Política Bolivia

BOLIVIA: ELECCIONES 2020

Acto de Evo en Argentina evidencia tensiones y divisiones en el MAS

En un encuentro con poca gente, presiones externas y fracturas internas, Evo Morales terminó posponiendo el anuncio del nuevo binomio presidencial para el 19 de enero de 2020.

Juana Runa

Militante de la LOR-CI y de Pan y Rosas

Martes 31 de diciembre de 2019 | 16:00

Foto: Evo Morales en Argentina (@evoespueblo)

El encuentro finalmente se llevó a cabo en el Hotel Bauen de Buenos Aires, a puertas cerradas y con poca gente. En una nota de La Nación se informaba que esperaban las primeras conclusiones en horas de la mañana y sin embargo fue hasta las 18:30 que se conocieron algunos resultados donde el dato que más destacó fue el anuncio por parte de Evo Morales de que será el 19 de enero cuando el MAS finalmente dé a conocer a sus candidatos para los comicios del 2020. Sin embargo y pese al disminuido encuentro, Morales volvió a señalar que a pesar de no tener definidos candidatos siguen siendo la fuerza política con más intensión de voto en las encuestas.

Hay un elemento que suma a lo disminuido que terminó siendo el acto convocado por Evo Morales en Argentina, donde esperaba o se anunciaba, la presencia de al menos 1000 dirigentes, delegados, asambleístas y representantes del MAS-IPSP de los nueve departamentos de Bolivia. Esto tiene que ver con el hecho de que en vísperas de dicho encuentro celebrado el domingo 29 de diciembre, una delegación enviada desde EE.UU a Argentina se reunió con el Gobierno de Alberto Fernández para pedirle que consideren que Evo Morales no debe “abusar de su condición de refugiado político”.

Sin embargo lo que más se puso en evidencia son las tensiones internas y crisis por la que atraviesa el propio MAS. Así, vísperas al encuentro diversos sectores decidieron no participar.

La Federación Departamental Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca, a través de Román Barrón, expresó que el “Pacto de Unidad no participaría de la reunión en Argentina, mientras no se defina orgánicamente el binomio en un ampliado nacional”. En el mismo tono, el portal de noticias Infobae difundió una declaración de Eva Copa, actual presidenta de la cámara de senadores, argumentando su decisión de no participar del encuentro: “Yo no voy a ir a Buenos Aires porque yo sí soy orgánica, son mis bases las que han definido que no asistamos. La gente que está allá con el hermano Evo es gente que ha hecho daño al MAS. Por decisiones erróneas de esta gente hemos terminado de esta manera. Ellos han definido no ir porque los candidatos se van a elegir en Bolivia, desde nuestras bases, en consenso”.

Otras voces, como la del actual presidente de la cámara de diputados, Sergio Choque, señaló que varias organizaciones sociales decidieron no enviar a sus representantes al encuentro porque “lastimosamente (Evo Morales, NdR) sigue rodeado de exautoridades que han hecho mucho daño al Movimiento Al Socialismo". De la misma manera, la Federación Tupac Katari de las 20 provincias del Departamento de La Paz, quienes realizaron un encuentro el 28 de diciembre a un día del acto de Evo Morales en Argentina, consideraron que no era oportuna la reunión en Buenos Aires y reafirmaron su compromiso para llevar de candidato al ex canciller, David Choquehuanca; candidatura que calificaron como “innegociable”.

De conjunto, los diversos sectores críticos a Evo Morales dentro del MAS se han venido expresando y descalificando al entorno del ex presidente como camarillas, roscas o “blancoides” y que serían los responsables de la actual crisis que atraviesa su partido.

Con la salida de Evo Morales del país, no solo que el férreo control del Estado y del partido se han perdido, sino que han aflorado individuos y corrientes que desean aprovechar el enorme peso electoral que aún conserva el MAS en función de sus propios intereses y proyectos políticos. Sin embargo, para hacerlo, no solo que necesitan tomar distancia de Evo Morales, sino que no están dudando en aproximarse y enviar señales de voluntad colaborativa con los personeros y el régimen golpista. Una expresión de esto lo refleja muy bien la joven alteña Eva Copa que además de haber posado abrazada al ministro de Gobierno Arturo Murillo, responsable de la brutal violencia militar y policial que dejó más de 30 asesinados en el país, no tiene reparos en reconocer a Jeanine Áñez como “presidenta de transición”. Otra muestra de la proximidad de los parlamentarios del MAS con el gobierno de Áñez y el régimen golpista la tenemos en las declaraciones del diputado Tito Veizaga, quien luego de la crisis diplomática con México y el Estado Español, solicitó a los refugiados en la embajada mexicana en Bolivia que “Deberían dar la cara a la justicia, porque tarde o tempano igual van a tener que dar la cara”.

Leé también Crisis diplomática del Gobierno golpista de Bolivia con México y el Estado español

En este escenario sin embargo parece que no todo es negativo para el MAS ya que en las últimas horas el Tribunal Supremo Electoral (TSE) desestimó, por el momento, los pedidos de proscripción de la sigla de este partido para las próximas elecciones. Esto puede ser interpretado como una creciente confianza por parte del llamado “gobierno de transición” en que la crisis en la que se encuentra el partido de Evo Morales le permita a la derecha golpista ganar las elecciones sin contratiempos, cuestión que habrá que ir precisando en los próximos meses de campaña.






Temas relacionados

Eva Copa   /   Elecciones 2020 Bolivia   /   Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Elecciones 2019 Bolivia   /   Política Bolivia   /   Argentina   /   Bolivia   /   Evo Morales   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO