cambiando un mejoramiento de las relaciones con Rusia por un todavía mayor debilitamiento interno.






Temas relacionados

Rusiagate   /   Donald Trump   /   Rusia   /   Vladímir Putin   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO