Géneros y Sexualidades

AAT: ALTERNATIVA ANTICAPITALISTA DE LOS TRABAJADORES

Desde el feminismo socialista, por una alternativa política para las y los trabajadores, las mujeres y la juventud

Las mujeres que conformamos la Liga Obrera Revolucionaria, y que pusimos en pié junto a más compañeras independientes la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, necesitamos una herramienta que nos permita combatir y desplegar nuestras reivindicaciones en todos los terrenos, donde seamos sujetas activas y constructoras, y no elementos pasivos utilizados para llenar cuotas de género y después votar leyes que refuerzan este sistema (como lo son las ‘representantes’ del MAS y la oposición).

Viernes 18 de mayo | 09:25

En los últimos años hemos visto el despertar de millones de mujeres en todo el mundo, producto de la necesidad de interpelar a un sistema sustentado por la desigualdad económica y social, que nos hace objeto acentuado de su brutal degradación, ante lo que han surgido importantes movilizaciones globales como #NiUnaMenos o el #ParoInternacionalDeMujeres.

En el país, comenzó a surgir un movimiento de mujeres compuesto por diversas corrientes y tendencias, incluso antagónicas entre ellas, y si bien hay una identificación común antipatriarcal, buscando elevar acuerdos mínimos, existen muchas y diversas expresiones de las que también son parte aquellas que no se plantean dar una pelea real contra este sistema encarnado en el Estado. Para una parte de este tipo de feminismo, en última instancia, todo se reduce a buscar pequeñas "concesiones" por parte del Estado; o al mismo tiempo, otra variante de reformismo se construye bajo el argumento de que es posible, en el marco de este sistema, “proclamar” nuestra "autonomía y libertad" sobre nuestros cuerpos y vidas, una quimera por decir poco que plantea la superación del patriarcado casi como un problema de voluntad individual y carente de todo estrategia real para destruirlo.

Mientras tanto, las mujeres continuamos viviendo, bajo estos "avances parciales" o con declaraciones abstractas de autonomía, situaciones terribles de violencia impuestas por la fuerza de una realidad que supera papeles y los demagógicos discursos gubernamentales. En el país se ejecuta un feminicidio cada tres días y más de 480 mujeres mueren cada año por la penalización del aborto. Pese a la aprobación de la Ley 348, esta no solo no cuenta con presupuesto suficiente, sino que además se topa con problemas inherentes al funcionamiento de un aparato judicial al servicio de quienes pueden pagar sus elevados y corruptos costos. La justicia tiene precio y las mujeres en indefensión, los y las más pobres, no pueden comprarla. Las mujeres trabajadoras han visto incrementarse la brecha salarial, en más de una década del gobierno del MAS y con falsas promesas de cambio, perciben un 47% menos que sus pares varones por igual trabajo realizado (datos del 2015); además, el 88% de las asalariadas nos encontramos en condiciones de precariedad y desprotección social. Pero eso no es todo, con problemas como la invasión de territorios indígenas en favor de proyectos pro transnacionales, se afecta con mayor dureza a aquellas quienes cargan sobre sus espaldas con la economía de los hogares, trabajo doméstico no remunerado y las secuelas de los impactos socio-ambientales diferenciados.

Todo ello es una pequeña expresión de cómo capitalismo y patriarcado, tienen un matrimonio conveniente que hace de las mujeres las más explotadas entre el conjunto de los explotados; las más golpeadas por las distintas opresiones. Pero no somos víctimas pasivas y tampoco podemos conformarnos con las tibias reformas, que ya sobradamente han expuesto su insuficiencia para librar una lucha estructural.

Las mujeres que conformamos la Liga Obrera Revolucionaria, y que pusimos en pié junto a más compañeras independientes la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, peleamos, por tanto, en todos los terrenos y queremos acabar de raíz con toda forma de explotación y con todas las opresiones, pero para ello no podemos esperar favores del Estado del que nada jamás hemos obtenido sino fue a punta de ardua lucha. Sabemos que nuestro horizonte por la emancipación es una lucha política, aunque la élite que nos gobierna y gobernó durante años haya pretendido cargar sobre esta palabra estigma y miedo. En esa medida, así como venimos formando parte de esta pelea por continuar fortaleciendo un movimiento de mujeres combativo e independiente del gobierno del MAS y todos los partidos de la burguesía; así como actuamos en el terreno sindical y universitario, del mismo modo consideramos importante, en el contexto nacional actual, dar una pelea sin tapujos en el terreno en que los partidos de todas la variantes de derecha (MAS, PDC, SOL.BO, UD, etc.) van camino a disputar con exclusividad: las elecciones del año 2019.

Conocemos que algunas organizaciones de mujeres dicen rechazar la posibilidad de dar esta lucha en el terreno electoral burgués, sin embargo, luego están con el portafolio bajo el brazo en los pasillos de la asamblea legislativa, mendigando que alguien tome un proyecto para conseguir alguna aprobación de propuesta o “avance parcial” (un artículo en una ley, un proyecto de ley, una reglamentación, un fondo para algo), tal es el caso de diversas ONG y hasta de la propia organización Mujeres Creando, pese a que asuma para afuera una postura "radical" (y que, sin embargo, no dudó en presentar postulación para el cargo institucional de la Defensoría del Pueblo). Por otro lado, desde el feminismo autonomista, se defiende dejar este espacio a merced de los partidos burgueses, capitulando en la posibilidad de desenmascararlos y casi como si se pudiese "ignorar" lo que de ahí se despliega contra el pueblo, mientras se cierra los ojos y se autoafirma en determinadas parcelas de combate "soy libertario".

Desde la LOR-CI, tanto compañeras como compañeros, concebimos este espacio como uno más de lucha pues no partimos por creer, de ninguna forma, que lo electoral y parlamentario es lo decisivo; apostamos por la organización constante y cotidiana desde y junto a la clase obrera, las explotadas, explotados y oprimidos, que interpele esta "democracia" vigente para legitimar las grandes ganancias a los empresarios a costas del trabajo de millones, o que permite del mismo modo todos los tipos de violencia patriarcal. Sin embargo, creemos a su vez que es importante no dejar este espacio libre de lucha política, construyendo con esfuerzos colectivos una alternativa con independencia que pueda desenmascarar y enfrentar también en el parlamento, toda demagogia e impostura contra la clase trabajadora, los pueblos indígenas, las mujeres, las diversidades sexuales y la juventud. Necesitamos una herramienta que nos permita combatir y desplegar nuestras reivindicaciones en todos los terrenos, de la cual las mujeres seamos sujetas activas y constructoras, y no elementos pasivos utilizados para llenar cuotas de género y después votar leyes que refuerzan este sistema (como lo son las ‘representantes’ del MAS y la oposición). Queremos impulsar una herramienta en la que podamos también cuestionar, por ejemplo, posiciones como las tan enraizadas en algunas organizaciones de la propia izquierda, de naturalización del machismo y de desprecio por las demandas antipatriarcales situándolas como de último orden; una herramienta que usemos como una palestra más de guerra contra la explotación y opresión.

Por todo ello, también desde el feminismo socialista, vamos a pelear por parar la Alternativa Anticapitalista de las y los Trabajadores (AAT), soldando nuestra lucha con compañeras y compañeros de diversos sectores para enfrentar al gobierno del MAS, los partidos de la vieja derecha y la élite político-económica que garantiza la continuidad de este sistema al que buscamos sepultar de raíz.

Te puede interesar: Alternativa Anticapitalista de los Trabajadores AAT.¿Por qué desde la LOR-CI impulsamos esta agrupación ciudadana?

También te invitamos a ver: Elementos programáticos básicos de la Alternativa Anticapitalista de los Trabajadores (AAT)






Temas relacionados

Alternativa Anticapitalista de los Trabajadores   /   AAT   /   Elecciones 2019   /   feminismo socialista   /   Pan y Rosas Bolivia   /   Movimiento de mujeres   /   Bolivia   /   Mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO