Sociedad

ANTE LOS ATAQUES DE RACISTAS POR LA EMISIÓN DEL NUEVO BILLETE DE BS.50

Como hace poco más de un siglo decimos: ¡viva Willka!

La puesta en circulación de un nuevo billete de bs 50 que contiene la imagen del líder aymara Pablo Zárate Willka ha provocado que el diputado Poppe y otros semifascistas y racistas emitan declaraciones violentas contra esta medida del Gobierno.

Javo Ferreira

Bolivia

Viernes 19 de octubre

La puesta en circulación de un billete con la imagen del legendario líder aymara Zarate Willka, quien combatió primero en los ejércitos del General Manuel Pando, con el grado de Coronel, durante la guerra federal para luego tomar distancia del mismo y dirigir el gran levantamiento aymara de 1899 ha despertado el rechazo y la violencia verbal y escrita no sólo del diputado de ultra derecha, Poppe, de Chuquisaca sino también de la rancia oligarquía boliviana y personeros de la casta blanco-mestiza que no pueden disimular el profundo racismo que ha incubado en estas tierras desde la colonia y la república.

El primero en reaccionar fue Poppe quien afirmó que es como dar tributo a un “criminal”. Fue seguido por el diputado de Unidad Demócrata, Óscar Urquizo, quien desde un ángulo ideológico diferente pero tan racista como el anterior comparó a Willka con nada menos que Hitler. Las redes sociales se vieron inundadas de declaraciones y publicaciones con contenidos brutales contra el movimiento indígena y contra Willka en particular.

Como se conoce, Willka quien formó parte del ejército federal de Pando contra Alonso y los ejércitos unitarios que partieron de Sucre en la llamada Guerra Federal, terminó acaudillando un poderoso movimiento insurreccional que tomó distancia tanto de Pando como de Alonso. El levantamiento empezó con la ejecución de una veintena de solados del ejército de Alonso que se refugiaron en la iglesia de Ayo Ayo, y que en su intento de calmar los caldeados ánimos del movimiento indígena al gritar ¡viva Pando!, fueron respondidos por el masivo grito de ¡viva Willka!

Conocidas las noticias del levantamiento aymara, los ejércitos de Alonso y Pando enfrentados la víspera se unieron para reprimir y masacrar al movimiento indígena acaudillado por el Temible Willka, quien junto a su estado mayor serán condenados a muerte en el Proceso Mohoza, poniendo en evidencia que tanto las élites burguesas vinculadas a la producción del estaño (federales) y a la minería de la plata concentrada en Chuquisaca, tenían más terror al movimiento indígena movilizado que a las consecuencias de una disputa interburguesa. La prueba de ello es que se llegó a la solución de compromiso donde la capitalía era retenida por la burguesía chuquisaqueña y la sede de gobierno se quedaba en La Paz, manteniendo el carácter unitario del Estado.

Hoy cuando el MAS solo puede ofrecer concesiones de carácter simbólico y meramente formal a los pueblos indígenas y a los trabajadores, las clases dominantes no pueden tolerar ni siquiera estos tímidos actos simbólicos desde el Gobierno. Rechazamos todas estas manifestaciones racistas y xenofóbicas contra la amplia mayoría del país cuyas raíces tienen un alto componente de los pueblos originarios, y de la misma forma que los levantiscos aymaras contestaron en Ayo Ayo hace un poco más de un siglo, hoy decimos con ellos ¡viva Willka!






Temas relacionados

Pablo Zárate Willka   /   Bolivia   /   Racismo   /   Evo Morales   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO